Leyes Paraguayas

APRUEBA LA CONVENCI脫N SOBRE LA PROHIBICI脫N DEL EMPLEO, ALMACENAMIENTO, PRODUCCI脫N Y TRANSFERENCIA DE MINAS ANTIPERSONAL Y SOBRE SU DESTRUCCI脫N

Archivos adjuntos

Descripci贸n

Apru茅base la Convenci贸n sobre la Prohibici贸n del Empleo, Almacenamiento, Producci贸n y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucci贸n.


LEY  N掳 1.339
QUE APRUEBA LA CONVENCI脫N SOBRE LA PROHIBICI脫N DEL EMPLEO, ALMACENAMIENTO, PRODUCCI脫N Y TRANSFERENCIA DE MINAS ANTIPERSONAL Y SOBRE SU DESTRUCCI脫N
EL CONGRESO  DE LA  NACION PARAGUAYA  SANCIONA CON  FUERZA  DE
LEY
Art铆culo 1潞.- Apru茅base la Convenci贸n sobre la Prohibici贸n del Empleo, Almacenamiento, Producci贸n y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucci贸n, suscrito en el 谩mbito de las Naciones Unidas en Ottawa, Canad谩, el  4 de diciembre de 1997, cuyo texto es como sigue:
CONVENCI脫N SOBRE LA PROHIBICI脫N DEL EMPLEO, ALMACENAMIENTO,
PRODUCCI脫N Y TRANSFERENCIA DE MINAS ANTIPERSONAL Y SOBRE SU
DESTRUCCI脫N
Pre谩mbulo
Los Estados Parte,
Decididos a poner fin al sufrimiento y las muertes causadas por las minas antipersonal, que matan o mutilan a cientos de personas cada semana, en su mayor parte civiles inocentes e indefensos, especialmente ni帽os, obstruyen el desarrollo econ贸mico y la reconstrucci贸n, inhiben la repatriaci贸n de refugiados y de personas desplazadas internamente, adem谩s de ocasionar otras severas consecuencias muchos a帽os despu茅s de su emplazamiento;
Creyendo necesario hacer sus mejores esfuerzos para contribuir de manera eficiente y coordinada a enfrentar el desaf铆o de la remoci贸n de minas antipersonal colocadas en todo el mundo, y a garantizar su destrucci贸n;
Deseando realizar sus mejores esfuerzos en la prestaci贸n de asistencia para el cuidado y rehabilitaci贸n de las v铆ctimas de minas, incluidas su reintegraci贸n social y econ贸mica;
Reconociendo que una prohibici贸n total de minas antipersonal ser铆a tambi茅n una importante medida de fomento de la confianza;
Acogiendo con benepl谩cito la adopci贸n del Protocolo sobre prohibiciones o restricciones del empleo de minas, armas trampa y otros artefactos, seg煤n fuera enmendado el 3 de mayo de 1996 y anexo a la Convenci贸n sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados; y haciendo un llamado para la pronta ratificaci贸n de ese Protocolo por parte de aquellos Estados que a煤n no lo han hecho;
Acogiendo con benepl谩cito, asimismo, la Resoluci贸n 51/45 S del 10 de diciembre de 1996 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la que se exhorta a todos los Estados a que procuren decididamente concertar un acuerdo internacional eficaz y de cumplimiento obligatorio para prohibir el uso, el almacenamiento, la producci贸n y la transferencia de las minas terrestres antipersonal;
Acogiendo con benepl谩cito, adem谩s, las medidas tomadas durante los 煤ltimos a帽os, tanto unilaterales como multilaterales, encaminadas a prohibir, restringir o suspender el empleo, almacenamiento, producci贸n y transferencia de minas antipersonal;
Poniendo de relieve el papel que desempe帽a la conciencia p煤blica en el fomento de los principios humanitarios, como se ha puesto de manifiesto en el llamado hecho para lograr una total  prohibici贸n de minas antipersonal, y reconociendo los esfuerzos que con ese fin han emprendido el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, la Campa帽a Internacional para la Prohibici贸n de las Minas y otras numerosas organizaciones no gubernamentales de todo  el mundo;
Recordando la Declaraci贸n de Ottawa del 5 de octubre de 1996 y la Declaraci贸n de Bruselas del 27 de junio de 1997, que instan a la comunidad internacional a negociar un acuerdo internacional jur铆dicamente vinculante que proh铆ba el uso, el almacenamiento, la producci贸n y la transferencia de minas antipersonal;
Poniendo 茅nfasis en el deseo de lograr que todos los Estados se adhieran a esta Convenci贸n, y decididos a trabajar denodadamente para promover su universalidad en todos los foros pertinentes, incluyendo, entre otros, las Naciones Unidas, la Conferencia de Desarme, las organizaciones y grupos regionales, y las conferencias de examen de la Convenci贸n sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados;
