Leyes Paraguayas

ESTABLECE EL CODIGO ELECTORAL PARAGUAYO

Archivos adjuntos

Descargar Archivo: Ley N¬į 834 (5.97 MB)

Descripción

Ley N¬į 834 | Establece el C√≥digo Electoral Paraguayo


LEY N¬į 834
QUE ESTABLECE EL CODIGO ELECTORAL PARAGUAYO
LIBRO I
PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
CAPITULO I
EL DERECHO DEL SUFRAGIO
Art√≠culo 1¬ļ.- El sufragio es un derecho, deber y funci√≥n p√ļblica que habilita al elector a participar en la constituci√≥n de las autoridades electivas y en los referendos, por intermedio de los partidos, movimientos pol√≠ticos o alianzas, de conformidad con la ley.
Art√≠culo 2¬ļ.- Son electores los ciudadanos paraguayos radicados en el territorio nacional y los extranjeros con radicaci√≥n definitiva que hayan cumplido diez y ocho a√Īos de edad, que re√ļnan los requisitos exigidos por la ley y que est√©n inscriptos en el Registro C√≠vico Permanente.
Art√≠culo 3¬ļ.- Nadie podr√° impedir, coartar o perturbar el ejercicio del sufragio. Las autoridades est√°n obligadas a garantizar la libertad y transparencia del sufragio y facilitar su ejercicio. Los infractores ser√°n sancionados de conformidad con la ley.
Art√≠culo 4¬ļ.- El voto es universal, libre, directo, igual, secreto, personal e intransferible. En caso de duda en la interpretaci√≥n de este C√≥digo se estar√° siempre a lo que sea favorable a la validez del voto, a la vigencia del r√©gimen democr√°tico representativo, participativo y pluralista en el que est√° inspirado y a asegurar la expresi√≥n de la aut√©ntica voluntad popular. El ejercicio del sufragio constituye una obligaci√≥n para todos los ciudadanos habilitados, cuyo incumplimiento ser√° sancionado conforme lo establece el art√≠culo 332 de este C√≥digo.
CAPITULO II
NORMAS ELECTORALES
Art√≠culo 5¬ļ.- La imparcialidad de todos los organismos del Estado es la norma de conducta a la cual deben ce√Īirse rigurosamente todas las personas encargadas de cumplir cualquier funci√≥n dentro de los organismos electorales.
Art√≠culo 6¬ļ.- El secreto del voto es el fundamento que garantiza el derecho de cada ciudadano a votar libremente sin revelar sus preferencias. La publicidad del escrutinio garantiza la transparencia del proceso.
Art√≠culo 7¬ļ.- Las causales de inhabilidad e incompatibilidad son de interpretaci√≥n restringida. Todo ciudadano puede elegir y ser elegido, mientras la ley no limite expresamente ese derecho.
LIBRO II
PARTIDOS Y MOVIMIENTOS POLITICOS
TITULO PRELIMINAR
DECLARACIONES FUNDAMENTALES
Art√≠culo 8¬ļ.- La fundaci√≥n, organizaci√≥n, funcionamiento y extinci√≥n de los partidos o movimientos pol√≠ticos existentes o por constituirse se regir√°n por las disposiciones de este C√≥digo.
Todos los paraguayos, desde los diez y ocho a√Īos de edad, en ejercicio del sufragio, tienen garantizado el derecho de asociarse en partidos o movimientos pol√≠ticos.
Art√≠culo 9¬ļ.- Se garantiza a los partidos y movimientos pol√≠ticos el derecho a su existencia, inscripci√≥n, gobierno propio y libre funcionamiento conforme con las disposiciones de este C√≥digo.
Art√≠culo 10.- Los partidos y movimientos pol√≠ticos son personas jur√≠dicas de derecho p√ļblico interno. Tienen la finalidad de asegurar, en el inter√©s del r√©gimen democr√°tico, la autenticidad del sistema representativo y la defensa de los derechos humanos.
Artículo 11.- Los partidos y movimientos políticos adquieren su personería jurídica desde su reconocimiento por la Justicia Electoral.
A los efectos de la administraci√≥n y disposici√≥n de su patrimonio, gozan de las prerrogativas propias de las personas de derecho privado, en los t√©rminos de los Cap√≠tulos II y III del T√≠tulo II del Libro I del C√≥digo Civil.
Art√≠culo 12.- Los partidos y movimientos pol√≠ticos est√°n subordinados a la Constituci√≥n y a las leyes. Deben acatar las manifestaciones de la soberan√≠a popular, defender los derechos humanos, respetar y hacer respetar el r√©gimen democr√°tico y el car√°cter no deliberante de la Fuerza P√ļblica. No podr√°n constituir organizaciones paramilitares ni parapoliciales. Son los instrumentos a trav√©s de los cuales se orienta y se integra la voluntad pol√≠tica de la Naci√≥n, sin excluir manifestaciones independientes.
Art√≠culo 13.- No se admitir√° la formaci√≥n ni la existencia de ning√ļn partido o movimiento pol√≠tico que auspicie el empleo de la violencia para modificar el orden jur√≠dico de la Rep√ļblica o la toma del poder.
Art√≠culo 14.- Todos los partidos y movimientos pol√≠ticos son iguales ante la ley. Queda garantizado el pluralismo ideol√≥gico y el pluripartidismo en la formaci√≥n de la voluntad pol√≠tica de la Rep√ļblica. No se admitir√°n partidos ni movimientos pol√≠ticos que subordinen su acci√≥n pol√≠tica a directivas o instrucciones de organizaciones nacionales o del exterior, que impidan o limiten la capacidad de autorregulaci√≥n o autonom√≠a de los mismos.
Art√≠culo 15.-  Se garantiza la libre difusi√≥n de las ideas. Los ciudadanos podr√°n participar sin restricci√≥n alguna, tanto en el pa√≠s como en el extranjero de actividades de capacitaci√≥n pol√≠tico-doctrinaria.
Art√≠culo 16.- Los partidos pol√≠ticos se organizar√°n a nivel nacional, no siendo permitida la formaci√≥n de partidos pol√≠ticos regionales. No obstante, podr√°n formarse transitoriamente movimientos pol√≠ticos regionales para la presentaci√≥n de candidaturas a Gobernadores, Juntas Departamentales, Intendentes y Juntas Municipales.
TITULO I
DE LA CONSTITUCION DE LOS PARTIDOS Y MOVIMIENTOS POLITICOS
CAPITULO I
TAREAS PREPARATORIAS
Art√≠culo 17.- Para constituir un partido pol√≠tico, y en car√°cter de tarea preparatoria, sus propiciadores, en n√ļmero no menor de cien ciudadanos, proceder√°n a extender una escritura p√ļblica que contendr√° las siguientes menciones:
a) nombre y apellido, domicilio, n√ļmero de c√©dula de identidad, n√ļmero de inscripci√≥n en el Registro C√≠vico Permanente y firma de los comparecientes; 
b) declaración de constituir un partido político en formación;
c) denominaci√≥n, bases ideol√≥gicas y program√°ticas de car√°cter democr√°tico que individualicen al partido pol√≠tico cuya constituci√≥n se proyecta; y,
d) estatuto provisorio, la constituci√≥n de las autoridades provisionales, el domicilio del partido pol√≠tico en formaci√≥n y la designaci√≥n de sus apoderados.
Art√≠culo 18.- La documentaci√≥n se√Īalada en el art√≠culo anterior ser√° presentada al Tribunal Electoral de la Capital y su tramitaci√≥n ser√° de conformidad con lo establecido en la ley que la reglamenta y, no hall√°ndose en contradicci√≥n con las previsiones del presente C√≥digo, el Tribunal autorizar√° a la entidad a iniciar los trabajos de organizaci√≥n y proselitismo necesarios para su reconocimiento como partido pol√≠tico. 
Art√≠culo 19.- Los partidos pol√≠ticos en formaci√≥n no podr√°n presentar candidaturas para elecciones generales, departamentales o municipales.
Art√≠culo 20.- Pasados dos a√Īos de la autorizaci√≥n a que se refiere el art√≠culo 18, sin que la entidad logre reunir los requisitos para la constituci√≥n del partido pol√≠tico, de oficio o a petici√≥n de parte le ser√° cancelada la misma, debiendo sus miembros disolver la entidad.
CAPITULO II
FUNDACION Y RECONOCIMIENTO
Art√≠culo 21.- A los efectos de su reconocimiento, el partido pol√≠tico en formaci√≥n deber√° presentar al Tribunal Electoral de la Capital, por intermedio de sus representantes, en el plazo m√°ximo de dos a√Īos desde la autorizaci√≥n mencionada en el art√≠culo 18, la solicitud respectiva con los siguientes recaudos.
a) acta de fundaci√≥n del partido pol√≠tico, por escritura p√ļblica;
b) declaración de principios;
c) estatutos;
d) nombres, siglas, lemas, colores, emblemas, distintivos y símbolos partidarios;
e) n√≥mina de la directiva con la indicaci√≥n del n√ļmero de inscripci√≥n en el Registro C√≠vico Permanente;
 f) registro de afiliados cuyo n√ļmero no sea inferior al 0,50% (cero cincuenta por ciento) de los votos v√°lidos emitidos en las √ļltimas elecciones para la C√°mara de Senadores, anteriores a la fecha en que se solicit√≥ la inscripci√≥n en el Registro C√≠vico Permanente, debiendo contener los datos personales y el n√ļmero de inscripci√≥n en el citado registro.
g) prueba de que cuentan con organizaciones en la capital de la Rep√ļblica y en por lo menos cuatro ciudades capitales departamentales del pa√≠s.
Art√≠culo 22.- Recibida la solicitud de reconocimiento el Tribunal Electoral de la Capital correr√° traslado al Fiscal Electoral el cual dictaminar√° dentro de los diez d√≠as, sobre la legitimidad y procedencia de la petici√≥n. Previa resoluci√≥n favorable, el Tribunal Electoral de la Capital dispondr√° la publicaci√≥n de edictos por tres d√≠as consecutivos en dos diarios de circulaci√≥n nacional. El edicto contendr√° una s√≠ntesis de los recaudos exigidos en el art√≠culo anterior.
Art√≠culo 23.- Si alg√ļn partido o movimiento pol√≠tico considera que le asiste el derecho a deducir oposici√≥n al reconocimiento solicitado, lo har√° dentro del plazo de treinta d√≠as contados desde la √ļltima publicaci√≥n, acompa√Īando las pruebas pertinentes.
Vencido el plazo fijado en este art√≠culo, el Tribunal Electoral de la Capital se pronunciar√° sobre la solicitud de inscripci√≥n en un plazo no mayor de quince d√≠as, dentro del cual escuchar√° a las partes y podr√° solicitar los documentos que estime pertinentes. La decisi√≥n fundamentada ser√° comunicada a los representantes de la agrupaci√≥n pol√≠tica solicitante y a los impugnadores, quienes podr√°n apelar ante el Tribunal Superior de Justicia Electoral dentro del t√©rmino de cinco d√≠as h√°biles. La resoluci√≥n ejecutoriada se publicar√° en el Registro Oficial.
CAPITULO III
DEL NOMBRE Y SIMBOLOS DE LOS PARTIDOS
Y MOVIMIENTOS POLITICOS
Art√≠culo 24.- El nombre, las siglas, los lemas, colores, emblemas, distintivos y s√≠mbolos constituyen atributos exclusivos del partido o movimiento pol√≠tico. No podr√°n ser usados por ning√ļn otro partido o movimiento pol√≠tico, asociaci√≥n o entidad de derecho privado dentro del territorio nacional. Los mismos deber√°n expresarse claramente en el acto constitutivo pero podr√°n ser cambiados o modificados posteriormente, siempre que no induzcan a confusi√≥n con los de otro partido o movimiento pol√≠tico.
Art√≠culo 25.- El nombre, las siglas, los lemas, colores, emblemas, distintivos y s√≠mbolos adoptados ser√°n inscriptos en el Registro de partidos y movimientos pol√≠ticos a cargo de la Direcci√≥n del Registro Electoral y no podr√°n: 
a) constituirse con el nombre o apellido de personas ni desinencias o derivaciones de los mismos; 
b) contener palabras que exterioricen antagonismos raciales, de clase, religiosos o conduzcan a provocarlos;
c) inducir a confusiones por errores gramaticales, hist√≥ricos o pol√≠ticos con los que se individualizan a un partido o movimiento pol√≠tico ya constituido o recientemente disuelto o proscrito por la ley; y,
d) utilizar nombres, siglas, lemas, colores, emblemas, distintivos y s√≠mbolos que pertenecen al Estado o contrarios a la ley, la moral y las buenas costumbres.
Art√≠culo 26.- En caso de escisi√≥n de un partido o movimiento pol√≠tico, la Justicia Electoral determinar√° qu√© grupo conserva el derecho sobre los nombres y s√≠mbolos.
Art√≠culo 27.- Para el juzgamiento de posibles confusiones con otros nombres o s√≠mbolos, la Justicia Electoral observar√° como criterios de apreciaci√≥n las previsiones del C√≥digo Civil y de la ley de Marcas en cuanto fueren pertinentes.
Art√≠culo 28.- Extinguido o disuelto un partido o movimiento pol√≠tico, su nombre y dem√°s signos no podr√°n ser utilizados por otro, ni por asociaci√≥n o movimiento alguno en la elecci√≥n inmediatamente siguiente a la fecha en que la Justicia Electoral dispuso la cancelaci√≥n del Registro.
CAPITULO IV
PRINCIPIOS Y PROGRAMAS
Art√≠culo 29.- Todo partido o movimiento pol√≠tico est√° obligado a exponer clara y p√ļblicamente los principios pol√≠ticos que inspirar√°n su funcionamiento a trav√©s de documentos fundamentales a su accionar tales como: declaraciones de principios, programas o bases que permitan a la ciudadan√≠a hallarse permanentemente informada sobre los objetivos de su acci√≥n pol√≠tica.
Artículo 30.- Las cuestiones de opinión puramente políticas están exentas de la autoridad de los Magistrados.
Art√≠culo 31.- Dispuesta la inscripci√≥n en el Registro respectivo, es obligaci√≥n publicar, por lo menos una vez en dos diarios de circulaci√≥n nacional, la n√≥mina de sus Directivos y un resumen de su acta de fundaci√≥n, declaraci√≥n de principios, estatutos y descripci√≥n de los s√≠mbolos, siglas, colores, emblemas y distintivos. Los movimientos pol√≠ticos se regir√°n por las disposiciones del Cap√≠tulo IV del T√≠tulo III.
CAPITULO V
ESTATUTOS
Art√≠culo 32.- La carta org√°nica o estatuto del partido pol√≠tico establecer√° las normas a las cuales deber√° ajustarse su organizaci√≥n y funcionamiento. Es la ley fundamental del partido pol√≠tico y deber√° contener cuando menos las siguientes cuestiones:
a) la denominación, siglas, colores, lemas, símbolos y distintivos atendiendo a las prescripciones de la presente ley;
b) la expresión de sus fines, en concordancia con sus bases ideológicas;
c) la determinaci√≥n de los cargos y √≥rganos ejecutivos, deliberativos y disciplinarios que ejercer√°n el gobierno y administraci√≥n del partido; y sus respectivas competencias;
d) la declaraci√≥n expresa de que la Asamblea General, Convenci√≥n o Congreso es el √≥rgano supremo de la asociaci√≥n pol√≠tica, y que de ella participar√°n los compromisarios, convencionales o delegados electos por el voto directo, secreto e igual de todos los afiliados agrupados en los distritos electorales o unidades de base del respectivo partido pol√≠tico, en la proporci√≥n que determinen sus estatutos; 
e) el tiempo y la forma de la elecci√≥n de las autoridades de los √≥rganos de direcci√≥n nacional del partido pol√≠tico, tales como directorio, juntas, comisiones o comit√© central, las que deber√°n realizarse por el voto directo, igual y secreto de todos sus afiliados. Asimismo, toda directiva de organismos de base tales como: seccionales, comit√©, o cualquier denominaci√≥n que tuvieren deber√° ser electa mediante el voto directo, igual y secreto de todos los afiliados vinculados a dicho organismo;
f) la adopci√≥n del sistema de representaci√≥n proporcional establecido en este C√≥digo para la distribuci√≥n de esca√Īos que garantice la participaci√≥n de las minor√≠as internas en el gobierno partidario y en los cargos electivos;
g) las previsiones que garanticen la existencia y el funcionamiento de las corrientes o movimientos Internos;
h) la garant√≠a de igualdad de todos sus afiliados para elegir y ser elegidos en cargos partidarios o candidaturas propuestas por el partido pol√≠tico;
i) el reconocimiento del derecho de sus afiliados a presentar iniciativas, manifestar su opini√≥n, expresar sus quejas ante los organismos pertinentes, ser informados de sus actividades y participar de las mismas;
j) la participaci√≥n y control de los afiliados de la administraci√≥n y fiscalizaci√≥n del patrimonio y contabilidad del partido pol√≠tico a trav√©s de los organismos pertinentes, conforme a los estatutos asegur√°ndose la adecuada publicidad interna;
k) la habilitaci√≥n y actualizaci√≥n permanente del Registro de afiliados y las previsiones para que los padrones sean entregados a los movimientos internos  por lo menos treinta d√≠as antes de las elecciones;
l) las pautas para la determinaci√≥n de los aportes econ√≥micos que deben hacer sus afiliados para sufragar los gastos de funcionamiento. Los aportes econ√≥micos obligatorios para quienes ejerzan cargos electivos no podr√°n exceder el cinco por ciento de la remuneraci√≥n del cargo;
m) las normas de conducta interna, las sanciones para quienes las contravengan y el órgano que las aplique. Las sanciones sólo serán impuestas con observancia de las garantías del debido proceso;
n) las reglas para la reelegibilidad en los cargos partidarios, asegurando la alternancia en los mismos;
o) las previsiones para la educación cívica de sus afiliados;
p) las reglas para la proclamaci√≥n de candidaturas del partido pol√≠tico para cargos electivos y para su sustituci√≥n en casos de impedimentos sobrevinientes;
q) los mecanismos de elaboración y aprobación de la plataforma electoral;
r) los mecanismos adecuados para la promoci√≥n de la mujer a cargos electivos en un porcentaje no inferior al veinte por ciento y el nombramiento de una proporci√≥n significativa de ellas en los cargos p√ļblicos de decisi√≥n.
A los efectos de garantizar la participaci√≥n de la mujer en los cuerpos colegiados a elegirse, su postulaci√≥n interna como candidatas deber√° darse a raz√≥n de una candidata mujer por cada cinco lugares en las listas, de suerte que este estamento podr√° figurar en cualquier lugar pero a raz√≥n de una candidata por cada cinco cargos a elegir. Cada partido, movimiento o alianza propiciador de listas queda en libertad de fijar la precedencia.
Los partidos pol√≠ticos, movimientos o alianzas, que no cumplan en las postulaciones de sus elecciones internas con √©stas disposiciones, ser√°n sancionados con la no inscripci√≥n de sus listas en los Tribunales electorales respectivos.
s) el quórum legal para el funcionamiento de los órganos deliberantes;
t) el procedimiento para la modificación de sus estatutos; y,
u) el procedimiento para la extinci√≥n o fusi√≥n del partido pol√≠tico y la menci√≥n del destino que en tales casos deber√° darse a sus bienes.
Art√≠culo 33.- Los estatutos de los partidos pol√≠ticos establecer√°n lo conducente para que los diversos organismos que lo representan a nivel nacional, regional, departamental o local, resulten integrados por ciudadanos electos mediante el voto directo, libre, secreto e igual de los afiliados.
Para ser candidato de un partido a un cargo electivo cualquiera, es requisito ser electo por el voto directo libre e igual y secreto de los afiliados.
Los partidos pol√≠ticos podr√°n presentar y apoyar candidaturas para cargos electivos de personas no afiliadas a los mismos. 
