Libros

Cl谩sicos de Ciencia Ficci贸n. Juveniles

Ray Bradbury (1920) : en 1950 se ubica con su libro Crónicas Marcianas como el escritor más destacado de ciencia ficción. En 1951 publica El hombre ilustrado , al que pertenece el cuento que nos ocupa : Calidoscopio.

 

Se inicia el cuento con la explosión de un cohete en el espacio. Los astronautas se llaman unos a otros mientras van cayendo y flotando en el espacio infinito convertidos en meteoros humanos lanzados a un destino irrevocable.

 

Ya cayendo a unos 40.000 km unos de otros siguen aún hablando tratando de afrontar su cercano fin. Stone dice encontrarse entre unos asteroides pequeños que se asemejan a un maravilloso calidoscopio. Y va con ellos perdido para siempre.

 

Ya no se escucha mas nada. Hollis sigue cayendo como una roca hacia la tierra.

 

Un niñito en Illinois ve una estrella fugaz y pide un deseo.

 

¡Espeluznante ! Sin embargo , ¡ Tan posible y real!

 

Isaac Asimov (1920 – 1992)

 

La última pregunta integra Cuentos Completos – Vol. I.

 

La última pregunta fue formulada por primera vez el 21 de mayo de 2061.

 

La formulan  Adell y Lupov a la kilométrica computadora Multivac, de quien eran sus asistentes.

 

Colocada en términos sencillos la pregunta era: ¿ Será capaz la humanidad algún día , sin el gasto neto de energía de devolver al sol su plena juventud , incluso después de que haya muerto de viejo?

 

Creo que esta pregunta se refiere a si es posible evitar el “big crunch”, al que lo describen como el punto de agotamiento del universo.

 

Entre copa y copa los dos técnicos realizaron la pregunta y quedaron asombrados cuando finalmente la computadora contestó: DATOS INSUFICIENTES PARA RESPUESTA SIGNIFICATIVA.

 

Inquietante obra así como la pregunta misma.

 

 

Julio Verne ( 1828-1905)

 

Un día de un periodista norteamericano en el año 2889.

 

Verne es considerado junto a Edgar Allan Poe y Herbert G. Wells como el fundador de la ciencia ficción moderna. Fue un gran predicador de la ciencia y con su increíble imaginación llegó a prever varios inventos que luego se realizaron , tales como el submarino y la televisión.

 

El cuento que nos ocupa se publica por primera vez en 1889, y resulta ser una de las primeras sátiras al modo de vida norteamericano.

 

Aunque la tecnología parezca desactualizada en el relato, hay que tener en cuenta que fue escrito en el siglo XIX, y Verne ya hablaba entonces de aerocoches y aero ómnibus y se comunicaba por telefoto. (Teléfono con video imágenes). Aún no tenemos en la actualidad la máquina en la que uno puede entrar y salir totalmente bañado y acicalado sin la ayuda de ningún criado (vestidor mecánico) en tan solo dos minutos, para iniciar la labor del día , así como lo hace el director del Hearth Herald quien se dirige a sus 100 escritores que se encuentran escribiendo cada uno cien capítulos de cien novelas diferentes.

 

Impresionante organización , así, en otra sala se encuentran 1.500 reporteros conectados todos a sus teléfono y commutadores y varios de ellos conectados directamente con Mercurio, Venus, y Marte desde donde reciben informaciones al instante en la sala de redacción científica.

 

La sala de publicidad produce un promedio de 3millones de dólares al año gracias a un ingenioso sistema de “nubes” en donde se almacena todo y que fuera comprado a un pobre diablo por 3 dolares.

 

 

En un día normal, el director aprieta un botón para tomar un baño y para su sorpresa entre grititos viene en la bañera su esposa quien se encontraba en Paris pero que acaba de volver por “el tubo” que cruza el mar.

 

Lleno de futuros inventos y sin dejar de ser simpático,  es el transcurrir de un día del magnate norteamericano.

 

 

 

 

 

 

 


Cl谩sicos de Ciencia Ficci贸n. Juveniles

De interes

驴Tienes alguna duda? ponte en contacto con nosotros