Bas谩ndose en el principio del derecho internacional humanitario seg煤n el cual el derecho de las partes en un conflicto armado a elegir los m茅todos o medios de combate no es ilimitado, en el principio que proh铆be el empleo, en los conflictos armados, de armas, proyectiles, materiales y m茅todos de combate de naturaleza tal que causen da帽os superfluos o sufrimientos innecesarios, y en el principio de que se debe hacer una distinci贸n entre civiles y combatientes;
Han convenido en lo siguiente:
Art铆culo 1
Obligaciones generales
1. Cada Estado Parte se compromete a nunca, y bajo ninguna circunstancia:
a) Emplear minas antipersonal;
b) Desarrollar, producir, adquirir de un modo u otro, almacenar, conservar o transferir a cualquiera, directa o indirectamente, minas antipersonal; y,
c) Ayudar, estimular o inducir, de una manera u otra, a cualquiera a participar en una actividad prohibida a un Estado Parte, conforme a esta Convenci贸n.
2. Cada Estado Parte se compromete a destruir o a asegurar la destrucci贸n de todas las minas antipersonal de conformidad con lo previsto en esta Convenci贸n.
Art铆culo 2
    Definiciones
1. Por 鈥渕ina antipersonal鈥 se entiende toda mina concebida para que explosione por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que incapacite, hiera o mate a una o m谩s personas. Las minas dise帽adas para detonar por la presencia, la proximidad o el contacto de un veh铆culo, y no de una persona, que est茅n provistas de un dispositivo antimanipulaci贸n, no son consideradas minas antipersonal por estar as铆 equipadas.
2. Por 鈥渕ina鈥 se entiende todo artefacto explosivo dise帽ado para ser colocado debajo, sobre o cerca de la superficie del terreno u otra superficie cualquiera y concebido para explosionar por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona o un veh铆culo.
3. Por 鈥渄ispositivo antimanipulaci贸n鈥 se entiende un dispositivo destinado a proteger una mina y que forma parte de ella, que est谩 conectado, fijado, o colocado bajo la mina, y que se activa cuando se intenta manipularla o activarla intencionadamente de alguna otra manera.
4. Por 鈥渢ransferencia鈥 se entiende, adem谩s del traslado f铆sico de minas antipersonal hacia o desde el territorio nacional, la transferencia del dominio y del control sobre las minas, pero que no se refiere a la transferencia de territorio que contenga minas antipersonal colocadas.
5. Por 鈥渮ona minada鈥 se entiende una zona peligrosa debido a la presencia de minas o en la que se sospecha su presencia.
Art铆culo 3
Excepciones
1. Sin perjuicio de las obligaciones generales contenidas en el Art铆culo 1, se permitir谩 la retenci贸n o la transferencia de una cantidad de minas antipersonal para el desarrollo de t茅cnicas de detecci贸n, limpieza o destrucci贸n de minas y el adiestramiento de dichas t茅cnicas. La cantidad de tales minas no deber谩 exceder la cantidad m铆nima absolutamente necesaria para realizar los prop贸sitos mencionados m谩s arriba.
2. La transferencia de minas antipersonal est谩 permitida cuando se realiza para su destrucci贸n.
Art铆culo 4
Destrucci贸n de las existencias de minas antipersonal
Con excepci贸n de lo dispuesto en el Art铆culo 3, cada Estado Parte se compromete a destruir, o a asegurar la destrucci贸n de todas las existencias de minas antipersonal que le pertenezcan o posea, o que est茅n bajo su jurisdicci贸n o control, lo antes posible, y a m谩s tardar en un plazo de cuatro a帽os, a partir de la entrada en vigor de esta Convenci贸n para ese Estado Parte.
Art铆culo 5
Destrucci贸n de minas antipersonal colocadas en las zonas minadas
1. Cada Estado Parte se compromete a destruir, o a asegurar la destrucci贸n de todas las minas antipersonal colocadas en las zonas minadas que est茅n bajo la jurisdicci贸n o control, lo antes posible, y a m谩s tardar en un plazo de diez a帽os, a partir de la entrada en vigor de esta Convenci贸n para ese Estado Parte.