Art√≠culo 34.- En los casos no previstos en el presente C√≥digo se aplicar√°n los Estatutos y Reglamentos de los partidos pol√≠ticos y, supletoriamente, las disposiciones legales pertinentes.
Artículo 35.- Los partidos políticos igualmente están obligados a:
a) inscribir en los Registros respectivos todas las modificaciones de sus Estatutos o documentos fundamentales; 
b) informar los cambios que ocurrieren en la integración de sus órganos permanentes.
Art√≠culo 36.- Las cuestiones y litigios internos de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas electorales, no podr√°n ser llevados a la Justicia Electoral sin antes agotar las v√≠as estatutarias y reglamentarias internas de cada partido, movimiento pol√≠tico o de las bases acordadas por las alianzas. Los interesados podr√°n solicitar a la Justicia Electoral la fijaci√≥n de un plazo dentro del cual deber√°n agotarse dichos procedimientos; en caso de incumplimiento del mismo, el Tribunal respectivo podr√° avocarse al conocimiento de la causa, de oficio o a pedido de parte.
TITULO II
ORGANIZACION Y FUNCIONAMIENTO
CAPITULO I
INCORPORACION, FUSION
Art√≠culo 37.- Los partidos pol√≠ticos reconocidos podr√°n incorporarse o fusionarse, para lo cual deber√°n necesariamente solicitar de la Justicia Electoral el reconocimiento, en cada caso, de su nueva condici√≥n. Los partidos que no hubiesen obtenido este reconocimiento, hasta dos meses antes de la elecci√≥n, no podr√°n postular candidatos a cargos electivos.
Art√≠culo 38.- En el caso de incorporaci√≥n, desaparece el partido pol√≠tico que se incorpora y subsiste el que lo recibe. Cuando dos o m√°s partidos pol√≠ticos se fusionan, se origina un nuevo partido pol√≠tico y desaparecen los anteriormente existentes.
Los partidos pol√≠ticos fusionados podr√°n escoger un nuevo nombre o usar el de alguno de ellos. Son libres para decidir sobre la constituci√≥n de la nueva organizaci√≥n pol√≠tica.
Las Asambleas o Convenciones, convocadas expresamente para el efecto, son las √ļnicas que pueden resolver sobre la incorporaci√≥n o fusi√≥n de sus respectivos partidos pol√≠ticos.
Para el reconocimiento de la nueva entidad política, la Justicia Electoral aplicará las disposiciones pertinentes de este Código.
Art√≠culo 39.- Los afiliados a los partidos pol√≠ticos que se incorporen o fusionen ser√°n considerados miembros de la nueva organizaci√≥n pol√≠tica, a no ser que expresamente, mediante una comunicaci√≥n escrita, indiquen su deseo de no ser parte de ella.
CAPITULO II
DE LAS ALIANZAS
Art√≠culo 40.- Los partidos pol√≠ticos reconocidos podr√°n concertar alianzas transitorias para las elecciones nacionales, departamentales y municipales, para lo cual deber√°n solicitar de la Justicia Electoral el reconocimiento respectivo.
Art√≠culo 41.- La Justicia Electoral denegar√° el reconocimiento como integrante de la alianza a los partidos pol√≠ticos que no hubiesen cumplido con los requisitos establecidos en este Cap√≠tulo para el efecto; √©stos quedar√°n excluidos de la alianza, sin perjuicio de que ella subsista entre aquellos que hayan obtenido el reconocimiento respectivo.
Artículo 42.- Los partidos políticos que desearen concertar una alianza deberán previamente cumplir con los siguientes requisitos:
Obtener la aprobaci√≥n de sus respectivas asambleas, convenciones o congresos, para lo cual deber√°n contar con el voto favorable de la mayor√≠a de los miembros presentes en la asamblea, congreso o convenci√≥n respectivo.
La asamblea, convenci√≥n o congreso que considere la concertaci√≥n de alianzas electorales deber√° ser convocada expresamente para el efecto y tendr√° car√°cter extraordinario.
Art√≠culo 43.- Para que la alianza quede perfeccionada, los partidos pol√≠ticos que deseen concertarla deber√°n acordar, a trav√©s del √≥rgano nacional autorizado por sus respectivas asambleas, convenciones o congresos, las condiciones de la misma, haci√©ndolas constar por escrito en un documento que contenga, cuanto menos, los requisitos expresados en el art√≠culo 46 del presente C√≥digo.
Art√≠culo 44.- Los partidos pol√≠ticos que integren una alianza votar√°n en sus elecciones internas a los candidatos unipersonales que tuvieren en ella y al n√ļmero de candidatos pluripersonales que le correspondiere en las listas de la misma.
Art√≠culo 45.- Los candidatos electos en cada una de las internas partidarias se integrar√°n con los candidatos de las dem√°s agrupaciones pol√≠ticas aliadas en una lista de alianza, de la manera prevista en el documento por el cual se la acuerda.
Artículo 46.- La aprobación de las respectivas asambleas, convenciones o congresos partidarios deberá consignar:
a) la elección para la cual se concierta la alianza; y,
b) el √≥rgano nacional encargado de la implementaci√≥n de la resoluci√≥n de la asamblea, convenci√≥n o congreso; aquel podr√° a su vez nombrar apoderados para el efecto, acordar el nombre de la alianza y la plataforma electoral de la misma.
Art√≠culo 47.- El reconocimiento de la alianza deber√° solicitarse a la Justicia Electoral por los partidos pol√≠ticos que la integren en un escrito conjunto que contenga cuanto menos los siguientes requisitos:
a) los Comicios que motivan la alianza;
b) la constancia de que la alianza fue resuelta por el voto favorable de la mayoría en la asamblea, congreso o convención partidaria;
c) el nombre de la alianza;
d) el sistema de distribución de las candidaturas unipersonales y pluripersonales;
e) la plataforma electoral com√ļn;
f) los nombres de los apoderados designados; y,
g) la forma de distribuci√≥n de los votos v√°lidos emitidos a favor de la alianza, a los efectos del r√©gimen de aporte estatal y subsidio electoral.
Art√≠culo 48.- Para la concertaci√≥n de alianzas departamentales o municipales bastar√° con que la asamblea, convenci√≥n o congreso partidario habilite al √≥rgano nacional de conducci√≥n a concretar alianzas electorales en los respectivos distritos, pudiendo al efecto establecer los lineamientos que ellas habr√°n de seguir en toda la Rep√ļblica o en parte de ella. La habilitaci√≥n mencionada en este art√≠culo no exonera a las entidades pol√≠ticas que integren una alianza del cumplimiento de los requisitos establecidos en los art√≠culos 42 numeral 2, 43, 44, 45 y 46 del presente C√≥digo. 
Art√≠culo 49.- Las alianzas departamentales o municipales deben solicitar su reconocimiento al Tribunal Electoral de su circunscripci√≥n.
Art√≠culo 50.- Las alianzas caducan cuando la Justicia Electoral declara el resultado de las elecciones que las hubieren motivado. Para la liquidaci√≥n de sus bienes se estar√° a lo establecido por el C√≥digo Civil para las asociaciones.
CAPITULO III
DE LAS AFILIACIONES
Art√≠culo 51.- A partir de la vigencia de este C√≥digo el formulario de la solicitud de afiliaci√≥n y el de aceptaci√≥n deber√°n contener, cuanto menos, los siguientes datos:
a) nombre y apellido, domicilio y nacionalidad; 
b) n√ļmero de c√©dula de identidad;
c) declaraci√≥n, bajo la fe del juramento, de que tal solicitud es suscripta de libre y espont√°nea voluntad, sin condicionamiento de especie alguna;
d) firma o impresión dígito-pulgar;
e) toda otra mención que el partido político respectivo considere necesaria.
Al pie de las declaraciones del solicitante, las autoridades competentes del partido pol√≠tico asentar√°n:
a) los detalles relativos a la consideración y aceptación o rechazo de la solicitud;
b) la certificación de que los datos y la firma consignados en la solicitud son auténticos;
Art√≠culo 52.- Los que falsearen la certificaci√≥n indicada en el inciso b) del p√°rrafo 2 del art√≠culo anterior ser√°n pasibles de las penalidades impuestas a los funcionarios p√ļblicos por la comisi√≥n del delito de falsedad en instrumento p√ļblico.
Art√≠culo 53.-  Los formularios de afiliaci√≥n ser√°n impresos en papel consistente de una densidad no menor a setenta gramos o cartulina. El duplicado, o una copia fotoest√°tica en su caso, ser√° remitida a la Justicia Electoral a su pedido.
A los efectos de su conservaci√≥n, estos formularios podr√°n ser microfilmados, teniendo la misma validez que los originales su reproducci√≥n realizada y autenticada por la Justicia Electoral.
Art√≠culo 54.- La calidad de afiliado se adquiere a partir de la fecha en que la autoridad competente del partido pol√≠tico respectivo acepte a la persona en tal car√°cter. El tratamiento de las solicitudes de afiliaci√≥n no deber√° demorarse por m√°s de un mes desde la fecha de su presentaci√≥n.
La comunicaci√≥n de su aceptaci√≥n o rechazo se har√° por cualquier modo aut√©ntico que determinen las autoridades de los partidos pol√≠ticos.
Artículo 55.- No podrán afiliarse a partido político alguno:
a) los menores de diez y ocho a√Īos;
b) los inhabilitados por sentencia judicial;
c) los inhabilitados por incompatibilidades previstas en la ley o en los Estatutos del partido político; y,
d) los Miembros de las Fuerzas Armadas de la Naci√≥n y los de la Polic√≠a Nacional en servicio activo y los sacerdotes cl√©rigos y ministros o pastores de las distintas religiones.
Art√≠culo 56.- En consonancia con lo que dispone la ley respectiva y el inciso d) del art√≠culo anterior se abstendr√°n de toda actividad partidaria; los miembros de las Fuerzas Armadas de la Naci√≥n y los de las Fuerzas Policiales, en servicio activo.
Artículo 57.- La calidad de afiliado se pierde por:
a) renuncia asentada en documentaci√≥n fehaciente; 
b) expulsi√≥n dispuesta en virtud de un procedimiento que debe constar en los estatutos o reglamentos del partido pol√≠tico en los que se acuerden suficientes garant√≠as para el ejercicio de la defensa; y,
c) por afiliación a otro partido político.
Se proh√≠be la afiliaci√≥n simult√°nea a dos o m√°s partidos pol√≠ticos. A los efectos legales, prevalecer√° la √ļltima afiliaci√≥n.
Art√≠culo 58.- Los partidos pol√≠ticos est√°n obligados a llevar el registro actualizado de sus afiliados, por  localidad, de conformidad con sus estructuras internas de base. Igualmente deber√°n mantener actualizado el pre-padr√≥n electoral preparado en base a tales registros hasta sesenta d√≠as antes de cualquier evento comicial. Para el efecto, los datos de cada nuevo afiliado deber√°n incluirse de inmediato en el pre-padr√≥n partidario. La Justicia Electoral podr√° verificar, a pedido de parte, el cumplimiento de esta obligaci√≥n.
CAPITULO IV
FUNCIONAMIENTO INTERNO
Art√≠culo 59.- El funcionamiento de los partidos pol√≠ticos, al igual que su organizaci√≥n, deber√°n ajustarse a principios democr√°ticos. 
Todos los miembros afiliados al partido pol√≠tico tendr√°n libre acceso a la informaci√≥n sobre sus actividades. Asimismo gozar√°n del derecho a ser electores y elegibles para los cargos partidarios, siempre que re√ļnan los requisitos para el efecto.
Art√≠culo 60.- Los estatutos o reglamentos del partido pol√≠tico garantizar√°n adecuadamente el derecho del afiliado a realizar campa√Īas electorales para obtener su postulaci√≥n como candidato del partido pol√≠tico a cargos electivos.
Artículo 61.- No podrán ser candidatos a cargos partidarios:
a) los que no est√°n afiliados al partido;
b) quienes soportan sanciones o incompatibilidades establecidas en los estatutos o reglamentos del partido político;
c) quienes, seg√ļn los estatutos, no puedan ser electos; y,
d) los inhabilitados por sentencia judicial o por las leyes.
CAPITULO V
LIBROS Y DOCUMENTOS DE LOS
PARTIDOS POLITICOS
Art√≠culo 62.- Todo partido pol√≠tico inscripto deber√° llevar obligatoriamente los siguientes documentos foliados y rubricados por la autoridad partidaria:
a) registro de afiliados y pre-padrón actualizado en matriz informática;
b) de actas de Asambleas, Congresos o Convenciones;
c) de actas de sesiones o reuniones de sus órganos directivos;
d) de asistencia a Asambleas, Congresos o Convenciones con la documentación que habilite a los partícipes;
e) de resoluciones;
f) de inventario; y,
g) de caja.
Art√≠culo 63.- Los partidos pol√≠ticos deber√°n asentar en sus registros contables todo ingreso ordinario y extraordinario de fondos, bienes o especies con indicaci√≥n de la fecha en que se produce, del origen y del nombre del receptor. Del mismo modo se asentar√°n los egresos.
Art√≠culo 64.- Los comprobantes y toda otra documentaci√≥n relativa a los registros contables deber√°n ser conservados por la autoridad partidaria competente durante seis a√Īos.
No ser√° necesaria la contabilizaci√≥n de los gastos en que incurrieron los candidatos en elecciones internas. S√≥lo se registrar√°n los gastos de organizaci√≥n y publicidad realizados por el partido pol√≠tico. Est√° absolutamente prohibido apoyar con recursos del partido pol√≠tico o del Estado a cualquier candidato o movimiento en elecciones internas.
Los Tribunales Electorales Partidarios controlar√°n los gastos en que incurrieren los candidatos y movimientos internos en sus campa√Īas electorales, as√≠ como el origen de sus fondos. A tal efecto, √©stos presentar√°n un balance de los mismos dentro de los treinta d√≠as posteriores a los comicios respectivos.
Art√≠culo 65.- Las estructuras administrativas descentralizadas de los partidos pol√≠ticos llevar√°n registros contables locales o regionales. Los libros y registros respectivos ser√°n rubricados y registrados por el Tribunal Electoral de la circunscripci√≥n competente.
Art√≠culo 66.- Los partidos deber√°n remitir al Tribunal Superior de Justicia Electoral el balance y cuadro demostrativo de ingresos y egresos, dentro de los cuatro meses de finalizado el ejercicio anual.
TITULO III
PATRIMONIOS DE LOS PARTIDOS Y MOVIMIENTOS POLITICOS
CAPITULO I
BIENES Y RECURSOS
Art√≠culo 67.- El patrimonio del partido o movimiento pol√≠tico se integra con los bienes que actualmente poseen, las contribuciones de sus miembros, los aportes y subsidios que asigne el Estado y otros recursos que prevean sus Estatutos o Actas Constitutivas, respectivamente.
Artículo 68.- Los partidos o movimientos políticos no podrán aceptar o recibir directa o indirectamente:
a) contribuciones o donaciones de entidades extranjeras, como gobiernos, fundaciones, partidos, movimientos pol√≠ticos, instituciones y personas f√≠sicas o jur√≠dicas;
b) contribuciones o donaciones de entidades aut√°rquicas o descentralizadas nacionales, departamentales o municipales, o de empresas del Estado o concesionarias del mismo, o de las que explotan juegos de azar;
c) contribuciones o donaciones de personas que se encuentran en condici√≥n de subordinaci√≥n administrativa o relaci√≥n de dependencia, cuando aquellas se realicen a trav√©s de organismos oficiales o por deducciones del salario en las planillas de sueldos; y,
d) contribuciones o donaciones de asociaciones sindicales, patronales, gremiales o empresas multinacionales.
Art√≠culo 69.- Todos los fondos de los partidos y movimientos pol√≠ticos se depositar√°n en Bancos o entidades financieras del pa√≠s y se administrar√°n y extraer√°n conforme a las previsiones y por las personas autorizadas en sus estatutos o Actas Constitutivas. Id√©ntico procedimiento se observar√° en el supuesto de que los partidos o movimientos pol√≠ticos establezcan centros, fundaciones u otros organismos aut√≥nomos, aunque vinculados al partido o movimiento pol√≠tico en cuesti√≥n.
Art√≠culo 70.- Los partidos pol√≠ticos tendr√°n derecho, adem√°s del subsidio electoral, a los aportes anuales que el Estado les asigne de conformidad con este C√≥digo.
CAPITULO II
APORTES Y FRANQUICIAS
Art√≠culo 71.- El Presupuesto General de la Naci√≥n contemplar√° anualmente una partida global a nombre del Tribunal Superior de Justicia Electoral para ser distribuida en concepto de aporte del Estado entre los distintos partidos pol√≠ticos reconocidos e inscriptos. El monto de este aporte ser√° del 15% (quince por ciento) del jornal m√≠nimo para actividades diversas no especificadas por cada voto obtenido en las √ļltimas elecciones para el Congreso, y deber√° ser √≠ntegramente entregado a los partidos pol√≠ticos dentro de los primeros sesenta d√≠as del a√Īo.
En el caso de las alianzas, este aporte ser√° distribuido proporcionalmente al n√ļmero de bancas que ocupe cada partido que hubiera integrado la misma, en la C√°mara de Senadores.
Art√≠culo 72.- La distribuci√≥n la realizar√° el Tribunal Superior de Justicia Electoral conforme con la cantidad de votos obtenidos en las elecciones generales inmediatamente anteriores al a√Īo en que se acuerda el aporte.
Art√≠culo 73.-  Los bienes muebles, inmuebles o semovientes, propiedad de los partidos y movimientos pol√≠ticos, est√°n exentos de todo impuesto de car√°cter nacional o municipal.
Esta exenci√≥n alcanzar√° a los inmuebles de terceras personas locados o cedidos en comodato a los partidos y movimientos pol√≠ticos, toda vez que ellos est√©n destinados exclusivamente a actividades de los mismos.
Los partidos y movimientos políticos se hallan exentos de todo impuesto fiscal o municipal.
Art√≠culo 74.- La importaci√≥n de m√°quinas, equipos y materiales de impresi√≥n gr√°fica o producci√≥n audiovisual con los insumos requeridos para su utilizaci√≥n, as√≠ como la de m√°quinas y equipos de oficina o de inform√°tica, necesarios para los trabajos desarrollados por los partidos y movimientos pol√≠ticos, estar√°n igualmente exentas de tributos aduaneros y sus adicionales.
Tales bienes se incorporar√°n en la contabilidad al activo patrimonial del partido o movimiento pol√≠tico en cuesti√≥n y solamente se excluir√°n del mismo luego de su amortizaci√≥n conforme con las normas fiscales en vigor y por la v√≠a del remate p√ļblico.
Art√≠culo 75.- Las actuaciones judiciales o administrativas, los documentos de obligaci√≥n, recibos, bonos y dem√°s documentos emitidos por los partidos y movimientos pol√≠ticos, igualmente est√°n exentos del pago del impuesto.
CAPITULO III
DE LA CADUCIDAD Y EXTINCION
Art√≠culo 76.- Los partidos pol√≠ticos en formaci√≥n se extinguir√°n de pleno derecho si al cabo de dos a√Īos de su constituci√≥n no hubieran obtenido su reconocimiento como partido pol√≠tico. 
Los movimientos pol√≠ticos se extinguir√°n de pleno derecho si no participaren en las elecciones para las cuales se hubieran constituido. 
En los casos no previstos en este art√≠culo, la caducidad y la extinci√≥n de los partidos y movimientos pol√≠ticos s√≥lo tendr√°n lugar por declaraci√≥n de la Justicia Electoral, previa tramitaci√≥n del debido proceso, en el que el partido o movimiento pol√≠tico ser√° parte.
Artículo 77.- Son causas de caducidad:
a) la falta de elecciones internas en los partidos pol√≠ticos, para la nominaci√≥n de sus autoridades ejecutivas nacionales durante dos per√≠odos consecutivos, conforme con la previsi√≥n de sus estatutos; y, 
b) la no concurrencia a dos elecciones generales pluripersonales.
