Libros

Tratado teológico-político

Cuando leí que Einstein solo creía en el Dios de Spinoza, me sumergí en esta obra tratando de descubrirlo por mí misma.

Leemos en la contratapa que estos escritos fueron publicados en forma anónima en Holanda en 1670 y sucesivamente la obra fue prohibida y perseguida por iglesias y sectas.

Cuando Spinoza empieza a redactar sus escritos ya era considerado un ateo entre los judíos, y luego lo fue entre los católicos y también entre los calvinistas.

Su obra , entonces, es calificada de blasfema.

“Oh, si todos los hombres fueran sabios y buscaran además el bien, la Tierra sería para ellos un paraíso, pues ahora es más bien un infierno”. (pag. 7). Y nada ha cambiado.

La ignorancia , el fanatismo, sin duda hoy perduran.

Pero entonces, ¿Quién es el Dios de Spinoza?

Averíguenlo, en este precioso volumen a su disposición en la BACCN.


De interes

¿Tienes alguna duda? ponte en contacto con nosotros