2. Cada Estado Parte se esforzar谩 en identificar todas las zonas bajo su jurisdicci贸n o control donde se sepa o se sospeche que hay minas antipersonal, y adoptar谩 todas las medidas necesarias, tan pronto como sea posible, para que todas las minas antipersonal en zonas minadas bajo su jurisdicci贸n o control tengan el per铆metro marcado, est茅n vigiladas y protegidas por cercas y otros medios para asegurar la eficaz exclusi贸n de civiles, hasta que todas las minas antipersonal contenidas en dichas zonas hayan sido destruidas. La se帽alizaci贸n deber谩 ajustarse, como m铆nimo, a las normas fijadas en el Protocolo sobre prohibiciones o restricciones del empleo de minas, armas-trampa y otros artefactos, enmendado el 3 de mayo de 1996 y anexo a la Convenci贸n sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados.
3. Si un Estado Parte cree que ser谩 incapaz de destruir o asegurar la destrucci贸n de todas las minas antipersonal a las que se hace menci贸n en el p谩rrafo 1 dentro del per铆odo establecido, podr谩 presentar una solicitud a la Reuni贸n de Estados Parte o a la Conferencia de Examen con objeto de que se prorrogue hasta un m谩ximo de otros diez a帽os el plazo para completar la destrucci贸n de dichas minas antipersonal.
4. Cada solicitud contendr谩:
a) La duraci贸n de la pr贸rroga propuesta;
b) Una explicaci贸n detallada de las razones para la pr贸rroga propuesta, incluidos:
     i) La preparaci贸n y la situaci贸n del trabajo realizado al amparo de los programas nacionales de desminado;
      ii) Los medios financieros y t茅cnicos disponibles al Estado Parte para destruir todas las minas antipersonal; y,
       iii) Las circunstancias que impiden al Estado Parte destruir todas las minas antipersonal en las zonas minadas.
c) Las implicaciones humanitarias, sociales, econ贸micas y medioambientales de la pr贸rroga; y,
d) Cualquiera otra informaci贸n en relaci贸n con la solicitud para la pr贸rroga propuesta.
5. La Reuni贸n de los Estados Parte o la Conferencia de Examen deber谩n, teniendo en cuenta el p谩rrafo 4, evaluar la solicitud y decidir por mayor铆a de votos de los Estados Parte, si se concede.
6. Dicha pr贸rroga podr谩 ser renovada con la presentaci贸n de una nueva solicitud de conformidad  con los p谩rrafos 3, 4 y 5 de este Art铆culo. Al solicitar una nueva pr贸rroga, el Estado Parte deber谩 presentar informaci贸n adicional pertinente sobre lo efectuado durante el previo per铆odo de pr贸rroga en virtud de este Art铆culo.
Art铆culo 6
    Cooperaci贸n y asistencia internacionales
1. En el cumplimiento de sus obligaciones conforme a esta Convenci贸n, cada Estado Parte tiene derecho a solicitar y recibir asistencia de otros Estados Parte, cuando sea factible y en la medida de lo posible.
2. Cada Estado Parte se compromete a facilitar el intercambio m谩s completo posible de equipo, material e informaci贸n cient铆fica y t茅cnica en relaci贸n con la aplicaci贸n de la presente Convenci贸n, y tendr谩 derecho a participar en ese intercambio. Los Estados Parte no impondr谩n restricciones indebidas al suministro de equipos de limpieza de minas, ni a la correspondiente informaci贸n t茅cnica con fines humanitarios.
3. Cada Estado Parte que est茅 en condiciones de hacerlo, proporcionar谩 asistencia para el cuidado y rehabilitaci贸n de v铆ctimas de minas, y su integraci贸n social y econ贸mica, as铆 como para los programas de sensibilidad sobre minas. Esta asistencia puede ser otorgada, inter alia, por el conducto del Sistema de las Naciones Unidas, organizaciones o instituciones internacionales, regionales o nacionales, el Comit茅 Internacional de la Cruz Roja y las sociedades nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y su Federaci贸n Internacional, organizaciones no gubernamentales, o sobre la base de acuerdos bilaterales.