Artículo 78.- Son causas de extinción de los partidos y movimientos políticos:
a) la decisión libre y voluntaria de sus afiliados adoptada de conformidad con sus estatutos y este Código;
b) la incorporación a otro partido político o la fusión;
c) la no obtenci√≥n de al menos el 1% (uno por ciento) del total de los votos v√°lidos emitidos en cada una de las dos √ļltimas elecciones generales pluripersonales;
d) la finalización de las elecciones para la cual se haya constituido el movimiento político.
e) la comprobada subordinación o dependencia de organizaciones o gobiernos extranjeros;
f) la constituci√≥n de organizaciones paramilitares o por no respetar el car√°cter no deliberante de los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Polic√≠a en servicio activo; 
g) las actuaciones de los partidos y movimientos pol√≠ticos que fueren atentatorias a los principios democr√°ticos y republicanos consagrados por la Constituci√≥n pol√≠tica del Estado, a las disposiciones fundamentales establecidas en este C√≥digo, a la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos y a los Tratados sobre esta materia aprobados y ratificados por la Rep√ļblica del Paraguay; y
h) la comprobada recepción de auxilio económico, directivas o instrucciones de organizaciones o gobiernos extranjeros.
Artículo 79.- Son efectos de la caducidad o la extinción de los partidos y movimientos políticos:
a) la pérdida de la personalidad política, subsistiendo su carácter de persona del derecho privado.
b) el fin de la existencia legal del partido o movimiento político y su disolución.
Art√≠culo 80.- La caducidad podr√° ser declarada de oficio por la Justicia Electoral o a petici√≥n de otro partido pol√≠tico, en cuyo caso y previa audiencia a los representantes legales del partido pol√≠tico cuestionado, se dictar√° sentencia declarando la caducidad y disponiendo la cancelaci√≥n de la inscripci√≥n que le confer√≠a personer√≠a pol√≠tica.
Art√≠culo 81.- Los partidos pol√≠ticos a los que se le cancel√≥ la personer√≠a pol√≠tica por haberse declarado su caducidad, podr√°n continuar sus actividades como personas jur√≠dicas de derecho privado toda vez que satisfagan los requisitos establecidos al efecto en la legislaci√≥n com√ļn.
Art√≠culo 82.- En caso de caducidad de un partido pol√≠tico, podr√° solicitar nuevamente el reconocimiento de su personalidad pol√≠tica ante la Justicia Electoral, despu√©s de realizada la primera elecci√≥n y cumpliendo con las disposiciones del Libro I, Titulo I, Cap√≠tulo II, de este C√≥digo.
Artículo 83.- El partido o movimiento político, una vez extinguido por sentencia firme, no podrá ser reconocido nuevamente.
Un nuevo partido o movimiento pol√≠tico no podr√° constituirse con el mismo nombre, la misma carta org√°nica, declaraci√≥n de principios y programas, sino despu√©s de transcurridos seis a√Īos.
Art√≠culo 84.- Los bienes del partido o movimiento pol√≠tico extinguido tendr√°n el destino establecido en sus Estatutos y en el caso de que √©stos no lo determinen, ingresar√°n, previa liquidaci√≥n, al Tesoro Nacional, sin perjuicio de los derechos de los acreedores. Los libros, archivos, ficheros y emblemas del partido o movimiento pol√≠tico extinguido, quedar√°n en custodia de la Justicia Electoral, la que al cabo de seis a√Īos ordenar√° su destrucci√≥n.
CAPITULO IV
DE LAS CANDIDATURAS DE MOVIMIENTOS POLITICOS
Art√≠culo 85.- Todos los ciudadanos legalmente habilitados tienen el derecho a presentarse como candidatos de movimientos pol√≠ticos, para los distintos cargos electivos nacionales, departamentales o municipales, nominales y pluripersonales.
Artículo 86.- Las personas que deseen hacerlo deberán ajustarse a las siguientes prescripciones:
a) no haber participado como postulante en elecciones partidarias concernientes al cargo en cuestión;
b) no integrar o haber integrado cargos directivos en los partidos pol√≠ticos en los √ļltimos dos a√Īos;
c) ser patrocinado por electores en n√ļmero no menor al 0,50% (cero cincuenta por ciento) de votos v√°lidos emitidos en las √ļltimas elecciones de que se trate, con indicaci√≥n expresa de su domicilio actual y n√ļmero de documento de identidad. Ning√ļn elector podr√° patrocinar m√°s de una candidatura;
d) llevar por declaraci√≥n jurada un detalle de todos los ingresos que recibiere para su campa√Īa electoral en un libro de contabilidad donde deber√° expresar el origen y destino de los aportes que reciba, con clara indicaci√≥n de nombres y apellidos de los aportantes su domicilio actualizado, n√ļmero de c√©dula de identidad, y n√ļmero de Registro √önico de Contribuyentes, en su caso;
e) el Tribunal Electoral podr√° realizar de oficio todas las investigaciones contables tendientes a verificar la exactitud de los datos;
f) el Tribunal Electoral podr√° requerir de la autoridad impositiva todos los datos necesarios para verificar la legitimidad y factibilidad de los aportes declarados.
Art√≠culo 87.- En caso de que el Tribunal Electoral comprobase irregularidades graves en la contabilidad de los movimientos pol√≠ticos podr√° cancelar la inscripci√≥n de la candidatura y elevar los antecedentes a la justicia penal.
Art√≠culo 88.- Se aplicar√°n a los movimientos pol√≠ticos, en lo que fuere pertinente, todas las disposiciones relativas a los partidos pol√≠ticos.
LIBRO III
EL PROCESO ELECTORAL
TITULO I
DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS ELECTORES
CAPITULO I
DERECHO DE SUFRAGIO ACTIVO
Art√≠culo 89.- El derecho de sufragio se ejerce personalmente, de manera individual, en el distrito en que el elector se halle inscripto y ante la mesa electoral que le corresponda, sin perjuicio de las disposiciones sobre el voto de los interventores. Nadie puede votar m√°s de una vez en las mismas elecciones.
Artículo 90.- Para ejercer el derecho a sufragar es preciso que el elector se halle inscripto en el Registro Cívico Permanente.
Artículo 91.- No podrán ser electores:
a) los interdictos declarados tales en juicio;
b) los sordomudos que no sepan hacerse entender por escrito o por otros medios;
c) los soldados conscriptos y clases de las Fuerzas Armadas y Policiales y los alumnos de institutos de ense√Īanzas militares y policiales;
d) los detenidos o privados de su libertad por orden de Juez competente;
e) los condenados a penas privativas de libertad o de inhabilitación electoral; y,
f) los declarados rebeldes en causa penal com√ļn o militar.
Art√≠culo 92.- Los Jueces en lo Penal, Civil o la Justicia Electoral al dictar sentencia definitiva o interlocutoria, que implique la exclusi√≥n del derecho de sufragio de cualquier ciudadano est√°n obligados a comunicar a la Direcci√≥n del Registro Electoral.
Art√≠culo 93.- Asimismo, los jueces o tribunales comunicar√°n a la Direcci√≥n del Registro Electoral la cesaci√≥n de las interdicciones que pudieran haberse producido en los procesos que ante ellos se tramitan.
El Tribunal Electoral podr√°, igualmente de oficio o a petici√≥n del afectado, proceder a la rehabilitaci√≥n de los ciudadanos, ya sea por haberse cumplido la condena o por haberlo as√≠ decretado el juez que interviene en la causa en que se decret√≥ la interdicci√≥n.
Artículo 94.- Están eximidos de la obligación de sufragar
a) las personas mayores de setenta y cinco a√Īos de edad;
b) los magistrados del fuero electoral y el personal judicial afectado a los actos comiciales;
c) las personas que por razones de trabajo, sumariamente justificadas ante la autoridad judicial del lugar se hallen a m√°s de cincuenta kil√≥metros del local en que les corresponde sufragar;
d) los enfermos imposibilitados de trasladarse a la sede en que les corresponder√≠a sufragar, toda vez que tal situaci√≥n resulte comprobada con el certificado de su m√©dico tratante o de la Direcci√≥n de la instituci√≥n asistencial donde se halle internado; y,
e) las personas que desempe√Īan funciones en los servicios p√ļblicos cuya interrupci√≥n no fuere posible.
CAPITULO II
DERECHO DEL SUFRAGIO PASIVO
Art√≠culo 95.- Son elegibles para cualquier funci√≥n electiva los ciudadanos paraguayos, desde los diez y ocho a√Īos de edad, que no se hallen incursos en las causales de inelegibilidad establecidas en la Constituci√≥n Nacional y las leyes. Igualmente lo son los ciudadanos naturalizados, aunque con las limitaciones establecidas en la Constituci√≥n Nacional.
Los extranjeros residentes en el país son elegibles para funciones municipales en los términos que más adelante se establecen.
Artículo 96.- No podrán ejercer funciones electivas:
a) los Magistrados Judiciales y los integrantes del Ministerio P√ļblico;
b) los Ministros del Poder Ejecutivo, los Viceministros de Estado, los Secretarios Generales de los Ministerios, los Directores Generales de reparticiones p√ļblicas, los Gobernadores, los Presidentes, Gerentes o Directores Generales de los entes aut√°rquicos o aut√≥nomos y entidades binacionales y los miembros de los directorios y consejos administrativos de los mismos y dem√°s funcionarios a sueldo del Estado, Gobernaci√≥n  o Municipio; y,
c) los Jefes de Misión Diplomática, Agentes Diplomáticos y Cónsules.
Artículo 97.- Las inhabilidades para cargos electivos son las previstas en los artículos 153, 197 y 198 de la Constitución.
CAPITULO III
DEL DOCUMENTO ELECTORAL
Art√≠culo 98.- La c√©dula de identidad ser√° el √ļnico documento v√°lido para la identificaci√≥n del elector, tanto para su inscripci√≥n en el Registro C√≠vico Permanente como para la emisi√≥n del voto. La misma tendr√° un tiempo de validez de diez a√Īos y su expedici√≥n a los fines electorales por √ļnica vez ser√° gratuita, luego ser√° a precio de costo, el que ser√° determinado por el Ministerio del Interior y el Tribunal Superior de Justicia Electoral.
Art√≠culo 99.- En caso de p√©rdida o extrav√≠o, la palabra "Duplicado" deber√° constar en el documento de identidad con caracteres grandes, bien visibles y no ser√° expedido sin que antes se tome nota de ello ante la autoridad electoral. 
Art√≠culo 100.- El Departamento de Identificaciones de la Polic√≠a habilitar√° oficinas de cedulaci√≥n en todos los Distritos Electorales y prestar√° atenci√≥n preferente a la poblaci√≥n sufragante del pa√≠s.
CAPITULO IV
EQUIPOS Y UTILES ELECTORALES
Art√≠culo 101.- La Direcci√≥n del Registro Electoral adoptar√° las providencias necesarias para remitir, con la debida antelaci√≥n, a los distritos electorales las casillas, urnas, formularios, y dem√°s elementos requeridos para la realizaci√≥n de los comicios.
Artículo 102.- Obligatoriamente serán remitidos a cada distrito o sección electoral:
a) cuatro ejemplares de los padrones por cada mesa receptora de votos;
b) una urna para cada mesa;
c) casillas electorales para cada mesa;
d) sellos y almohadillas;
e) un ejemplar del presente Código para cada mesa;
f) los manuales de instrucciones de la Dirección del Registro Electoral;
g) frascos de tinta indeleble en cantidad suficiente para cada mesa; y,
h) bol√≠grafos, precintas y otros elementos necesarios para el comicio. 
Art√≠culo 103.- Las urnas electorales ser√°n de material transparente, irrompibles, desmontables y de tama√Īo uniforme para toda la Rep√ļblica.
Art√≠culo 104.- La casilla electoral estar√° compuesta de dos tableros de madera de 210 x 100 cent√≠metros, en el que se instalar√° una repisa y un bol√≠grafo. En su frente una cortina de tela opaca de 1.30 x 1.30 metros. 
Art√≠culo 105.- Las casillas electorales, una vez celebrado los comicios, ser√°n desmontadas y depositadas bajo responsabilidad de la respectiva autoridad electoral.
TITULO II
DEL REGISTRO ELECTORAL
CAPITULO V
COMPOSICI√ďN Y FORMACI√ďN DEL REGISTRO C√ćVICO PERMANENTE Y DE LOS REGISTROS C√ćVICOS EN LOS DISTRITOS
Art√≠culo 106.- Cada distrito electoral de la Rep√ļblica tendr√° un Registro C√≠vico Permanente de electores para cargos de Presidente de la Rep√ļblica, miembros de las C√°maras de Senadores y Diputados, Gobernador, Junta Departamental, Intendente Municipal, miembros de las Juntas Municipales, Convencionales Constituyentes y Refer√©ndum.
Art√≠culo 107.- Cada Municipio del Interior del pa√≠s formar√° un distrito electoral. La capital de la Rep√ļblica formar√° un solo distrito electoral.
Art√≠culo 108.- Para la conformaci√≥n de las Juntas C√≠vicas Parroquiales de la Capital de la Rep√ļblica, √©sta formar√° un solo colegio electoral. 
Art√≠culo 109.- El Registro C√≠vico Permanente se compondr√° del Registro C√≠vico Nacional y el de Extranjeros. Los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas podr√°n obtener copias de ellos impresas o en medios magn√©ticos de uso inform√°tico.
Art√≠culo 110.- El Registro C√≠vico Nacional se formar√° con la inscripci√≥n calificada de los ciudadanos paraguayos que no est√©n exceptuados por ley.
Art√≠culo 111.- El Registro C√≠vico de Extranjeros se formar√° con la inscripci√≥n calificada de los vecinos de dicha condici√≥n que puedan votar legalmente.
Art√≠culo 112.- El Registro C√≠vico Permanente es p√ļblico para los partidos, movimientos pol√≠ticos, alianzas y electores. Ser√° depurado y ampliado en la forma determinada en este C√≥digo. La renovaci√≥n total s√≥lo podr√° disponerse por ley, por causas fundadas.
Art√≠culo 113.- Los ciudadanos paraguayos y extranjeros h√°biles para votar est√°n obligados a inscribirse en el Registro C√≠vico Permanente a los efectos previstos en este C√≥digo.
Art√≠culo 114.- Son causas de suspensi√≥n en el ejercicio del derecho del sufragio todas las inhabilitaciones aplicables a un ciudadano nacional o extranjero, respectivamente, ya inscripto en el Registro C√≠vico Permanente. Son causas de eliminaci√≥n del Registro C√≠vico Permanente, el fallecimiento, el cambio de domicilio a otro distrito electoral, la ausencia del pa√≠s por m√°s de cinco a√Īos, la p√©rdida de la ciudadan√≠a y la circunstancia de haberse hecho lugar, por la autoridad electoral competente durante el per√≠odo de tachas y reclamos, a la impugnaci√≥n deducida contra alg√ļn inscripto en el Registro C√≠vico correspondiente.
Art√≠culo 115.- El Registro C√≠vico de Extranjeros de cada distrito electoral se compondr√° y formar√° del mismo modo y con sujeci√≥n a las mismas reglas que el Registro C√≠vico Nacional.
Art√≠culo 116.- Resueltas por los juzgados electorales las reclamaciones que se hubiesen presentado por inclusiones u omisiones indebidas en las listas de inscripci√≥n, los responsables del Registro Electoral del distrito correspondiente remitir√°n a la Direcci√≥n del Registro Electoral, el primer d√≠a h√°bil de enero de cada a√Īo:
a) las listas de inscripciones v√°lidas contenidas en los pliegos de publicaci√≥n, por barrio o compa√Ī√≠a; y,
b) las listas de los eliminados y suspendidos en el ejercicio del derecho del sufragio de los Registros de a√Īos anteriores con especificaci√≥n de las causas y n√ļmeros de inscripci√≥n en el Registro de barrio o compa√Ī√≠a a que pertenece el suspendido o eliminado.
Recibidas las listas de incriptos, eliminados y suspendidos, respectivamente, la Direcci√≥n del Registro Electoral proceder√° a formar los Registros de cada distrito correspondiente.
Art√≠culo 117.- Formados el Registro C√≠vico Nacional y el de Extranjeros de cada distrito, la Direcci√≥n del Registro Electoral, en posesi√≥n de las listas, remitir√° a sus oficinas de todos los distritos electorales de la Rep√ļblica los pre-padrones antes del 15 de marzo de cada a√Īo.
Art√≠culo 118.- El distrito electoral se dividir√° en series de doscientos inscriptos en el Registro C√≠vico Nacional o de Extranjeros, en su caso. La fracci√≥n mayor de cien formar√° una nueva serie y la igual o menor se agregar√° a la √ļltima serie.
Art√≠culo 119.- La distribuci√≥n en series se har√° sobre la base del Registro, siguiendo el orden de numeraci√≥n de los barrios. A continuaci√≥n se agregar√°n las compa√Ī√≠as, uni√©ndolas en lo posible por raz√≥n de vecindad.
Art√≠culo 120.- Las series de mesas son los padrones que contienen la lista de electores que corresponde votar ante la respectiva mesa receptora de votos.
Se confeccionar√°n con los siguientes datos:
a) n√ļmero de Mesa;
b) n√≥mina de los electores de la serie con indicaci√≥n de su nombre y apellido, direcci√≥n y n√ļmero de c√©dula de identidad. La misma ser√° extra√≠da por serie de doscientos inscriptos del Registro Electoral del distrito. Adjunto a los padrones de mesa figurar√°n los formularios de las actas de instalaci√≥n de la mesa, acta de cierre de votaci√≥n y de escrutinio y acta sobre incidencias observadas dentro del proceso;
c) la n√≥mina de electores ser√° formada separadamente para varones y mujeres en orden alfab√©tico y con numeraci√≥n consecutiva por cada barrio y compa√Ī√≠a.
Las mesas receptoras de votos ser√°n instaladas y los padrones correspondientes, urnas y los dem√°s elementos utilizados en los comicios ser√°n prove√≠dos en cantidades suficientes en los locales de votaci√≥n de todo el pa√≠s, conforme resoluci√≥n que a tal efecto dicte, para cada caso concreto, el Juzgado Electoral correspondiente.
Esta modalidad podr√° ser aplicada en las elecciones internas de los partidos pol√≠ticos, por sus respectivas autoridades electorales, complement√°ndose con lo dispuesto en los incisos d) y e) del art√≠culo 32 de este C√≥digo.
d) un espacio reservado para la anotación de si votó o no y observaciones.
Art√≠culo 121.- Los padrones de mesa deber√°n estar terminados con treinta d√≠as de antelaci√≥n a la fecha de las elecciones y remitidos a los juzgados electorales para que de ah√≠ sean retirados, bajo recibo, por los presidentes de las juntas c√≠vicas correspondientes.
Art√≠culo 122.- Los padrones de extranjeros se ce√Īir√°n a los mismos plazos y deber√°n confeccionarse por separado para su utilizaci√≥n en las elecciones municipales.
CAPITULO II
DE LA INSCRIPCION
Art√≠culo 123.- La Direcci√≥n del Registro Electoral organizar√° la inscripci√≥n de los electores de acuerdo con las disposiciones legales vigentes y llevar√° un libro especial de actas, resoluciones, formaci√≥n de las series, constituci√≥n de las mesas y todo aquello que se refiera a las elecciones.
La Direcci√≥n del Registro Electoral comunicar√° a sus oficinas distritales las resoluciones tomadas para la organizaci√≥n de las inscripciones, as√≠ como la fecha del comienzo efectivo de las mismas.
Art√≠culo 124.- La Direcci√≥n del Registro Electoral proceder√° a determinar con la mayor exactitud posible los l√≠mites territoriales correspondientes a las jurisdicciones de las mesas inscriptoras.
Las dificultades que ofreciese las delimitaciones ser√°n puestas a conocimiento de sus oficinas distritales, quienes las resolver√°n de inmediato e informar√°n a la Direcci√≥n del Registro Electoral de todo lo actuado, la que si creyere necesario podr√° modificar de oficio lo resuelto.