4. Cada Estado Parte que est茅 en condiciones de hacerlo, proporcionar谩 asistencia para las labores de limpieza de minas y actividades relacionadas con ella. Tal asistencia podr谩 brindarse, inter alia, a trav茅s del sistema de las Naciones Unidas, organizaciones o instituciones internacionales o regionales, organizaciones no gubernamentales, o sobre una base bilateral, o contribuyendo al Fondo Fiduciario Voluntario de las Naciones Unidas de la Asistencia para la Remoci贸n de Minas u otros fondos regionales que se ocupen de este tema.
5. Cada Estado Parte que est茅 en condiciones de hacerlo, proporcionar谩 asistencia para la destrucci贸n de las existencias de minas antipersonal.
6. Cada Estado Parte se compromete a proporcionar informaci贸n a la base de datos sobre la limpieza de minas establecida en el Sistema de las Naciones Unidas, especialmente la informaci贸n relativa a diversos medios y tecnolog铆as de limpieza de minas, as铆 como listas de expertos, organismos de especialistas o centros de contacto nacionales para la limpieza de minas.
7. Los Estados Parte podr谩n solicitar a las Naciones Unidas, a las organizaciones regionales, a otros Estados Parte o a otros foros intergubernamentales o no gubernamentales competentes que presten asistencia a sus autoridades para elaborar un Programa Nacional de Desminado con el objeto de determinar inter alia:
a) La extensi贸n y 谩mbito del problema de las minas antipersonal;
b) Los recursos financieros, tecnol贸gicos y humanos necesarios para la ejecuci贸n del programa;
c) El n煤mero estimado de a帽os necesarios para destruir todas las minas antipersonal de las zonas minadas bajo la jurisdicci贸n o control del Estado Parte afectado;
d) Actividades de sensibilizaci贸n sobre el problema de las minas con objeto de reducir la incidencia de las lesiones o muertes causadas por las minas;
e) Asistencia a las v铆ctimas de las minas; y,
f) Las relaciones entre el Gobierno del Estado Parte afectado y las pertinentes entidades gubernamentales, intergubernamentales o no gubernamentales que trabajar谩n en la ejecuci贸n del programa.
8. Cada Estado Parte que proporcione o reciba asistencia de conformidad con las disposiciones de este art铆culo, deber谩 cooperar con objeto de asegurar la completa y r谩pida puesta en pr谩ctica de los programas de asistencia acordados.
Art铆culo 7
Medidas de transparencia
1. Cada Estado Parte informar谩 al Secretario General de las Naciones Unidas tan pronto como sea posible, y en cualquier caso no m谩s tarde de 180 d铆as a partir de la entrada en vigor de esta Convenci贸n para ese Estado Parte sobre:
a) Las medidas de aplicaci贸n a nivel nacional seg煤n lo previsto en el Art铆culo 9;
b) El total de las minas antipersonal en existencias que le pertenecen o posea, o que est茅n bajo su jurisdicci贸n o control, incluyendo un desglose del tipo, cantidad y, si fuera posible, los n煤meros de lote de cada tipo de mina antipersonal en existencias;
c) En la medida de lo posible, la ubicaci贸n de todas las zonas minadas bajo su jurisdicci贸n o control que tienen, o se sospecha que tienen, minas antipersonal, incluyendo la mayor cantidad posible de detalles relativos al tipo y cantidad de cada tipo de mina antipersonal en cada zona minada y cu谩ndo fueron colocadas;
d) Los tipos, cantidades y, si fuera posible, los n煤meros de lote de todas las minas antipersonal retenidas o transferidas de conformidad con el Art铆culo 3, para el desarrollo de t茅cnicas de detecci贸n, limpieza o destrucci贸n de minas, y el adiestramiento en dichas t茅cnicas, o transferidas para su destrucci贸n, as铆 como las instituciones autorizadas por el Estado Parte para retener o transferir minas antipersonal;
e) La situaci贸n de los programas para la reconversi贸n o cierre definitivo de las instalaciones de producci贸n de minas antipersonal;
f) La situaci贸n de los programas para la destrucci贸n de minas antipersonal, de conformidad con lo establecido en los Art铆culos 4 y 5, incluidos los detalles de los m茅todos que se utilizar谩n en la destrucci贸n, la ubicaci贸n de todos los lugares donde tendr谩 lugar la destrucci贸n  y las normas aplicables en materia de seguridad y medio ambiente que observan;
g) Los tipos y cantidades de todas las minas antipersonal destruidas despu茅s de la entrada en vigor de la Convenci贸n para ese Estado Parte, incluido un desglose de la cantidad de cada tipo de mina antipersonal destruida, de conformidad con lo establecido en los Art铆culos 4 y 5 respectivamente, as铆 como, si fuera posible, los n煤meros de lote de cada tipo de mina antipersonal en el caso de destrucci贸n, conforme a lo establecido en el Art铆culo 4;
h) Las caracter铆sticas t茅cnicas de cada tipo de mina antipersonal producida, hasta donde se conozca, y aquellas que actualmente pertenezcan a un Estado Parte, o que 茅ste posea, dando a conocer, cuando fuera razonablemente posible, la informaci贸n que pueda facilitar la identificaci贸n y limpieza de minas antipersonal; como m铆nimo, la informaci贸n incluir谩 las dimensiones, espoletas, contenido de explosivos, contenido met谩lico, fotograf铆as en color y cualquier otra informaci贸n que pueda facilitar la labor de desminado; e,
i) Las medidas adoptadas para advertir de forma inmediata y eficaz a la poblaci贸n sobre todas las 谩reas a las que se refiere el p谩rrafo 2, Art铆culo 5.