Art√≠culo 125.- En caso de modificaci√≥n de los l√≠mites jurisdiccionales de un distrito, por agregaci√≥n o segregaci√≥n de compa√Ī√≠a o barrio o fraccionamiento de alguno de ellos, la Direcci√≥n del Registro Electoral dispondr√° la correcci√≥n inmediata de los registros correspondientes a los distritos afectados por dicha modificaci√≥n dentro del per√≠odo de inscripci√≥n anual inmediato.
Art√≠culo 126.- Al crearse un nuevo distrito, la Direcci√≥n del Registro Electoral constituir√° en √©l una oficina distrital que se encargar√° inmediatamente de la formaci√≥n del Registro C√≠vico Permanente local.
Art√≠culo 127.- Mientras no se practique lo dispuesto en los art√≠culos precedentes, los ciudadanos paraguayos y extranjeros comprendidos en la jurisdicci√≥n modificada conservar√°n su anotaci√≥n anterior para todos los efectos de las inscripciones en el Registro C√≠vico Permanente.
Art√≠culo 128.- La Direcci√≥n del Registro Electoral publicar√°, treinta d√≠as antes del inicio de las inscripciones, por los peri√≥dicos locales si los hubiere o en su defecto, por medio de carteles fijados en lugares visibles de su local, de la Municipalidad y del atrio de la Iglesia, las siguientes informaciones: la divisi√≥n territorial del distrito, con indicaci√≥n del per√≠odo, lugar, d√≠as y horas de inscripci√≥n, de reclamos y tachas y cualquiera otra resoluci√≥n relacionada con la inscripci√≥n y cuyo conocimiento fuere de inter√©s general.
Art√≠culo 129.- Los libros de actas, √≠ndices, archivos de notas, originales de los Registros, pliegos de publicaciones, comunicaciones y cualesquiera otros papeles que guarden relaci√≥n con el Registro C√≠vico Permanente formar√°n el archivo del Registro Electoral Distrital.
Art√≠culo 130.- Las inscripciones en el Registro C√≠vico Nacional y en el de Extranjeros se har√°n desde el 1¬ļ de marzo al 30 de octubre de cada a√Īo, ante las mesas inscriptoras que funcionar√°n los d√≠as s√°bados, domingos y feriados, en los locales indicados por la autoridad correspondiente de la Justicia Electoral.
Art√≠culo 131.- A los efectos de este C√≥digo se entiende por domicilio o vecindad la residencia habitual del elector, de conformidad con las reglas establecidas en el C√≥digo Civil. La constancia de residencia ser√° otorgada por el Juzgado de Paz local.
Art√≠culo 132.- Ser√°n inscriptos en el Registro C√≠vico Nacional y el de Extranjeros, quienes hayan cumplido dieciocho a√Īos de edad o vayan a cumplirlos hasta el d√≠a inmediatamente anterior a los comicios, siempre que no se hallen comprendidos en las causales de exclusi√≥n del Art√≠culo 114 de este C√≥digo.
Art√≠culo 133.- La Direcci√≥n del Registro Electoral designar√° los inscriptores distritales. Estos gozar√°n de la remuneraci√≥n que se establezca en la ley del Presupuesto General de la Naci√≥n y actuar√°n con sujeci√≥n a lo dispuesto por la Direcci√≥n del Registro Electoral.
Art√≠culo 134.- Los partidos pol√≠ticos reconocidos y los movimientos pol√≠ticos y alianzas mientras subsistieren, tienen el derecho de fiscalizar y vigilar todo el proceso para la formaci√≥n del Registro C√≠vico Permanente por medio de sus representantes designados para el efecto ante el organismo electoral correspondiente.
Art√≠culo 135.- La inscripci√≥n se solicitar√° en formulario triplicado que ser√° firmado por el interesado y los inscriptores y presentada al Registro Electoral Distrital.
Los que no sepan firmar o que no puedan hacerlo estampar√°n su huella digital en la solicitud.
Los datos que deber√° contener la solicitud son los siguientes:
a) distrito;
b) fecha;
c) apellidos y nombres, seg√ļn consten en la c√©dula de identidad;
d) estado civil;
e) domicilio;
f) profesi√≥n u oficio; 
g) sexo;
h) fecha de nacimiento;
i) nacionalidad; y,
j) n√ļmero de c√©dula de identidad exhibida.
El interesado suministrar√° personalmente los datos requeridos, bajo juramento o promesa de ser verdaderos, asumiendo la responsabilidad penal por las declaraciones de mala fe. Dicha responsabilidad se extiende a la declaraci√≥n de que no le afecta inhabilidad para inscribirse.
Art√≠culo 136.- Una vez llenada la solicitud, el inscriptor entregar√° al interesado la tercera copia del formulario. El original del formulario servir√° para la formaci√≥n de los pliegos de publicaci√≥n y la segunda copia ser√° remitida a la Direcci√≥n del Registro Electoral como respaldo de las listas de inscripciones v√°lidas. Los inscriptores recibir√°n personalmente los datos requeridos, asumiendo la responsabilidad penal por las alteraciones de mala fe que le correspondieren.
Art√≠culo 137.- Los inscriptores transcribir√°n semanalmente los datos de los inscriptos en los pliegos de publicaci√≥n a los fines de las tachas y reclamos. Las inscripciones que resultaren calificadas servir√°n para la formaci√≥n del Registro C√≠vico Permanente.
Art√≠culo 138.- Los inscriptores no deber√°n inscribir al ciudadano paraguayo o al extranjero que no llenase algunos de los requisitos exigidos por este C√≥digo o se hallase afectado por inhabilidad legal. En estos casos le entregar√° una constancia escrita y firmada para que pueda ejercitar inmediatamente el derecho de reclamar ante el Juzgado Electoral si as√≠ conviniere a sus derechos.
Art√≠culo 139.- Al recibir un reclamo fundado en la negativa de los incriptores, el responsable del Registro Electoral Distrital convocar√° a √©stos y al interesado a una audiencia en la que se resolver√°, en el acto, hacer o no lugar a la inscripci√≥n, levant√°ndose el acta correspondiente. En el primer caso se proceder√° de inmediato a la inscripci√≥n.
El responsable del Registro Electoral Distrital podr√° exigir, en caso de duda respecto al domicilio, que los interesados presenten pruebas documentadas, sin perjuicio de comprobar "in situ" la veracidad del mismo.
Art√≠culo 140.- El primer d√≠a h√°bil de noviembre de cada a√Īo, los inscriptores entregar√°n al responsable del Registro Electoral Distrital que les correspondiere el talonario sobrante con su respectivo pliego de publicaci√≥n para redactar el acta de clausura de la lista de inscriptos del a√Īo. Previo cotejo de los datos, el responsable del Registro Electoral Distrital dar√° entrada a dichos documentos y dispondr√° la publicaci√≥n de los pliegos del a√Īo, poni√©ndolos de manifiesto en el local del Registro Electoral Distrital conjuntamente con el Registro de los a√Īos anteriores, hasta el veinte de noviembre, a disposici√≥n de los electores que desearen examinarlos a los efectos de las tachas y reclamos a que pudieren dar lugar.
Art√≠culo 141.- Es obligaci√≥n de los registros electorales distritales remitir a la Direcci√≥n del Registro Electoral, una vez concluido el per√≠odo de inscripciones, todos los cuadernos de inscripci√≥n, a√ļn cuando resten hojas sin utilizar.
Artículo 142.- Todo vecino en edad electoral, así como los representantes de los partidos, movimientos políticos y alianzas, tienen el derecho de denunciar ante el Registro Electoral Distrital, por escrito, las irregularidades cometidas por los inscriptores. Formulada la denuncia, se hará constar en acta y se procederá, en el día, a la averiguación correspondiente sobre la cual, si resulta comprobada, el Registro Electoral Distrital tomará medidas conducentes a subsanar aquellas y evitar su repetición, pudiendo solicitar a la Dirección del Registro Electoral la sustitución del inscriptor denunciado, sin perjuicio de la pena que hubiese de corresponderle.
Artículo 143.- A medida que se termine la confección de los padrones componentes del Registro Cívico Permanente y antes de su remisión a los juzgados electorales respectivos, los mismos serán puestos de manifiesto en las oficinas centrales de la Dirección del Registro Electoral por el término de treinta días para que los partidos, movimientos políticos y alianzas presenten las reclamaciones a que puedan hacer lugar por defectos en su formulación.
CAPITULO III
DE LAS TACHAS Y RECLAMOS
Art√≠culo 144.- Los reclamos y tachas a que dieran lugar las inscripciones del pliego de publicaci√≥n, ser√°n deducidos por escrito durante el mes de noviembre de cada a√Īo ante el responsable del Registro Electoral Distrital respectivo, el que elevar√° los antecedentes al Juzgado Electoral competente para su resoluci√≥n.
Artículo 145.- Los partidos, movimientos políticos y alianzas comunicarán al Juzgado Electoral competente el nombre de sus representantes oficiales a los efectos de deducir las tachas y reclamos que sean de su interés.
Art√≠culo 146.- Todo ciudadano con capacidad legal para votar podr√° reclamar su inclusi√≥n y pedir su inscripci√≥n. Los que estuvieren inscriptos podr√°n tambi√©n tachar la anotaci√≥n de otro ciudadano nacional o extranjero en el Registro Electoral respectivo. El extranjero s√≥lo podr√° ejercer este derecho respecto del Registro Electoral siempre que estuviese inscripto. Las tachas podr√°n referirse a las inscripciones ilegales efectuadas en los a√Īos anteriores.
Art√≠culo 147.- Presentado un reclamo o deducida una tacha por escrito, el Juez Electoral los resolver√° hasta el 20 de diciembre de cada a√Īo, debiendo al efecto citar a los interesados a una audiencia verbal, en la que √©stos deber√°n producir las pruebas que tuvieren y resolver√° el incidente dentro del t√©rmino se√Īalado por este art√≠culo.
Art√≠culo 148.- Terminado el per√≠odo de tachas y reclamos, el Registro Electoral Distrital anotar√° las rectificaciones aceptadas por el Juzgado Electoral en el pliego de publicaciones del a√Īo y en el Registro de los a√Īos anteriores, debiendo, respecto a este √ļltimo, anular la inscripci√≥n tachada. Inmediatamente remitir√° a la Direcci√≥n del Registro Electoral las listas a que se refiere el art√≠culo 116.
CAPITULO IV
DE LA ACTUALIZACION Y DEPURACION
Artículo 149.- La depuración del Registro Electoral es permanente, excepto durante el período comprendido entre noventa días anteriores y treinta días posteriores a la fecha de las elecciones.
La depuración tiene por objeto excluir del Registro Electoral las inscripciones correspondientes a:
a) las personas fallecidas y declaradas presuntamente fallecidas por sentencia judicial;
b) las personas inhabilitadas o declaradas en interdicción;
c) las inscripciones repetidas, dej√°ndose s√≥lo la realizada en √ļltimo t√©rmino;
d) las inscripciones hechas fraudulentamente; 
e) los ausentes del pa√≠s por m√°s de cinco a√Īos; y
f) los tachados.
Artículo 150.- El inscripto deberá presentarse ante el Registro Electoral Distrital para comunicar las modificaciones que sufriere su nombre por cambio de estado o decisión judicial, y el de su domicilio, debiendo exhibir los documentos correspondientes para la consignación de la corrección en el Registro Cívico Permanente.
Art√≠culo 151.- A los efectos de la depuraci√≥n del Registro C√≠vico Permanente, los Encargados del Registro Civil comunicar√°n obligatoria y mensualmente el deceso de toda persona nacional o extranjera mayor de diez y ocho a√Īos, al responsable del Registro Electoral Distrital de la vecindad del fallecido y a la Direcci√≥n del Registro Electoral, enviando copia de la partida de defunci√≥n.
Los Jueces y Tribunales remitir√°n copia a la Direcci√≥n del Registro Electoral y el Registro Electoral Distrital respectivo, de las sentencias que resuelvan condenas de inhabilidades establecidas en este C√≥digo, dentro de los quince d√≠as de ejecutoriadas. La Direcci√≥n General del Servicio de Reclutamiento y Movilizaci√≥n de las Fuerzas Armadas comunicar√° a la Direcci√≥n del Registro Electoral la alta o la baja del servicio militar de los ciudadanos mayores de diez y ocho a√Īos de edad.
Artículo 152.- En caso de sustracción o pérdida total del Registro Cívico Permanente de un distrito, sin perjuicio de la instrucción del sumario correspondiente, la oficina respectiva comunicará el hecho a la Dirección del Registro Electoral para que ésta ordene su renovación, tomando por base la fecha de comunicación de la oficina distrital.
TITULO III
REALIZACION DE LAS ELECCIONES
CAPITULO I
CONVOCATORIA
Artículo 153.- Las elecciones para llenar cargos de elección popular serán convocadas por el Tribunal Superior de Justicia Electoral con seis meses como mínimo de antelación a la fecha de los comicios. La convocatoria debe expresar:
a) fecha de la elección;
b) cargos a ser llenados (clase y n√ļmero);
c) distritos electorales en que debe realizarse; y,
d) determinación de los colegios electorales de acuerdo con los cargos a ser llenados.
Artículo 154.- La resolución que convoque a elecciones deberá ser fundada y se publicará en la Gaceta Oficial y comunicada a los tres Poderes del Estado y a la Dirección del Registro Electoral, la cual de inmediato adoptará las providencias del caso y dará amplia publicidad a la convocatoria.
CAPITULO II
FORMALIZACION DE CANDIDATURAS
Artículo 155.- Las candidaturas deberán presentarse dentro de los cuatro meses siguientes a la convocatoria a elecciones, ante la Justicia Electoral. En los casos en que la Constitución Nacional determina un plazo menor, las candidaturas deberán presentarse hasta un mes antes de las elecciones.
Artículo 156.- Las inhabilidades establecidas para las candidaturas a cargos electivos deberán cesar en los plazos y condiciones establecidos en la Constitución o, en su caso, en la ley.
Artículo 157.- La presentación de candidatos o listas de candidatos contendrá:
a) comunicaci√≥n del partido, movimiento pol√≠tico o alianza, en su caso; 
b) nominaci√≥n y constituci√≥n de domicilio de los apoderados del partido,  movimiento pol√≠tico o alianza.  A tal domicilio se remitir√°n todas las notificaciones, citaciones y emplazamientos, entendi√©ndose que el mandato faculta al o a los apoderados a actuar en los procedimientos judiciales a que pudiera dar lugar la candidatura; y,
c) aceptación de la candidatura suscrita por el o los postulados.
Artículo 158.- La presentación de candidaturas deberá hacerse ante la Justicia Electoral de conformidad con lo establecido en su ley reglamentaria.
Artículo 159.- Recibida la presentación de candidaturas, se dará constancia de la recepción de la documentación y, toda ella, se pondrá de manifiesto en Secretaría por el término de cinco días corridos a los efectos de las tachas o impugnaciones.
Artículo 160.- En el caso de renuncia, inhabilidad o muerte de un candidato a cargo unipersonal luego de su oficialización, pero antes de las elecciones respectivas, se estará a las disposiciones de los estatutos de los partidos políticos y los acuerdos de las alianzas; los movimientos políticos deberán reiniciar el procedimiento establecido para su constitución.
Art√≠culo 161.- En caso de renuncia, inhabilidad o muerte de alg√ļn candidato electo antes de su incorporaci√≥n, le sustituir√° aquel que en la lista de titulares de su partido, movimiento pol√≠tico o alianza lo siga en el orden respectivo.
Artículo 162.- En el caso de renuncia, inhabilidad o muerte de un candidato unipersonal electo, pero antes de haber asumido el cargo, se estará a lo dispuesto por la Constitución y las leyes respectivas.
Artículo 163.- En caso de renuncia, inhabilidad, muerte o permiso de un miembro ya incorporado, lo sustituirá aquel que en la lista respectiva de suplentes de su partido o movimiento político figure en el orden de prelación. El mismo sistema regirá para las alianzas electorales, salvo que las partes hayan acordado otro diferente.
Artículo 164.- Cuando las vacancias resulten del retiro definitivo del bloque o bancada de uno de los partidos, movimientos políticos o alianzas se convocará en primer lugar a los suplentes de la misma bancada, y si éstos a su vez se negaren a incorporarse se distribuirán las bancas entre los candidatos suplentes mas votados en las listas de las otras asociaciones políticas y en la proporción correspondiente. Igual procedimiento se seguirá en los casos de vacancias de Convencionales Constituyentes, de miembros titulares de las Juntas Departamentales o Juntas Municipales.
CAPITULO III
TACHAS E IMPUGNACIONES DE CANDIDATURAS
Artículo 165.- Las tachas e impugnaciones de candidaturas deberán presentarse dentro del plazo establecido en el artículo 159 de este Código. Dentro de ese lapso los partidos, movimientos políticos y alianzas pueden tachar a un candidato por carecer del derecho de sufragio pasivo o impugnar los procedimientos de su inscripción ante la Justicia Electoral.
Las reclamaciones sobre candidaturas a cargos nacionales y departamentales deber√°n presentarse ante los Tribunales Electorales respectivos; las reclamaciones sobre candidaturas a cargos municipales deber√°n presentarse ante los Juzgados Electorales correspondientes.
Artículo 166.- Tratándose de partidos, movimientos políticos o alianzas será causal de impugnación el hecho de que el candidato haya participado como postulante en las elecciones internas de otro partido político o haber propuesto candidaturas de otro movimiento político concerniente a cualquier cargo electivo nacional, departamental, o municipal.
Artículo 167.- De las tachas e impugnaciones deducidas se correrá traslado al apoderado del partido, movimiento político o alianza en cuestión por el plazo previsto en la ley procesal respectiva, a fin de que conteste o subsane las objeciones formuladas.
Artículo 168.- Si se tratare de objeciones o defectos subsanables, el partido, movimiento político o alianza proponente de la candidatura objetada los subsanará dentro del plazo previsto para la contestación de la demanda.
La Justicia Electoral, en su defecto, se√Īalar√° las deficiencias a ser subsanadas en el plazo establecido para el efecto y en caso de hallarse conforme con la ley oficializar√° la candidatura mediante auto motivado.
Artículo 169.- Tratándose de tachas o impugnaciones ajustadas a derecho, la Justicia Electoral dentro de los tres días dictará Resolución haciendo lugar o rechazando las objeciones.
CAPITULO IV
BOLETAS DE SUFRAGIO
Art√≠culo 170.- La votaci√≥n ser√° hecha en boletines √ļnicos divididos en espacios cuadril√°teros de cuatro cent√≠metros. Cada espacio tendr√° un color y n√ļmero diferenciado. El color ser√° propuesto por los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas reconocidos con el n√ļmero que le sea adjudicado por la Justicia Electoral, los cuales pasar√°n a ser propiedad exclusiva de los mismos mientras subsistan.
Habr√° un solo bolet√≠n para el cargo de Presidente y de Vice-Presidente de la Rep√ļblica, uno para la C√°mara de Senadores, otro para la C√°mara de Diputados que se integrar√° conforme lo establece el art√≠culo 221 de la Constituci√≥n, uno para Convencionales Constituyentes, uno para Gobernador, uno para Junta Departamental, uno para intendente municipal y uno para Junta Municipal, respectivamente, con menci√≥n de los cargos a llenarse y el per√≠odo correspondiente.
Art√≠culo 171.- Los boletines ser√°n de la forma y requisitos establecidos en el art√≠culo anterior. El contenido y los colores del modelo oficial ser√°n fijados por la Justicia Electoral. En los boletines para cargos pluripersonales el nombre y el n√ļmero de cada partido, movimiento pol√≠tico o alianza estar√°n impresos con grandes caracteres y los colores que les correspondan estar√°n bien diferenciados. Los boletines para cargos individuales llevar√°n adem√°s el nombre y la fotograf√≠a impresa del rostro de los candidatos. 
Los boletines, al doblarse en cuatro partes, deber√°n pasar f√°cilmente por la ranura de la urna.
El reverso de los boletines tendr√° una parte sombreada, destinada a las firmas de los miembros de mesa.
Art√≠culo 172.- La Justicia Electoral convocar√° a todos los apoderados de los candidatos a una audiencia en la que se proceder√° a la elecci√≥n de los colores y n√ļmeros respectivos para aplicar a los boletines. Queda garantizada la utilizaci√≥n de sus colores tradicionales a los partidos pol√≠ticos que concurren a elecciones. Mediando disidencias entre los respectivos apoderados, se dirimir√° la cuesti√≥n, sin ulterior recurso, tomando como criterio, para el discernimiento de los colores, la cantidad de votos obtenidos por cada nucleaci√≥n pol√≠tica nacional, en primer lugar y en su caso la antig√ľedad de cada partido o movimiento pol√≠tico en la vida pol√≠tica nacional.
Art√≠culo 173.- Una vez asignados los n√ļmeros y colores en los boletines, la Justicia Electoral ordenar√° la publicaci√≥n por una sola vez, en dos diarios de gran circulaci√≥n, del modelo, n√ļmero y color del bolet√≠n correspondiente a las candidaturas que concurren a la elecci√≥n.
Artículo 174.- Inmediatamente la Justicia Electoral mandará imprimir los boletines en la Imprenta Nacional o en establecimientos gráficos privados, por cuenta del Estado, previo concurso de precios entre no menos de dos establecimientos con capacidad para ejecutar los trabajos licitados en un lapso no mayor de ocho días.
CAPITULO V
MESAS RECEPTORAS DE VOTOS
Artículo 175.- Los miembros de las mesas receptoras de votos actuarán con entera independencia de toda autoridad y no obedecerán orden alguna que les impida el ejercicio de sus funciones.
Art√≠culo 176.- Las mesas receptoras de votos se compondr√°n de un presidente y dos vocales, siendo requisito para el desempe√Īo de esta funci√≥n p√ļblica:
a) ser elector y residir en el distrito electoral;
b) saber leer y escribir;
c) ser de notoria buena conducta; y,
d) no ser candidato a esa elección.
Art√≠culo 177.- Las mesas receptoras de votos estar√°n integradas por tres miembros nombrados por el Juez Electoral, a m√°s tardar quince d√≠as antes de las elecciones, de entre los candidatos propuestos por los partidos pol√≠ticos con mayor n√ļmero de bancas en el Congreso, pero sin que puedan estar en la misma mesa m√°s de un miembro del mismo partido pol√≠tico. Si los candidatos propuestos por √©stos fueren insuficientes para llenar los cargos o no reuniesen los requisitos necesarios, los integrantes que faltaren ser√°n sorteados entre los candidatos propuestos por los dem√°s partidos o movimientos pol√≠ticos participantes en las elecciones convocadas. Si no se diera esa posibilidad, el sorteo se har√° entre los representantes de los partidos representados. Producida la designaci√≥n, se proceder√° al sorteo del presidente y de los vocales de mesa con el control de los representantes de los partidos y movimientos pol√≠ticos intervinientes.  A los efectos de lo establecido en este art√≠culo, las alianzas estar√°n representadas por los partidos pol√≠ticos que la integran.
Art√≠culo 178.- Aprobados los locales de votaci√≥n por los Juzgados Electorales respectivos, la decisi√≥n ser√° notificada por escrito a los integrantes de la mesa receptora de votos con por lo menos ocho d√≠as de antelaci√≥n, a la fecha de realizaci√≥n de los comicios. 
Artículo 179.- Simultáneamente a la postulación de candidatos a integrar las mesas receptoras de votos, las Juntas Cívicas propondrán al Juez Electoral los locales donde se instalarán éstas, utilizando preferentemente los asientos de oficinas o servicios del Estado o las Municipalidades.
Artículo 180.- El ejercicio del cargo de miembro de la Mesa receptora de voto es obligatorio e irrenunciable. Sólo podrán admitirse como causales de excusación, las siguientes:
a) grave impedimento físico comprobado;
b) necesidad de ausentarse de la Rep√ļblica por el tiempo en que deba desempe√Īarse el cargo;
c) tener m√°s de sesenta y cinco a√Īos de edad; y,
d) no estar en el ejercicio de los derechos ciudadanos.
Artículo 181.- Aprobados que fueren los locales de votación por los Juzgados Electorales respectivos, la decisión será notificada por escrito a los directores o jefes de los locales aludidos, o a los propietarios de los mismos, para lo cual se comisionará a las Juntas Cívicas. Será obligatorio prestar a las mismas toda la colaboración requerida para un eficiente funcionamiento de las mesas receptoras de votos. En un mismo local podrán funcionar varias mesas.
Artículo 182.- Tres días antes de la celebración de los comicios los integrantes de las mesas receptoras deberán concurrir a convocatoria de las Juntas Cívicas a recibir las instrucciones requeridas para el correcto ejercicio de sus funciones, así como para esclarecer las cuestiones dudosas que pudieran suscitarse en el desarrollo del acto comicial.
Art√≠culo 183.- El Juez Electoral dispondr√° la publicaci√≥n de avisos impresos colocados en edificios p√ļblicos, indicando los lugares en que funcionar√°n las mesas receptoras de votos con todas las explicaciones necesarias para que los electores puedan ejercer sus derechos sin dificultades.
Igualmente la Direcci√≥n del Registro Electoral dispondr√° que las distintas juntas c√≠vicas organicen las se√Īalizaciones requeridas para que los electores emitan sus votos sin entorpecimiento y con entera libertad.
Artículo 184.- Son obligaciones de los miembros de la mesa receptora de voto:
a) exhibir sus credenciales;
b) comprobar la autenticidad de las credenciales de los veedores de los partidos y movimientos políticos o alianzas;
c) instalar las mesas de sufragio, elaborar y firmar el acta de apertura, en la que constar√° el n√ļmero de mesa, asiento electoral, lugar, fecha y hora del funcionamiento de la mesa; nombre y apellido de los miembros presentes; de los veedores de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas;
d) colocar en lugar visible uno o m√°s carteles que lleven impreso el n√ļmero de la mesa de sufragio, para su r√°pida ubicaci√≥n, as√≠ como carteles con los nombres de todos los candidatos para cargos, tanto unipersonales como pluripersonales, en igual cantidad, separados por partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas;
e) verificar si el recinto reservado re√ļne las condiciones de seguridad y garant√≠a para que el elector emita su voto;
f) decidir en el acto todas las reclamaciones, consultas y dudas que se susciten, mantener el orden en el recinto del sufragio y, en su caso, recurrir a la policía para expulsar, sin perjuicio de las sanciones de la ley, a toda persona en estado de ebriedad, que porte armas o que pretenda destruir material electoral, coaccionar, sobornar a los sufragantes, faltar al respeto a los miembros de la Mesa, o que realice cualquier acto o hecho que viole la libertad, pureza y garantía del sufragio;
g) vigilar que los votantes depositen sus respectivos boletines en la urna correspondiente;
h) marcar con tinta indeleble el dedo √≠ndice de la mano derecha del   elector en la forma establecida en el art√≠culo 212 de este C√≥digo;
i) hacer constar en las actas correspondientes las protestas de los apoderados o veedores de los partidos, movimientos políticos y alianzas;
j) practicar el escrutinio.
Art√≠culo 185.- Los miembros de las mesas receptoras de voto que trabajen en el sector p√ļblico o privado tendr√°n derecho a un d√≠a compensatorio de descanso remunerado dentro de los quince d√≠as siguientes a los comicios en que hubieren desempe√Īado dicha funci√≥n.
Artículo 186.- Está prohibido a los miembros de las mesas receptoras de voto:
a) rechazar el voto de las personas que porten su cédula de identidad y se encuentren registradas en el padrón de la mesa;
b) recibir el voto de las personas que no consten en el padrón, salvo que se trate de apoderados y veedores acreditados de los partidos, movimientos políticos y alianzas;
c) consentir que los apoderados o veedores de partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas u otras personas realicen propaganda dentro del recinto electoral; 
d) influir de alguna manera en la voluntad del elector; y,
e) realizar el escrutinio fuera del recinto electoral.    
CAPITULO VI
APODERADOS Y VEEDORES
Artículo 187.- El representante o apoderado de cada candidatura puede otorgar mandato o autorización a favor de otro elector habilitado, a objeto de que ostente la representación de la candidatura en los actos y operaciones electorales.
La designación deberá realizarse mediante documento autenticado por ante el Juzgado Electoral respectivo, el cual deberá expedir la autenticación y entregarla al otorgante, dentro de los tres días de su presentación. Si así no lo hiciere, la autenticación quedará operada de pleno derecho. En cada local de votación podrán ser habilitados dos apoderados titulares y dos suplentes por cada partido, movimiento político o alianza que haya presentado candidaturas y en cada distrito o colegio electoral un titular y un suplente como Apoderado distrital o departamental, en su caso.
Artículo 188.- Los apoderados tienen derecho a acceder libremente a los locales electorales a examinar el desarrollo de las operaciones de votación y de escrutinio, a formular reclamaciones y protestas y recibir las certificaciones que prevé este Código.
Art√≠culo 189.- Cada partido, movimiento pol√≠tico o alianza que presente candidaturas podr√° designar un veedor titular y otro suplente ante cada mesa receptora de votos. La n√≥mina de veedores ser√° presentada ante la Junta C√≠vica respectiva con diez d√≠as de anticipaci√≥n cuanto menos, a la fecha de las elecciones, con indicaci√≥n del n√ļmero de orden en el padr√≥n electoral de cada uno de ellos. La autoridad electoral deber√° verificar la condici√≥n de elector de los mismos dentro de los cinco d√≠as de su presentaci√≥n. Si as√≠ no lo hiciere, la verificaci√≥n quedar√° operada de pleno derecho y se tendr√°n por v√°lidos los veedores propuestos. La Junta C√≠vica respectiva expedir√° al veedor el documento habilitante en el que deber√°n constar: nombre y apellido del veedor, n√ļmero de c√©dula de identidad, n√ļmero de orden en el Padr√≥n Electoral y n√ļmero de la mesa en la que cumplir√° su funci√≥n, con fecha y firma de su Presidente.
Artículo 190.- El veedor de mesa deberá estar inscripto en el padrón distrital y tiene derecho a:
a) permanecer en el recinto en el que se realizan los comicios y junto a la mesa receptora de votos donde desempe√Īar√° su funci√≥n; 
b) presentar las reclamaciones escritas que juzgue convenientes, recibiendo constancia de la presentación efectuada;
c) exigir de la mesa receptora certificación firmada del resultado de la votación; y,
d) suscribir las actas del comicio, no siendo su omisión causal de nulidad del acto.
CAPITULO VII
DISPOSICIONES COMUNES
Art√≠culo 191.- El personal administrativo afectado a tareas electorales, los apoderados de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas, los integrantes de las mesas receptoras de votos y los veedores gozan de inmunidad el d√≠a del acto y no podr√°n ser detenidos ni molestados por ninguna autoridad de no mediar flagrancia en la comisi√≥n de un delito de acci√≥n penal p√ļblica.
Artículo 192.- Durante el desarrollo del acto comicial, las personas mencionadas en el artículo anterior serán proveída de alimentos y bebidas sin alcohol, por la Dirección del Registro Electoral.
Artículo 193.- Los apoderados, veedores e integrantes de la mesa receptora de votos que sean trabajadores por cuenta ajena tienen derecho a un permiso para dejar de asistir al lugar de trabajo durante el día de la votación, si es día laborable, sin el descuento de sus haberes.
Art√≠culo 194.- Las autoridades policiales dispondr√°n que el d√≠a de celebraci√≥n de los comicios se hallen a disposici√≥n de cada presidente de las mesas receptoras de votos, el n√ļmero suficiente de agentes de polic√≠a con la finalidad de resguardar el orden y garantizar la libertad y regularidad del voto.
Artículo 195.- En el día de los comicios queda prohibido:
a) la aglomeración de personas o la organización de grupos en un radio inferior a doscientos metros de los centros en que funcionen las mesas receptoras de votos que directa o indirectamente puedan significar cualquier presión sobre los electores, a menos que se trate de electores formando filas delante de las mesas para sufragar;
b) la portaci√≥n de armas, aun mediando autorizaci√≥n acordada anteriormente por autoridades administrativas, en el mismo radio se√Īalado en el inciso anterior;
c) la celebraci√≥n de espect√°culos p√ļblicos hasta dos horas despu√©s de finalizar los comicios; 
d) el expendio de bebidas alcohólicas; y,
e) la instalación de mesas de consulta por parte de los partidos, movimientos y alianzas en el radio mencionado en el inciso a) de este artículo.
Artículo 196.- El día de los comicios, la Junta Cívica podrá habilitar puestos de información en los locales de votación a los efectos de que los electores puedan averiguar su ubicación en los padrones. La tarea se hará con el control de las asociaciones políticas que participaren en los comicios.
CAPITULO VIII
DE LA VOTACION
Art√≠culo 197.- El presidente y los dos vocales de cada mesa electoral y los suplentes deber√°n reunirse a las seis horas de la ma√Īana del d√≠a fijado para los comicios en el local de votaci√≥n correspondiente. Si el presidente o alguno de los vocales no acudiere le sustituir√° su suplente. No puede constituirse la mesa sin la presencia de un presidente y dos vocales. En caso de ausencia de sus miembros, la Junta C√≠vica arbitrar√° la integraci√≥n de la mesa.
Art√≠culo 198.- Integrada la mesa receptora de votos con la presencia del presidente y los vocales, se distribuir√°n los elementos y √ļtiles requeridos a tal fin:
a) una urna de acrílico transparente colocada en lugar bien visible para el depósito de los votos. La misma será cerrada y precintada con tira de papel engomada que deberá ser suscrita por el presidente y los vocales;
b) una casilla, como cuarto reservado para marcar el voto;
c) un n√ļmero suficiente de boletines y dem√°s elementos usados en la votaci√≥n. Si faltare cualquiera de estos elementos, por cualquier circunstancia o se advirtiera su posible agotamiento durante el desarrollo de la votaci√≥n, los miembros deber√°n dar cuenta a la Junta C√≠vica para la provisi√≥n que corresponda;
d) un ejemplar del padrón electoral de la mesa que deberá ser colocado en lugar visible y hallarse a disposición de los electores para cualquier consulta; y,
e) carteles impresos con los nombres de todos los candidatos conforme al inciso d) del Artículo 184.
Artículo 199.- El presidente y los vocales verificarán los documentos de los veedores.
Si los hallaren en buena y debida forma, darán intervención a los mismos. No se admitirá en cada mesa más de un veedor por asociación política participante en los comicios.
Artículo 200.- Inmediatamente los miembros de la mesa adoptarán las disposiciones preliminares, tales como observar las casillas o recintos reservados, destinados a cuartos obscuros, revisar y demostrar que la urna se encuentra vacía, para luego cerrarla con cinta engomada y ubicar los boletines de voto sobre las mesas receptoras.
Artículo 201.- Los miembros de las mesas receptoras del voto comprobarán que los sufragantes, antes de depositar su voto, no tengan el dedo índice de la mano derecha u otro a falta de éste, impregnado de tinta, grasa o alguna sustancia que haga inocua la función de la tinta indeleble.
Artículo 202.- La Mesa podrá denegar el derecho de emitir su voto al elector en los siguientes casos:
a) cuando los datos de su cédula de identidad no coincidan manifiestamente con los del padrón de la mesa;
b) cuando la cédula de identidad sea ostensiblemente falsa o manifiestamente adulterada, pudiendo la mesa ordenar la detención de su portador; y,
c) cuando tenga alg√ļn dedo de la mano manchado con tinta indeleble utilizada en el comicio.
Artículo 203.- Compete exclusivamente a la Junta Cívica la provisión de los boletines de votos en los locales de las mesas receptoras.
Artículo 204.- A las seis y treinta horas se extenderá el acta de constitución de la mesa, dando cuenta de la instalación y de los hechos que pudieran haber acaecido, suscribiéndola el presidente, los vocales y los veedores, en su caso, indicándose con claridad los nombres y apellidos de los mismos. Esta acta y la documentación anexa formarán la cabeza del expediente electoral de la mesa.
Artículo 205.- Inmediatamente después los integrantes de la mesa que tienen autoridad exclusiva para conservar el orden, asegurar la libertad de los electores y mantener la observancia de la ley, verificarán que la entrada al local se mantenga siempre libre y accesible para las personas que tienen derecho a entrar en él. Las fuerzas policiales destinadas a proteger los locales de votación prestarán a los mismos, dentro y fuera de los locales, el auxilio que éstos requieran.
Art√≠culo 206.- Solamente pueden acceder al recinto en que se realiza la votaci√≥n los integrantes de la mesa, los veedores y apoderados de las candidaturas y los funcionarios debidamente acreditados de la Junta C√≠vica.  Los agentes del orden acceder√°n en cuanto los requiera la mesa.
Artículo 207.- Los electores votarán en el orden de su llegada, para cuyo efecto deberán formar fila de a uno. La mesa dará preferencia a:
a) mujeres embarazadas y minusv√°lidos;
b) enfermos;
c) electores mayores de setenta y cinco a√Īos; y
d) autoridades electorales y candidatos. 
Artículo 208.- La identificación del elector y el derecho a votar se acredita con la cédula de identidad, la que será entregada al turno de votar.
Artículo 209.- Cuando la mesa tuviere dudas, por sí o a consecuencia de la reclamación que en el acto hiciera un veedor o apoderado sobre la identidad del elector que se presenta a votar, decidirá por mayoría a la vista del documento de identidad y del padrón de la mesa. De ello se labrará acta que se unirá al expediente electoral.
Art√≠culo 210.- Si la identidad no es impugnada, los dos vocales firmar√°n al dorso en la parte sombreada del bolet√≠n de voto y lo entregar√°n al elector antes de pasar al cuarto oscuro. 
Artículo 211.- Introducido en el cuarto oscuro respectivo, el elector marcará el boletín de voto, y luego de doblarlo volverá a la mesa y lo entregará al Presidente quien firmará al dorso del mismo en la parte sombreada. Devuelto al elector, éste lo depositará en la urna.
En el caso que el elector se demorase más de tres minutos, el presidente de mesa le ordenará a que deposite, de inmediato, su boletín en la urna.
Seguidamente se anotará en el padrón la palabra "votó".
Art√≠culo 212.- Antes que el elector haya depositado su voto en la urna marcar√° con tinta indeleble, hasta la cut√≠cula de la u√Īa del dedo √≠ndice de la mano derecha u otro a falta de √©ste, y recibir√° como constancia de haber votado un comprobante escrito con sus apellidos y nombres, n√ļmero correspondiente de padr√≥n, distrito electoral y mesa en que vot√≥.
Artículo 213.- Sólo por causa de fuerza mayor podrá no iniciarse o suspenderse el acto de la votación, bajo la responsabilidad del presidente y vocales quienes al respecto tomarán la decisión fundada que se asentará en acta a los fines consiguientes.
Artículo 214.- En caso de suspensión el presidente de mesa comunicará de inmediato el hecho a la Junta Cívica. Si la duración de la interrupción no fuere superior a una hora y su causa permitiera que la votación se reanude sin influir en el resultado de la elección en la respectiva mesa, ésta continuará tanto tiempo como hubiera estado suspendida.
Artículo 215.- En caso de suspensión definitiva de la votación, no se tendrán en cuenta los votos emitidos ni se procederá a su escrutinio, debiendo los integrantes de la mesa proceder a la destrucción de los votos que se hayan depositado en la urna.
Art√≠culo 216.- En caso de indisposici√≥n s√ļbita del presidente de mesa o de cualquier otro miembro de ella, durante el acto del sufragio o del escrutinio, quien asuma la presidencia de acuerdo a las reglas de los art√≠culos 177 y 197 dispondr√° que el personal de la mesa se complete con uno de los suplentes o en ausencia de ellos, con cualquiera de los electores del Padr√≥n correspondiente que se encuentre presente. En ning√ļn momento la mesa debe funcionar sin la totalidad de sus miembros bajo responsabilidad de √©stos. La sustituci√≥n se har√° constar en el acta de incidentes.
Artículo 217.- Las personas que por defecto físico estén impedidas de marcar los boletines e introducirlos en la urna podrán servirse para estas operaciones de una persona de confianza.
Art√≠culo 218.-  A las diez y siete horas en el horario de verano y diecis√©is horas en el horario de invierno, el presidente declarar√° cerrada la votaci√≥n. Si estuvieren presentes en la fila electores que no hubiesen votado todav√≠a, el presidente admitir√° que lo hagan y no permitir√° que voten otros que vayan llegando despu√©s.
Art√≠culo 219.- A continuaci√≥n votar√°n los miembros de la mesa y los apoderados y veedores que a√ļn no lo hubieren hecho. Se especificar√°n, en las casillas especialmente habilitadas al efecto, el n√ļmero de inscripci√≥n y el distrito electoral al que pertenecen y la funci√≥n que cada uno desempe√Īa en la mesa. Los apoderados votar√°n en la √ļltima mesa del local.
Art√≠culo 220.- A su t√©rmino se asentar√° en el formulario obrante en el padr√≥n el n√ļmero de personas que hayan sufragado. Esta anotaci√≥n ser√° firmada por los miembros y por los veedores de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas que quisieran hacerlo.
TITULO IV
DEL ESCRUTINIO
CAPITULO UNICO
ESCRUTINIO Y JUICIO DE LAS ELECCIONES
Art√≠culo 221.- El voto es secreto, pero el escrutinio es p√ļblico. Terminada la votaci√≥n comenzar√° el escrutinio. Cualquier elector tiene derecho a presenciarlo en silencio, a la distancia prudencial que disponga el presidente de mesa, quien tiene facultad de ordenar en forma inmediata la expulsi√≥n de las personas que, de cualquier modo, entorpezcan o perturben el escrutinio.
Art√≠culo 222.- Las operaciones de escrutinio se realizar√°n en el mismo sitio en que tuvo lugar la votaci√≥n en un solo acto ininterrumpido. Ellas se ajustar√°n al siguiente procedimiento: 
a) en primer término el presidente procederá a retirar la precinta firmada con la que se cerró la urna y procederá a su apertura;
b) una vez abierta la urna se proceder√° al contaje de los boletines contenidos en ella.
Si apareciere alg√ļn bolet√≠n que se aparte del modelo utilizado para la votaci√≥n o no estuviere firmado por el presidente y los vocales ser√° anulado sin m√°s tr√°mite. La firma de las autoridades de mesa en boletines que se aparten del modelo utilizado ser√° penada de conformidad con lo establecido en el art√≠culo 317 de este C√≥digo;
c) inmediatamente se cotejar√° el n√ļmero de boletines extra√≠dos por cargos con el n√ļmero de votantes registrados en el padr√≥n de la mesa.
Si existiere diferencia se har√° menci√≥n de ello en el acta de escrutinio. Si el n√ļmero de boletines fuere mayor que el n√ļmero de sufragantes seg√ļn los datos del padr√≥n, el presidente sacar√°, sin abrirlos, un n√ļmero de boletines igual al del excedente y los destruir√° inmediatamente. Si la diferencia es de menos, se dejar√° la constancia del hecho en el acta.
Si el excedente de boletines fuere mayor al diez por ciento del total de los votos emitidos para cualquiera de los cargos, la votación de la mesa será nula.
Artículo 223.- Seguidamente se introducirán de nuevo todos los boletines en la urna. A continuación el presidente de mesa irá desdoblando uno a uno los boletines y leerá en voz alta el contenido de ellos.
Si se trata de elecciones m√ļltiples, a medida que se vaya leyendo el contenido de los boletines se los ir√° separando de acuerdo a los cargos y por partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas.
Art√≠culo 224.- Luego se ir√° haciendo la suma separada de los votos obtenidos comenzando por los boletines de Presidente y Vicepresidente de la Rep√ļblica. El presidente de mesa exhibir√° cada bolet√≠n, una vez le√≠do, a los vocales, veedores de la mesa y apoderados de la mesa.
Si alg√ļn miembro o veedor de la mesa en ejercicio de sus funciones tuviese dudas sobre el contenido de un bolet√≠n le√≠do por el presidente podr√° pedir su entrega en el acto para el correspondiente examen y deber√° conced√©rsele.
Artículo 225.- Es nulo el voto emitido en boletín diferente del modelo oficial o que tenga marcada más de una preferencia o que no lleve las firmas de los miembros de mesa.
Artículo 226.- Se considerará voto en blanco el boletín que no tenga marcas.
Art√≠culo 227.- Terminada la lectura de los boletines, se proceder√° al recuento de los votos. A continuaci√≥n el presidente preguntar√° si hay alguna protesta que hacer contra el escrutinio; no habiendo ninguna o despu√©s que la mesa resuelva las que se hubieren presentado, anunciar√° en voz alta el resultado del escrutinio. Inmediatamente se proceder√° a labrar el acta del escrutinio, en el que se asentar√°n los resultados obtenidos por cada clase de cargo o representaci√≥n por partido, movimiento pol√≠tico y alianza, as√≠ como los votos nulos y en blanco. El asiento de los totales se har√° en letras y n√ļmeros.
Artículo 228.- Igualmente se consignarán sumariamente en el acta las reclamaciones e impugnaciones que formularen los electores, veedores, apoderados o candidatos, las cuales se anexarán a la misma así como toda otra mención que contribuya a esclarecer los hechos sucedidos. Suscribirán obligatoriamente el acta el presidente de mesa y los vocales y si lo desearen, los veedores y el elector que quisiera hacerlo.
Artículo 229.- Luego de suscrita el acta, el presidente deberá otorgar certificado sobre los resultados de la elección a los veedores que los solicitasen. El mismo llevará la firma de los miembros de mesa.
Artículo 230.- Finalmente, el presidente de mesa procederá a hacer entrega a la Junta Cívica, previa introducción en un sobre de papel madera y otro de plástico, del expediente electoral que contendrá:
a) los padrones de electores utilizados en la mesa;
b) el acta de constitución de la mesa (apertura de la votación), a la que se anexarán todas las reclamaciones que se hubieren deducido;
c) las actas de toda incidencia que hubiere ocurrido durante la votación; y,
d) el acta de escrutinio a la que se anexar√°n todos los reclamos y objeciones que se hubieran presentado.
Artículo 231.- El sobre de papel madera que contenga el expediente electoral será cerrado y precintado con una tira de papel engomado, suscrita por el presidente y los vocales abarcando parte del papel engomado y parte del sobre.
Este sobre será entregado a la Junta Cívica, previa suscripción de un recibo que será confeccionado en un talonario por duplicado; un ejemplar para el presidente de mesa y otro para entregarlo o remitirlo, en su caso, al Juez Electoral de la Circunscripción conjuntamente con los sobres.
Artículo 232.- Recibidos los sobres conteniendo el expediente electoral por los Jueces Electorales respectivos, éstos los trasladarán a los Tribunales Electorales de su circunscripción, a los efectos del cómputo correspondiente.
Artículo 233.- El Tribunal Electoral de la circunscripción, en forma previa a la realización del cómputo de los votos, comprobará si le fueron entregados los padrones y actas de todas las mesas habilitadas en la jurisdicción y observará el estado en que llegaron los sobres para comprobar si hay indicios de haber sido violados.
Art√≠culo 234.- El Tribunal Electoral de la circunscripci√≥n, al recibir la documentaci√≥n que corresponde a todas las mesas receptoras de votos habilitadas en la misma, har√° el c√≥mputo de los votos emitidos, con asistencia de los apoderados de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas.
Ese cómputo consistirá en la suma total de los resultados que arrojen las actas de escrutinio de las mesas que funcionaron en los comicios.
Debe establecer la cantidad de votos logrados por cada uno de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas y en cada una de las categor√≠as de cargos, si la elecci√≥n es m√ļltiple y el n√ļmero de votos nulos y en blanco y entregar los certificados correspondientes a los representantes y apoderados de las respectivas candidaturas.
Art√≠culo 235.- En las elecciones de Convencionales Constituyentes, de Presidente y Vicepresidente de la Rep√ļblica, Miembros del Congreso Nacional, Gobernadores, Juntas Departamentales, Intendentes Municipales y Juntas Municipales, la convocatoria, el juzgamiento, la organizaci√≥n, direcci√≥n, supervisi√≥n y vigilancia, as√≠ como los derechos y los t√≠tulos de quienes resulten elegidos corresponden a la Justicia Electoral, de acuerdo con el art√≠culo 273 de la Constituci√≥n Nacional y su ley reglamentaria.
Art√≠culo 236.-  Los cargos ser√°n integrados con los candidatos de las respectivas listas en el orden de colocaci√≥n de los titulares y suplentes de cada una de ellas.
Artículo 237.- Concluido el escrutinio, el Tribunal Electoral establecerá:
a) el c√≥mputo provisorio o definitivo seg√ļn el caso del distrito electoral, consignando el n√ļmero de votos v√°lidos, nulos y en blanco, as√≠ como las decisiones adoptadas por las autoridades de mesa; y,
b) la discriminación de los resultados por cargos y por listas o candidaturas.
Artículo 238.- Las elecciones deben practicarse en todos los distritos incluidos en la convocatoria. Si ellas no se hubieren realizado en por lo menos el cincuenta y uno por ciento de las mesas habilitadas para el efecto, deberá convocarse a nuevas elecciones. En los distritos en que no se hubieren realizado las elecciones o se hubieren anulado, las mismas deberán celebrarse dentro de los treinta días siguientes.
Artículo 239.- Cuando en un distrito electoral no se hubieran realizado las elecciones en el 51% (cincuenta y uno por ciento) por lo menos de las mesas receptoras de votos, se convocará a nuevas elecciones en el mismo.
TITULO V
NORMAS ESPECIALES
CAPITULO I
ELECCION DE CONVENCIONALES CONSTITUYENTES
Art√≠culo 240.- Son elegibles convencionales constituyentes los ciudadanos que re√ļnan los requisitos establecidos en la Constituci√≥n Nacional y se hallen en el ejercicio del derecho de sufragio pasivo.
Art√≠culo 241.- La Convenci√≥n Nacional Constituyente se integrar√° con el n√ļmero de ciudadanos convencionales establecidos en la ley especial a dictarse para el efecto y no podr√° exceder del total de los miembros del Congreso.
Art√≠culo 242.- A los efectos de la instalaci√≥n de la Convenci√≥n Nacional Constituyente, el ciudadano convencional que figure en el primer puesto de la lista que obtuviere el mayor n√ļmero de votos decidir√° su instalaci√≥n hasta que la Convenci√≥n designe sus propias autoridades y sancione su propia reglamentaci√≥n.
CAPITULO II
ELECCI√ďN DEL PRESIDENTE DE LA REP√öBLICA
Art√≠culo 243.- Es elegible Presidente de la Rep√ļblica todo ciudadano que re√ļna los requisitos exigidos por la Constituci√≥n Nacional y este C√≥digo y se halle en ejercicio del derecho de sufragio pasivo.
Art√≠culo 244.- A los efectos de la elecci√≥n de Presidente y Vicepresidente de la Rep√ļblica el pa√≠s se constituye en un colegio electoral √ļnico.
Ser√°n electos Presidente y Vicepresidente los candidatos que obtuvieren el mayor n√ļmero de votos v√°lidos emitidos.
Artículo 245.- Las incompatibilidades para el ejercicio del cargo son las establecidas en la Constitución Nacional y en este Código.
CAPITULO III
DE LA ELECCION DE SENADORES Y DIPUTADOS
Art√≠culo 246.- Son elegibles para desempe√Īarse como senadores y diputados los que hall√°ndose en ejercicio de su derecho de sufragio pasivo re√ļnan las condiciones establecidas en la Constituci√≥n Nacional y no se hallen comprendidos en las inhabilidades establecidas en la misma.
Artículo 247.- Los senadores serán electos por el sistema de lista completa y de representación proporcional de acuerdo con los términos del artículo 258 de este código.
Los Diputados ser√°n electos en colegios electorales departamentales de acuerdo con el n√ļmero de electores de cada departamento incluida la ciudad de Asunci√≥n con circunscripci√≥n electoral propia, de conformidad con lo establecido en el art√≠culo 221 de la Constituci√≥n y 6¬ļ inciso i) de la Ley N¬ļ 635/95.
Art√≠culo 248.- La elecci√≥n para senadores y diputados tendr√° lugar simult√°neamente con la que se realice para la elecci√≥n del Presidente y Vicepresidente de la Rep√ļblica.
CAPITULO IV
DE LA ELECCI√ďN DE LAS JUNTAS DEPARTAMENTALES Y GOBERNADORES
Artículo 249.- La elección de las Juntas Departamentales y de Gobernadores se hará por simple mayoría de votos y de acuerdo con lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 161 de la Constitución, en boletines de votos separados.
CAPITULO V
DE LA ELECCION DE JUNTAS MUNICIPALES
Art√≠culo 250.- Las autoridades de la Junta Municipal ser√°n electas mediante comicios que se realizar√°n en el distrito electoral correspondiente a cada municipio en base a listas de candidatos que contemplen la totalidad de los cargos a elegir e integrada por el sistema proporcional establecido en este c√≥digo y durar√°n cinco a√Īos en sus funciones.
Artículo 251.- Para ser candidato a miembro de las Juntas Municipales es necesario ser ciudadano nacional o extranjero, inscripto en los padrones respectivos, reunir los requisitos establecidos en la Ley Orgánica Municipal y hallarse en el ejercicio del derecho de sufragio pasivo.
CAPITULO VI
DE LA ELECCION DE INTENDENTES MUNICIPALES
Artículo 252.- El candidato a intendente municipal deberá reunir los requisitos establecidos en la Ley Orgánica Municipal y hallarse en ejercicio del derecho de sufragio pasivo.
Art√≠culo 253.- Los intendentes ser√°n electos por mayor√≠a simple de votos de los electores inscriptos en el padr√≥n del distrito respectivo y durar√°n cinco a√Īos en sus funciones.
La elección se hará mediante boletín de voto separado de aquél en que se sufrague para miembros de la Junta Municipal.
Artículo 254.- Las incompatibilidades para el ejercicio del cargo son las establecidas en la Constitución Nacional y en este código.
Artículo 255.- En caso de ausencia no justificada por más de treinta días, renuncia, inhabilitación o muerte de un intendente municipal, el Presidente de la Junta Municipal asumirá interinamente las funciones de aquél y convocará a sesión de la misma, en la cual mediante el voto secreto de cada uno de sus miembros, se elegirá de entre los mismos un nuevo intendente municipal para completar el período, cualquiera sea el tiempo que haya transcurrido desde la elección.
Artículo 256.- Las autoridades electas en comicios municipales ordinarios, de no mediar contiendas judiciales, tomarán posesión de sus cargos treinta días después de realizadas las elecciones. El miembro que figure a la cabeza de la lista proclamada presidirá la sesión preliminar de instalación de la nueva Junta que, en dicha ocasión, constituirá su mesa directiva.
En el mismo día el intendente municipal electo tomará posesión de su cargo ante la Junta Municipal.
Artículo 257.- El intendente municipal no podrá ser reelecto en el cargo, en el período inmediato siguiente. Quedan excluidos de esta prohibición los concejales municipales o ciudadanos que hayan sido designados o electos para llenar una intendencia vacante, siempre que renunciaren al cargo por lo menos seis meses antes de la elección. Los miembros de las Juntas Municipales podrán ser reelectos.
CAPITULO VII
DE LA DISTRIBUCION DE ESCA√ĎOS
Artículo 258.- Los convencionales constituyentes, senadores, diputados, miembros de las Juntas Departamentales y Municipales serán elegidos en comicios directos por medio del sistema de listas cerradas y de representación proporcional.
Para la distribuci√≥n de esca√Īos en los cuerpos colegiados se aplicar√° el sistema D¬īHont, que consiste en lo siguiente:
a) se ordenan, de mayor a menor en una columna las cifras de votos obtenidos por todas las listas;
b) se divide el n√ļmero de votos obtenidos por cada candidatura por 1 (uno), 2 (dos), 3 (tres), etc., hasta formar tantos cocientes como esca√Īos por repartir existan, conforme al siguiente ejemplo:
Divisi√≥n por      1            2             3          4
Lista A 168.000   84.000   56.000   42.000
Lista B     104.000   52.000   34.666   26.000
Lista C         72.000   36.000   24.000   18.000
Lista D   64.000   32.000   21.333   16.000
Lista E        40.000   20.000   13.333   10.000
Los esca√Īos se atribuyen a las candidaturas que hubieran obtenido los cocientes mayores en el cuadro, atendiendo a un orden decreciente. 
c) cuando en la relaci√≥n de cocientes coincidieran dos correspondientes a distintas candidaturas, el esca√Īo se atribuir√° a la que mayor n√ļmero de votos hubiera obtenido y si subsistiere el empate, se resolver√° por sorteo.
TITULO VI
DEL REFERENDUM
CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 259.- El referéndum es una forma de consulta popular que se celebrará de acuerdo con las condiciones y procedimientos regulados en el presente código.
La autorizaci√≥n para la convocatoria del cuerpo electoral por v√≠a del refer√©ndum legislativo, en cualquiera de sus modalidades, consultivo o vinculante es competencia exclusiva del Congreso y su tratamiento, en lo que corresponda, se har√° seg√ļn el procedimiento legislativo establecido en la Secci√≥n II "De la formaci√≥n y sanci√≥n de las leyes" de la Constituci√≥n y de los reglamentos de cada C√°mara.
Artículo 260.- La iniciativa para la consulta vía referéndum corresponde exclusivamente al Poder Ejecutivo, a cinco senadores o diez diputados. Al presentar el pedido de referéndum se deberá indicar el carácter consultivo o vinculante. La decisión final sobre el particular queda a cargo del Congreso.
No podr√° celebrarse refer√©ndum durante la vigencia del estado de excepci√≥n, o en los noventa d√≠as posteriores a su levantamiento. 
Tampoco podrá celebrarse el referéndum entre los noventa días anteriores y los noventa días posteriores a la fecha de elecciones generales o municipales o de otro referéndum.
Artículo 261.- El referéndum se decidirá por sufragio universal, libre, directo y secreto por mayoría simple de votos.
El objeto de la consulta por vía del referéndum deberá establecer con claridad la pregunta o preguntas que deberá contestar el cuerpo electoral con un "si" o un "no".
Artículo 262.- Una vez aceptado por ley el pedido de referéndum, el Presidente del Congreso remitirá copia de la resolución al Tribunal Superior de Justicia Electoral a los efectos de la convocatoria al cuerpo electoral que deberá hacerse dentro del plazo mínimo de sesenta días y máximo de 120, a contar de la fecha de llegada a sede de la Justicia Electoral.
A los efectos de la realización del referéndum legislativo todo el país se unifica en una sola circunscripción electoral y el procedimiento queda sometido al régimen electoral general en lo que le sea de aplicación y no se oponga a la presente ley.
Art√≠culo 263.- Si el resultado del refer√©ndum no fuera favorable a la aprobaci√≥n de la cuesti√≥n consultada, no podr√° reiterarse la iniciativa hasta transcurridos tres a√Īos del mismo. Si se rechaza en sede legislativa no podr√° promoverse otro sobre el mismo tema hasta transcurrido dos a√Īos.
Artículo 264.- La ley de convocatoria a referéndum se deberá difundir a través de los diarios de mayor circulación del país, publicándose tres veces dentro de los diez días siguientes a su promulgación.
Durante los diez días anteriores a la votación queda prohibida la publicación, difusión total o parcial o comentarios de resultados de cualquier encuesta o sondeo de opinión que estén directa o indirectamente relacionados con la consulta sometida a referéndum.
Art√≠culo 265.- Refer√©ndum Constitucional. Aprobada la enmienda constitucional por ambas C√°maras del Congreso seg√ļn lo previsto en el art√≠culo 290 de la Constituci√≥n y recibido el texto por el Superior Tribunal de Justicia Electoral, este convocar√° dentro del plazo de ciento ochenta d√≠as a un refer√©ndum constitucional.
La consulta al cuerpo electoral ser√° por la afirmativa o la negativa de la enmienda aprobada por el Congreso.
Las mismas restricciones establecidas en el artículo 264 regirán para el referéndum constitucional
Igualmente queda sujeto al mismo régimen de propaganda previsto en el artículo 304
CAPITULO II
INICIATIVA POPULAR
Artículo 266.- Los electores pueden ejercer la iniciativa popular en las condiciones establecidas en el presente código electoral. El derecho reconocido por la Constitución a favor de los electores para proponer como iniciativa popular proyectos de ley requiere la presentación de una propuesta legislativa que deberá contener lo siguiente:
a) texto articulado del proyecto de ley dotado de unidad substantiva, precedido de una exposición de motivos.
b) la firma de por lo menos el 2% (dos por ciento) de los electores inscriptos en el Registro C√≠vico Permanente, identificados con su nombre, apellido y n√ļmero de documento de identidad civil, cuyas firmas deber√°n ser autenticadas por escribano p√ļblico y, recogidas en pliegos prove√≠dos por la Justicia Electoral, numerados y rubricados por uno de los miembros de una de las salas del Tribunal Electoral de la Capital.
Artículo 267.- Quedan excluidas de la iniciativa popular las cuestiones relativas a la legislación departamental o municipal, a la aprobación de tratados y acuerdos internacionales así como las materias mencionadas en el artículo 122 de la Constitución.
Artículo 268.- Para la tramitación de un proyecto de iniciativa popular deberá conformarse una comisión promotora de la iniciativa integrada por cinco electores, con expresión de sus datos personales y la constitución de domicilio de la comisión. Esta tendrá la representación legal exclusiva para todos los trámites referentes al proyecto.
Art√≠culo 269.- Los promotores de la iniciativa popular podr√°n presentar al Congreso el texto √≠ntegro de la ley y su exposici√≥n de motivos sin el n√ļmero m√≠nimo de firmas requerido. Esta presentaci√≥n permitir√° establecer, previamente, si existen cuestiones que impidan seguir adelante con la iniciativa popular, relacionadas con la existencia de un proyecto igual, en tr√°mite, sobre la misma materia en cualquiera de las C√°maras o si el proyecto bajo iniciativa popular versa sobre las materias mencionadas en el art√≠culo 267.
En estos casos el Presidente del Congreso rechazará la iniciativa bajo resolución fundada y de inmediato se comunicará a los promotores en el domicilio fijado y al plenario de cada una de las Cámaras del Congreso. Esta decisión no admitirá la interposición de recurso alguno.
Artículo 270.- Si no existiera alguno de los impedimentos mencionados en el artículo anterior, el Presidente del Congreso expedirá una constancia dentro del plazo de quince días, en la cual se establezca que el proyecto de ley tendrá prioridad en su tratamiento sobre cualquier otro proyecto igual hasta un plazo de ciento ochenta días dentro del cual se deberán presentar los pliegos con los recaudos establecidos en el artículo 266.
Artículo 271.- Admitido un proyecto de ley bajo iniciativa popular el mismo seguirá el procedimiento establecido en la Sección II, "De la formación y sanción de las leyes", de la Constitución y lo previsto en los reglamentos internos de cada Cámara. El estudio correspondiente se iniciará sin demora en la Cámara respectiva.
Artículo 272.- Si al término del plazo establecido los promotores no hubiesen reunido la cantidad de firmas exigidas pero superasen el 75%, debidamente comprobado ante la Justicia Electoral, el Presidente del Congreso, a solicitud de los promotores podrá prorrogar el plazo hasta sesenta días más. Agotado el mismo sin que entreguen la cantidad de firmas requeridas, en las condiciones exigidas, caducará de pleno derecho la iniciativa.
Art√≠culo 273.- El Estado se obliga a resarcir gastos incurridos por los promotores a raz√≥n de 2.000 G. (dos mil guaran√≠es) por firma de cada elector, siempre que el proyecto de ley presentado bajo la iniciativa popular quede convertido en ley de la Rep√ļblica.
Art√≠culo 274.- El proyecto de ley que no hubiese reunido las firmas requeridas o fuese rechazado por el Congreso de acuerdo con el procedimiento previsto para la formaci√≥n y sanci√≥n de las leyes, no podr√° promoverse de nuevo hasta despu√©s de trascurrido dos a√Īos, a contar de la fecha de la notificaci√≥n correspondiente.
Artículo 275.- El Tribunal Superior de Justicia Electoral dispondrá como corresponda el control de lo previsto en el inc. b) del artículo 266 e informará por escrito al Presidente del Congreso el cumplimiento por los promotores de lo dispuesto en dicho artículo.
LIBRO IV
FINANCIAMIENTO ESTATAL
CAPITULO I
SUBSIDIOS ELECTORALES
Artículo 276.- El Estado subsidiará a los partidos, movimientos políticos y alianzas los gastos que originen las actividades electorales, de acuerdo con las siguientes reglas:
a) con el equivalente a cincuenta mil jornales m√≠nimos para actividades diversas no especificadas para la elecci√≥n de Presidente y Vicepresidente de la Rep√ļblica si resultare electo;
b) con el equivalente a dos mil jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada diputado y senador electo;
c) con el equivalente a 200 (doscientos) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada concejal municipal de cada municipio de tercer y cuarto grupo; con el equivalente a 400 (cuatrocientos) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada concejal municipal de cada municipio de primer y segundo grupo y con el equivalente a 600 (seiscientos) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada concejal municipal del Municipio de Asunción;
d) con el equivalente a 6.000 (seis) mil jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por el Intendente Municipal de Asunción; con el equivalente a 1.500 (mil quinientos) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por el intendente de cada municipio de primer y segundo grupo y con el equivalente a 750 (setecientos cincuenta) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por el intendente de cada municipio de tercer y cuarto grupo;
e) con el equivalente a 5.000 (cinco mil) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada Gobernador electo y con el equivalente a 500 (quinientos) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas por cada miembro electo de las juntas departamentales; y,
f) con el equivalente a 15% (quince por ciento) de un jornal m√≠nimo para actividades diversas no especificadas, por cada voto v√°lido obtenido por los partidos pol√≠ticos o alianzas para el Congreso Nacional en las √ļltimas elecciones e igual porcentaje para los movimientos pol√≠ticos por cada voto v√°lido obtenido para las juntas departamentales o municipales en las √ļltimas elecciones para dichos cargos.
El importe que en virtud del presente artículo corresponda a los partidos, movimientos políticos y alianzas deberá ser entregado íntegramente a los mismos dentro de los primeros noventa días siguientes a la realización de la elección en cuestión.
Artículo 277.- Se consideran gastos electorales los que realicen los partidos, movimientos políticos y alianzas participantes en las elecciones, desde sesenta días antes hasta el día de celebración de las elecciones y que versen sobre:
a) propaganda y publicidad, directa o indirectamente dirigida a promover el voto a sus candidaturas, sea cual fuere la forma y el medio utilizado;
b) alquiler de locales para la celebraci√≥n de actos de la campa√Īa electoral;
c)  remuneraciones del personal que presta servicios para las candidaturas; 
d) gastos de transporte y desplazamiento de los candidatos, dirigentes de los partidos, movimientos políticos y alianzas que propician candidaturas y del personal afectado a tales servicios;
e) correspondencia, franqueo y servicios telegráficos, telefónicos y otros que utilicen la red nacional de telecomunicaciones;
f) los necesarios para la organización y funcionamiento de las oficinas y servicios requeridos para las elecciones;
g) los intereses de los cr√©ditos obtenidos para el financiamiento de la campa√Īa, hasta la percepci√≥n de la subvenci√≥n estatal.
Artículo 278.- A los efectos de establecer los debidos controles por parte de la Justicia Electoral, cada partido, movimiento político y alianza que propicien candidatos están obligados a:
a) designar un administrador de la campa√Īa electoral, con quien la Justicia Electoral entender√° todas las cuestiones atinentes al flujo y control de los c√≥mputos;
b) el administrador podr√° designar subadministradores departamentales y locales de las respectivas campa√Īas quienes, a su vez, deber√°n comunicar tal nominaci√≥n al Tribunal Electoral de la circunscripci√≥n judicial correspondiente; y,
c) abrir cuentas en bancos en los que se depositarán todos los fondos recaudados, con indicación de las personas autorizadas a girar contra los mismos. Los candidatos no pueden ser administradores electorales.
Art√≠culo 279.- A los efectos de la utilizaci√≥n de los fondos arbitrados para las campa√Īas electorales, los administradores o subadministradores o delegados locales son personalmente responsables de su aplicaci√≥n al destino fijado y se equiparan a los funcionarios p√ļblicos que manejan fondos del Estado a los efectos de las sanciones penales en que pudieran incurrir por su gesti√≥n indebida.
Art√≠culo 280.- En las cuentas antes expresadas deber√°n depositarse todas las cantidades afectadas para sufragar gastos electorales, sean de origen p√ļblico o privado.
El Tribunal Electoral podrá en cualquier momento exigir la presentación de todas las informaciones referidas al manejo de fondos electorales a los respectivos administradores.
Artículo 281.- Los administradores deberán llevar una ordenada contabilidad de los fondos recibidos, el origen claro y preciso de los mismos, así como el destino de los egresos que realice, debiendo en todos los casos compilar y conservar la documentación que acredite tal movimiento de fondos.
Dentro de los sesenta d√≠as siguientes a las elecciones deber√°n elevar al Tribunal Electoral cuenta documentada de todos los gastos e ingresos irrogados por la campa√Īa.
Independientemente de las responsabilidades penales en que pudieran incurrir los administradores, la falta de remisión de tales resultados a la Justicia Electoral determinará la cesación de todo aporte, subsidio o subvención de parte del Estado.
Art√≠culo 282.- En la recaudaci√≥n de fondos destinados a la campa√Īa electoral les est√° absolutamente prohibido a los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas:
a) recibir aportes de cualquier oficina de la administraci√≥n p√ļblica, de entes descentralizados aut√≥nomos o aut√°rquicos, de empresas de econom√≠a mixta, entidades binacionales as√≠ como de empresas que presten servicios o suministros a cualquier entidad p√ļblica;
b) recibir aportes de entidades o personas extranjeras;
c) recibir aportes de sindicatos, asociaciones empresarias o entidades representativas de cualquier otro sector económico; y
d) recibir aportes individuales superiores al equivalente de 5.000 (cinco mil) jornales mínimos, ya sea de personas físicas o empresas.
Los aportantes individuales que no puedan justificar el origen de sus aportes serán penados de conformidad con el artículo 321 del presente Código.
Artículo 283.- Los fondos que provee el Estado en concepto de subsidio serán depositados en una cuenta en el Banco Central del Paraguay a la Orden del Tribunal Superior de Justicia Electoral.
Artículo 284.- En todos los casos de transferencia de fondos del Estado, éstos serán girados en cheques que serán depositados en las cuentas a que alude el artículo anterior.
LIBRO V
PROPAGANDA
CAPITULO I
PROPAGANDA POLITICA
Art√≠culo 285.- El contenido de la propaganda pol√≠tica estar√° permanentemente inspirado en el fortalecimiento de la democracia, el respeto a los derechos humanos y la educaci√≥n c√≠vica del pueblo. Est√°n absolutamente prohibidos los mensajes que contengan alusiones personales injuriosas o denigrantes hacia cualquier ciudadano o que signifiquen ataques a la moralidad p√ļblica y las buenas costumbres.
Art√≠culo 286.- Los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas podr√°n realizar toda clase de actividades propagand√≠sticas por los diversos medios de comunicaci√≥n social para hacer conocer su doctrina, as√≠ como informaciones para sus afiliados y la opini√≥n p√ļblica.
Artículo 287.- Prohíbese en la propaganda de los partidos, movimientos políticos y alianzas:
a) cualquier alusión a naciones, colectividades o instituciones que pudieran generar discriminaciones por razón de raza, sexo o religión;
b) la utilizaci√≥n de √°reas del dominio p√ļblico, salvo per√≠odos electorales y conforme con cuanto m√°s adelante se establece; y,
c) la utilizaci√≥n de amplificadores de sonido cuando el volumen de √©ste represente una alteraci√≥n de la tranquilidad p√ļblica. Tales equipos solamente se permitir√°n en locales cerrados, siempre que no molesten al vecindario y en los per√≠odos electorales, en las horas y lugares establecidos por las autoridades respectivas.
Artículo 288.- Los partidos, movimientos políticos y alianzas tendrán libre acceso a la utilización de espacios en los medios masivos de comunicación social. A este efecto queda establecido para tales medios:
a) que sus propietarios o directivos no podrán realizar ninguna discriminación en las tarifas, en el sentido de que no serán más elevadas que las ordinarias para actividades comerciales; y,
b) que tampoco podr√°n los responsables de los medios hacer discriminaciones tarifarias en favor o en contra de alg√ļn partido, movimiento pol√≠tico o alianza.
Art√≠culo 289.- Si los medios masivos de comunicaci√≥n social del Estado establecen programas para la realizaci√≥n de propaganda pol√≠tica, los directivos no podr√°n, por ning√ļn concepto, establecer discriminaci√≥n en favor o en contra de alg√ļn partido, movimiento pol√≠tico o alianza.
CAPITULO II
DE LA PROPAGANDA ELECTORAL
Artículo 290.- El objeto de la propaganda electoral es la difusión de la plataforma electoral, así como los planes y programas de los partidos, movimientos políticos y alianzas con la finalidad de concitar la adhesión del electorado. Es de responsabilidad de los partidos, movimientos políticos y alianzas que propician las candidaturas, cuidar que el contenido de los mensajes constituya una alta expresión de adhesión a los valores del sistema republicano y democrático y contribuya a la educación cívica del pueblo.
Se entiende por propaganda electoral la exposici√≥n en la v√≠a y espacios p√ļblicos de pasacalles, pintadas y afiches que contengan propuestas de candidatos o programas para cargos electivos; espacios radiales o televisivos con mensajes que llamen a votar por determinados candidatos o propuestas; espacios en peri√≥dicos (diarios, revistas, semanarios) con propuestas de candidaturas o programas de gobierno.
La propaganda electoral se extenderá por un máximo de ciento veinte días, contados retroactivamente desde dos días antes de los comicios, en los que está prohibida toda clase de propaganda electoral. En los comicios internos de los partidos políticos la propaganda electoral no podrá exceder de sesenta días.
La propaganda electoral a través de los medios masivos de comunicación social se extenderá por un máximo de sesenta días, contados retroactivamente desde dos días antes de los comicios. En los comicios internos de los partidos políticos la propaganda electoral no podrá exceder de treinta días.
Art√≠culo 291.- Toda propaganda que realicen los partidos, movimientos pol√≠ticos o alianzas deber√°n individualizar claramente la leyenda partidaria o individualizar la candidatura que la realice, cuidando no inducir a enga√Īos o confundir al electorado.
Si tal ocurriese, el partido, movimiento pol√≠tico o alianza afectado por los mensajes de tal propaganda podr√° recurrir al Tribunal Electoral de la circunscripci√≥n con la probanza respectiva y √©ste, si lo considerase conveniente, podr√° correr vista al Fiscal por un t√©rmino perentorio no mayor de veinte y cuatro horas o, considerando evidente el enga√Īo o la confusi√≥n generada, resolver√° sin m√°s tr√°mite. Sin perjuicio de ella y mediando necesidad de correr vista o producir otras probanzas, por v√≠a cautelar podr√° ordenar la suspensi√≥n de la emisi√≥n de tal propaganda. Los medios de comunicaci√≥n, a los efectos de este art√≠culo, en todo momento tendr√°n constancia documental de la persona o entidad responsable de la propaganda. El Tribunal resolver√° la cuesti√≥n en un t√©rmino no mayor de tres d√≠as.
Artículo 292.- Queda absolutamente prohibida la propaganda cuyos mensajes propugnen:
a) la incitación a la guerra o a la violencia;
b) la discriminación por razones de clase, raza, sexo o religión;
c) la animosidad y los estados emocionales o pasionales que inciten a la destrucción de bienes o atente contra la integridad física de las personas;
d) la instigaci√≥n a la desobediencia colectiva al cumplimiento de las leyes o de las decisiones judiciales o a las disposiciones adoptadas para salvaguardar el orden p√ļblico; 
e) la creación de brigadas o grupos de combate, armados o no; y,
f) las injurias y calumnias.
Artículo 293.- Está prohibida la realización de actos de proselitismo, la portación de banderas, divisas u otras acciones de esta naturaleza, una vez expirado el plazo para la realización de la propaganda electoral.
Art√≠culo 294.- A los efectos de la propaganda en la v√≠a p√ļblica, las municipalidades dictar√°n la reglamentaci√≥n correspondiente que indique los lugares autorizados para la fijaci√≥n de carteles o murales, as√≠ como la precisa determinaci√≥n de las medidas tendientes a preservar el ornato de la ciudad y la sanidad p√ļblica, durante la √©poca de realizaci√≥n de propaganda. Estas disposiciones deber√°n adoptarla los municipios de oficio o a requerimiento de los Juzgados Electorales.
Artículo 295.- La propaganda callejera a través de murales, afiches o similares se realizará en las áreas determinadas por las respectivas municipalidades y mediando la autorización de los propietarios de los inmuebles afectados.
Artículo 296.- Sin perjuicio de lo establecido en los artículos anteriores, queda prohibida la fijación de letreros o adhesión o colocación de carteles en:
a) puentes;
b) edificios p√ļblicos nacionales, departamentales y municipales;
c) monumentos;
d) se√Īales de tr√°nsito; y,
e) leyendas sobre el pavimento de las carreteras o calles urbanas.
Art√≠culo 297.- Los reclamos formulados por los afectados o los responsables de la conservaci√≥n de edificios o monumentos p√ļblicos, con motivo de los da√Īos que genere la violaci√≥n de la prohibici√≥n contenida sobre el particular, deber√°n radicarse ante el fuero civil de la circunscripci√≥n judicial. La condena consistir√° en el pago de los gastos realizados para la restituci√≥n de las cosas a su estado anterior.
Artículo 298.- Está permitida la realización de propaganda por alto parlantes fijos o móviles en determinados lugares, a condición de que:
a) emitan sus sonidos en el horario que establezca la reglamentación municipal en protección del descanso de la población;
b) no se propalen sonidos amplificados a menos de doscientos metros de escuelas, bibliotecas, iglesias, hospitales, hospicios, orfanatos, teatros, cuarteles o comisarías policiales; y,
c) los locales partidarios transitorios solamente podr√°n instalarse fuera del radio se√Īalado en el inciso anterior.
Artículo 299.- Los medios masivos de comunicación social, una vez dictada la convocatoria a elecciones, están obligados en un lapso no mayor de ocho días, a remitir al Tribunal Electoral de la circunscripción sus tarifas ordinarias por los espacios de publicidad que venden.
En ning√ļn caso tales tarifas tendr√°n variaci√≥n, en m√°s, en relaci√≥n con las ordinarias para publicidad comercial. En el supuesto de que establecieren tarifas superiores a las normales ser√°n sancionados como m√°s adelante se establece.
Artículo 300.- La propaganda electoral es un derecho de todos los electores, partidos, movimientos políticos y alianzas. Nadie podrá impedir la propaganda electoral ni inutilizar o alterar o perturbar los medios lícitos empleados para su realización, so pena de sufrir las sanciones más adelante establecidas.
Art√≠culo 301.- La propaganda estar√° limitada, por partido, movimiento pol√≠tico o alianza, a no m√°s de 1/2 (media) p√°gina por edici√≥n o su equivalente en n√ļmero de cent√≠metros de columna, en cada uno de los peri√≥dicos y revistas. En lo que respecta a la propaganda por televisi√≥n o radio, cada partido, movimiento pol√≠tico o alianza tendr√° derecho a un m√°ximo de cinco minutos por canal o radio, por d√≠a.
Art√≠culo 302.- A los efectos de contribuir al proceso de democratizaci√≥n del pa√≠s y la consiguiente educaci√≥n c√≠vica del pueblo paraguayo, los medios masivos de comunicaci√≥n social oral y televisivo destinar√°n, sin costo alguno, el tres por ciento de sus espacios diarios para la divulgaci√≥n de las bases program√°ticas de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas que participen en las elecciones, durante los diez d√≠as inmediatamente anteriores al cierre de la campa√Īa electoral. A los mismos efectos y durante el mismo lapso, los peri√≥dicos destinar√°n una p√°gina por edici√≥n.
La distribución del espacio será hecha por la Justicia Electoral en forma igualitaria entre los partidos, movimientos políticos y alianzas y no se computará a los fines establecidos en el artículo anterior.
Art√≠culo 303.- Durante la campa√Īa de propaganda para el refer√©ndum los medios de difusi√≥n estatal deber√°n conceder espacios gratuitos iguales para quienes apoyen las propuestas del "s√≠" o del "no".
Art√≠culo 304.- La campa√Īa de propaganda para el refer√©ndum no podr√° tener una duraci√≥n superior a treinta d√≠as corridos y finalizar√° 48 horas antes de la fecha se√Īalada para la votaci√≥n.
Artículo 305.- Queda prohibida la difusión de resultados de encuestas de opinión desde los quince días inmediatamente anteriores al día de las elecciones. Las publicaciones deberán contener la correspondiente ficha técnica.
Art√≠culo 306.- Queda prohibida la difusi√≥n de resultados de sondeos de boca de urna, hasta una hora despu√©s de la se√Īalada para el cierre de las mesas receptoras de votos.
LIBRO VI
SANCIONES
TITULO I
CAUSALES DE NULIDAD
Artículo 307.- Son causales de nulidad de las elecciones:
a) la existencia de un estado de violencia generalizada en el país, traducido en la existencia comprobada de grupos armados que hayan protagonizado hechos de sedición, asonada o motines que impidan la libre y pacífica emisión del sufragio;
b) la existencia de violaciones sustanciales de las garantías establecidas en el presente código, tales como:
1. realización generalizada del escrutinio y cómputo en lugares distintos a los establecidos;
2. recepción de votos en fecha y lugar distintos a los establecidos en la convocatoria; y,
3. recepción de votos por personas distintas a las designadas;
c) que mediase violencia física o presión de personas físicas o autoridades sobre integrantes de las mesas;
d) la distorsión generalizada de los escrutinios por causa de error, dolo o violencia; y,
e) cuando se utilizaren padrones o boletines de votos falsos o no se habilitaren los boletines de voto de alg√ļn candidato.
Artículo 308.- La declaración de nulidad, en base a las causales mencionadas en el artículo anterior, podrá limitarse a la mesa, el distrito o el colegio electoral que hubiese padecido tales vicios. Pero si la cantidad de ellas representa más del veinte por ciento del total de electores se declarará la nulidad de toda la elección.
Artículo 309.- Son causales de nulidad de las elecciones realizadas ante las mesas electorales:
a) la ausencia, destrucción o desaparición de la documentación prevista en el artículo 230 de este Código;
b) la adulteración fraudulenta de tales documentos; y.
c) la admisi√≥n del sufragio m√ļltiple, o el de personas que no figuran en el padr√≥n de la mesa y no ejercen funci√≥n alguna ante ella.
Artículo 310.- Son anulables las elecciones cumplidas ante una mesa o sección electoral cuando:
a) se hubiese negado el derecho de fiscalización a representantes de partidos, movimientos políticos o alianzas;
b) no se hubiese exigido la presentación de documentos de identidad a los electores;
c) varios electores hubiesen padecido coacción de parte de autoridad o éstas hayan incurrido en cohecho; y,
d) se hubiere violado gravemente el secreto del voto.
Artículo 311.- En el juzgamiento de las nulidades, la Justicia Electoral tendrá en cuenta:
a) que no podrá ser declarada la nulidad reclamada por quien dió causa o motivo para ello; y,
b) que no se dar√° la nulidad por la nulidad misma, sin existir perjuicio evidente.
TITULO II
INFRACCIONES PENALES
CAPITULO I
ACTIVIDADES ELECTORALES
Art√≠culo 312.- A los efectos de la responsabilidad penal, todos los ciudadanos que desempe√Īen funciones electorales, tales como miembros de mesa, veedores y apoderados de los partidos, movimientos pol√≠ticos y alianzas quedan equiparados a los funcionarios p√ļblicos.
Art√≠culo 313.- Toda la documentaci√≥n electoral tales como actas, padrones, protestas e impugnaciones, tienen la calidad de instrumento p√ļblico.
CAPITULO II
DE LOS DELITOS
Artículo 314.- Los delitos electorales no son excarcelables.
Art√≠culo 315.- El funcionario p√ļblico que deliberadamente, para favorecer a un determinado partido, movimiento pol√≠tico o alianza, incurra en falseamiento de datos en la formaci√≥n del Registro C√≠vico Permanente ser√° pasible de la pena de penitenciar√≠a de uno a cinco a√Īos, m√°s una multa equivalente a cien jornales m√≠nimos para actividades diversas no especificadas e inhabilitaci√≥n especial para ser elector o elegible por seis a√Īos.
Artículo 316.- El funcionario que destruyere los registros soportará las mismas penas establecidas en el artículo anterior.
Art√≠culo 317.- El funcionario que incurriere en algunos de los hechos que a continuaci√≥n se tipifican sufrir√° la pena de seis meses a un a√Īo de penitenciar√≠a, m√°s una multa equivalente a trescientos jornales m√≠nimos y la inhabilitaci√≥n especial para ser elector o elegible por tres a√Īos:
a) el que violare gravemente y de cualquier manera las formalidades establecidas en el presente Código para la constitución de mesas receptoras de votos, votación, escrutinio, o no extendiere las actas prescriptas o injustificadamente se negare a recibir protestas escritas de los veedores;
b) el que, sin causa justificada suspendiere el acto electoral o basado en dudas injustificadas sobre la identidad de los votantes impidiere sistemáticamente su legítimo derecho de sufragio;
c) el que deliberadamente alterare la fecha, lugar y  hora establecidos para el acto electoral induciendo as√≠ a confusiones a los electores para impedirles el ejercicio de su derecho;
d) el que deliberadamente admite el voto de electores cuyo nombre no figure en el padrón de la mesa, a menos que sean los mencionados en el artículo 218, numeral 2; o que alguien vote dos o más veces o admita la sustitución de un elector por otro;
e) el que utilizando su autoridad para el efecto distribuyese boletines de votos falsos o adulterados o sustrajere boletines de las mesas.
f) el que no entregare o impidiere la entrega de documentos electorales sin causa justificada. 
Art√≠culo 318.- El funcionario que incurriere en algunos de los hechos que a continuaci√≥n se tipifican se har√° pasible de la pena de dos a seis meses de penitenciar√≠a m√°s una multa equivalente a doscientos jornales m√≠nimos e inhabilitaci√≥n especial para ser elector o elegido por cinco a√Īos:
a) negarse a dar certificaciones que correspondan a los veedores o apoderados o realizar proclamaciones indebidas o fraudulentas;
b) impedir se brinde a los electores, apoderados o veedores, cuando éstos lo requieran, los datos contenidos en los padrones de mesa en que deban votar o fiscalizar;
c) discriminar indebidamente a los electores para impedirles ejercer con plena libertad su derecho a sufragio.
Artículo 319.- Los miembros de las Fuerzas Armadas y los de la Policía que en violación de la prohibición del presente código detuvieren a integrantes de las mesas receptoras de votos o a cualquier elector no mediando flagrancia de un delito, sufrirán la pena de dos a seis meses de penitenciaria, más una multa equivalente a doscientos jornales mínimos y destitución de su oficio o empleo.
Art√≠culo 320.- Quienes individualmente ejercieren violencia sobre los electores a fin de que no voten o lo hagan en un sentido determinado o voten contra su voluntad o exigieren la violaci√≥n del secreto del voto, sufrir√°n la sanci√≥n de seis meses a un a√Īo de penitenciaria, m√°s una multa equivalente a trescientos jornales m√≠nimos. Si √©stos mismos actos se realizan en grupo o portando armas la pena ser√° de uno a cinco a√Īos.
Art√≠culo 321.- Quienes retuvieren los documentos de identidad de los electores el d√≠a de las elecciones o exigieren el voto en un sentido determinado, mediante el ofrecimiento o entrega efectiva de d√°divas o recompensas, sufrir√°n la pena de uno a dos a√Īos de penitenciar√≠a, m√°s una multa equivalente a trescientos jornales m√≠nimos.
Art√≠culo 322.- Quienes por la fuerza o mediante maniobras dolosas impidieren la entrada, salida o permanencia en los recintos electorales de los electores, candidatos, apoderados, o veedores purgar√°n la pena de seis meses a dos a√Īos de penitenciar√≠a, m√°s una multa equivalente a trescientos jornales m√≠nimos.
Art√≠culo 323.- Sufrir√° la pena de uno a tres a√Īos de penitenciar√≠a m√°s una multa equivalente a doscientos jornales:
a) toda persona que se inscribiere en el Registro Cívico Permanente fraudulentamente, ya sea por no gozar del derecho del sufragio o por hallarse inhabilitada;
b) toda persona que en una misma elección votara más de una vez, ya sea en la misma mesa, o en otras o en distritos electorales diferentes;
c) los que detuvieren, impidieren o estorbaren el cumplimiento de su misión a los mensajeros, correos o agentes encargados de la conducción de actas, pliegos, o cualquier otro documento de las autoridades electorales.
Artículo 324.- Serán castigados con la pena de un mes a seis meses de penitenciaría, más una multa equivalente a cien jornales mínimos:
a) quienes realizaren actos de propaganda electoral una vez finalizado el plazo establecido para el efecto;
b) quienes de cualquier manera e independientemente de la posible comisi√≥n de otros delitos pertenecientes al fuero com√ļn atentaren contra el derecho de manifestarse o reunirse pac√≠ficamente de que gozan todos los ciudadanos, ya sea de manera individual o en grupos organizados.
c) los representantes del orden p√ļblico que desobedecieren las √≥rdenes de los presidentes de mesas receptoras de votos; y,
d) los que se agavillan o re√ļnen a menos de doscientos metros de distancia de los locales de votaci√≥n, ejerciendo sobre los electores presiones indebidas o haci√©ndolos blanco de injurias, ofensas u otras formas de coacci√≥n que atenten contra la libertad del sufragio.
Artículo 325.- Constituyen delitos electorales las actividades de los militares y policías en servicio activo, tipificadas a continuación:
a) las opiniones, declaraciones o manifestaciones sobre asuntos político-partidarios o de carácter proselitista;
b) la asistencia a reuniones organizadas por autoridades políticas, partidarias o de movimientos, municipales, departamentales y nacionales que no tuvieren carácter oficial, profesional o meramente social;
c) la presencia en reuniones de partidos o movimientos políticos o de corrientes internas de los mismos aunque fueren en locales extrapartidarios o de movimientos;
d) la participaci√≥n en actos de √≠ndole pol√≠tico-partidario o campa√Īas proselitistas o en las internas municipales, departamentales o nacionales de cualquier entidad pol√≠tica aunque ella se hallare en formaci√≥n o no hubiere solicitado su reconocimiento;
e) la gestión para la obtención de fondos y medios destinados a actividades políticas de cualquier índole, su donación o administración realizadas por sí o por interpósita persona; y
f) la afiliación a los partidos o movimientos políticos.
No se encuentran comprendidos en los incisos b) y c) los polic√≠as cuya presencia en las reuniones se origine en el cumplimiento de sus funciones espec√≠ficas. 
Art√≠culo 326.- Los que fueren declarados responsables de los delitos tipificados en el art√≠culo anterior ser√°n pasibles de la pena de seis meses a un a√Īo de penitenciar√≠a, sin perjuicio de las sanciones establecidas por la legislaci√≥n militar y policial. La prisi√≥n ser√° cumplida en el local designado por el Juzgado.
Artículo 327.- Los particulares que propugnen o invoquen candidaturas de militares o policías en servicio activo serán penados con penitenciaría de cuatro a diez meses.
Art√≠culo 328.- Quienes infringieren las normas establecidas para la fijaci√≥n de carteles, o destruyeren intencionalmente material propagand√≠stico de alg√ļn partido, movimiento pol√≠tico o alianza que concurre a elecciones, ser√°n castigados con la pena de un mes a un a√Īo de penitenciar√≠a, m√°s una multa equivalente al monto del perjuicio causado y la reposici√≥n del valor del mismo.
Artículo 329.- Los directivos o responsables de las empresas que realizan sondeos de opinión o encuestas sobre la preferencia de los electores y que divulgan los resultados obtenidos en tales encuestas, dentro de los quince días anteriores a la celebración de las elecciones, se harán pasibles de sufrir la pena de dos a seis meses de penitenciaría, más una multa equivalente a quinientos jornales mínimos. Igual pena se aplicará a quienes violaren la prohibición sobre divulgación de resultados de boca de urna. Se considerarán cómplices a los directivos de los medios masivos de comunicación social utilizados para la divulgación de los datos. La misma pena tendrán los directivos o responsables de los medios masivos de comunicación social que infringieren los plazos de propaganda electoral previstas en la presente ley.
Art√≠culo 330.- Los administradores de campa√Īas electorales que falseen las cuentas de la campa√Īa o que se apropien de fondos destinados a tal fin sufrir√°n las penas establecidas en el c√≥digo penal para el peculado.
CAPITULO III
DE LAS FALTAS
Art√≠culo 331.- La persona designada como miembro de la mesa que injustificadamente no desempe√Īare dicha funci√≥n incurrir√° en grave falta y ser√° sancionada con una multa de treinta a sesenta jornales m√≠nimos para actividades diversas no especificadas.
Artículo 332.- Abonarán una multa de quince a treinta jornales mínimos para actividades diversas no especificadas quienes:
a) voten mediando inhabilitaciones establecidas en el artículo 91 de este código;
b) siendo secretarios o funcionarios del Registro, omitieren comunicar las inhabilitaciones o sus levantamientos; y,
c) violen las prohibiciones establecidas por la autoridad p√ļblica en materia de utilizaci√≥n de altavoces.
Los que infringieren lo dispuesto en el art√≠culo 4¬ļ de este C√≥digo ser√°n sancionados con una multa equivalente de medio a un jornal m√≠nimo para actividades diversas no especificadas.
Artículo 333.- El contenido del material de propaganda concebido en violación de las prohibiciones contenidas en el artículo 292 de este Código hará pasible a sus autores o al partido, movimiento político o alianza que lo propicie de sufrir una multa de cien jornales mínimos para actividades diversas no especificadas.
Artículo 334.- Quienes perturbaren el orden que debe reinar en el desarrollo de actos electorales, penetrando al recinto en estado de ebriedad, bajo la influencia de estupefacientes o portando armas provocando tumultos que entorpezcan o interrumpan el normal desarrollo de las actividades electorales serán pasibles de una multa de diez a veinte jornales mínimos.
Artículo 335.- Los comerciantes que vendieren bebidas alcohólicas desde doce horas antes del inicio del acto eleccionario y en el día de las elecciones abonarán la multa de cincuenta a doscientos jornales mínimos.
Art√≠culo 336.- Los responsables de los entes p√ļblicos mencionados en el Art√≠culo 68 de este c√≥digo, los sindicatos y las personas f√≠sicas que realizan aportes violando dicha disposici√≥n abonar√°n una multa equivalente al aporte y al doble de la aportaci√≥n realizada si se tratare de fondos provenientes del extranjero; y el partido, movimiento pol√≠tico o alianza, que se benefici√≥ con tal aporte abonar√° la misma multa dispuesta en este art√≠culo.
Art√≠culo 337.- Los medios de comunicaci√≥n social que alterasen el precio de sus tarifas normales durante el desarrollo de la campa√Īa electoral favoreciendo a un partido, movimiento pol√≠tico o alianza y discriminando en perjuicio de otro, pagar√°n una multa equivalente a un mil jornales m√≠nimos para actividades diversas no especificadas.
CAPITULO IV
NORMAS DE APLICACI√ďN
Artículo 338.- Los procesos por delitos electorales serán sustanciados en la jurisdicción penal ordinaria, de conformidad con lo establecido en la ley que reglamenta la Justicia Electoral.
Artículo 339.- Las multas se aplicarán conforme a las disposiciones del código penal.
Artículo 340.- Será de competencia exclusiva de la jurisdicción penal ordinaria entender en los procesos correspondientes a delitos electorales originados en la condición de militar o policía en servicio activo del incoado, los que podrán iniciarse de oficio o por denuncia de cualquier persona hábil.
Artículo 341.- La privación de libertad dispuesta contra un imputado, cuando éste fuere militar o policía en servicio activo, implicará la automática suspensión en sus funciones y la misma se cumplirá en un local designado por el juzgado.
Artículo 342.- Para todos los efectos que correspondan se aclara el concepto y alcance de la terminología siguiente:
a) Registro C√≠vico Permanente es el que se forma con la totalidad de los inscriptos que re√ļnan los requisitos formales;
b) pre-padrón, denominado también "pliego de publicaciones" es el que se constituye con la nómina de las personas inscriptas para sufragar, a los efectos de que se formulen, oportunamente, por el término de ley las tachas y reclamos; y,
c) padrón es la nómina definitiva de los electores inscriptos en el Registro Cívico Permanente habilitados para sufragar luego de resueltas las tachas y reclamos.
DISPOSICIONES FINALES Y TRANSITORIAS
Art√≠culo 343.- Este C√≥digo Electoral no deroga ni modifica la Ley N¬ļ 772/95 "Que dispone la renovaci√≥n total del Registro C√≠vico Permanente", salvo lo previsto en el art√≠culo 8¬ļ de dicha ley que queda redactado en los siguientes t√©rminos:
 "Art√≠culo 8¬ļ.- Los inscriptores, sean funcionarios p√ļblicos o no, desempe√Īan su tarea en el car√°cter establecido en el art√≠culo 344 de este C√≥digo y percibir√°n un vi√°tico correspondiente a los d√≠as trabajados."
Art√≠culo 344.- Las funciones que este C√≥digo atribuye a los encargados de su cumplimiento se consideran carga p√ļblica. Por tanto son irrenunciables, salvo caso de enfermedad o de ausencia justificada ante la Justicia Electoral.
Art√≠culo 345.- Los escritos que se presentaren ante la Junta Electoral se podr√°n hacer en papel com√ļn y libre de costos. Los certificados o testimonios que se relacionaren con la inscripci√≥n c√≠vica y con el cumplimiento de la ley electoral ser√°n expedidos por las autoridades nacionales en papel com√ļn y libre de costos.
Art√≠culo 346.- Cuando por circunstancias excepcionales la elecci√≥n coincidiera con el per√≠odo de inscripciones, tachas o reclamos, ella se realizar√° con los registros del a√Īo anterior.
Art√≠culo 347.- Der√≥ganse la Ley N¬ļ 1 del 26 de febrero de 1990 y sus modificaciones Leyes N¬ļs. 6/90, 3/91, 79/91, 39/92, 75/92, 154/93 y 514/94.
Artículo 348.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Aprobada por la Honorable C√°mara de Diputados, a ocho d√≠as del mes de febrero del a√Īo un mil novecientos noventa y seis, y por la Honorable C√°mara de Senadores, sancion√°ndose la Ley, de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 207, numeral 3) de la Constituci√≥n Nacional, a siete d√≠as del mes de marzo del a√Īo un mil novecientos noventa y seis.

De interes