2. La informaci贸n proporcionada de conformidad con este art铆culo se actualizar谩 anualmente por cada Estado Parte respecto al a帽o natural precedente y ser谩 presentada al Secretario General de las Naciones Unidas a m谩s tardar el 30 de abril de cada a帽o.
3. El Secretario General de las Naciones Unidas trasmitir谩 dichos informes recibidos a los Estados Parte.
Art铆culo 8
Facilitaci贸n y aclaraci贸n de cumplimiento
1. Los Estados Parte convienen en consultarse y cooperar entre s铆 con respecto a la puesta en pr谩ctica de las disposiciones de esta Convenci贸n, y trabajar conjuntamente en un esp铆ritu de cooperaci贸n para facilitar el cumplimiento por parte de los Estados Parte de sus obligaciones conforme a esta Convenci贸n.
2. Si uno o m谩s Estados Parte desean aclarar y buscan resolver cuestiones relacionadas con el cumplimiento de las disposiciones de esta Convenci贸n, por parte de otro Estado Parte, pueden presentar, por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas, una solicitud de Aclaraci贸n de este asunto a ese Estado Parte. Esa solicitud deber谩 estar acompa帽ada de toda informaci贸n apropiada. Cada Estado Parte se abstendr谩 de presentar solicitudes de aclaraci贸n no fundamentadas, procurando no abusar de ese mecanismo. Un Estado Parte que reciba una Solicitud de Aclaraci贸n, entregar谩 por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas, en un plazo de veintiocho d铆as al Estado Parte solicitante, toda la informaci贸n necesaria para aclarar ese asunto.
3. Si el Estado Parte solicitante no recibe respuesta por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas dentro del plazo de tiempo mencionado, o considera que 茅sta no es satisfactoria, puede someter, por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas, el asunto a la siguiente Reuni贸n de los Estados Parte. El Secretario General de las Naciones Unidas remitir谩 a todos los Estados Parte la solicitud presentada, acompa帽ada de toda la informaci贸n pertinente a la Solicitud de Aclaraci贸n. Toda esa informaci贸n se presentar谩 al Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n, el cual tendr谩 el derecho de r茅plica.
4. Mientras que est茅 pendiente la Reuni贸n de los Estados Parte, cualquiera de los Estados Parte afectados puede solicitar del Secretario General de las Naciones Unidas que ejercite sus buenos oficios para facilitar la aclaraci贸n solicitada.
5. El Estado Parte solicitante puede proponer, por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas, la convocatoria de una Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte para considerar el asunto. El Secretario General de las Naciones Unidas comunicar谩 a todos los Estados Parte esa propuesta y toda la informaci贸n presentada por los Estados Parte afectados, solicit谩ndoles que indiquen si est谩n a favor de una Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte para considerar el asunto. En caso de que dentro de los catorce d铆as a partir de la fecha de tal comunicaci贸n, al menos un tercio de los Estados Parte est茅 a favor de tal Reuni贸n Extraordinaria, el Secretario General de las Naciones Unidas convocar谩 esa Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte dentro de los catorce d铆as siguientes. El qu贸rum para esa Reuni贸n consistir谩 en una mayor铆a de los Estados Parte.
6. La Reuni贸n de Estados Parte o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, seg煤n sea el caso, deber谩 determinar en primer lugar si ha de proseguir en la consideraci贸n del asunto, teniendo en cuenta toda la informaci贸n presentada por los Estados Parte afectados. La Reuni贸n de los Estados Parte, o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, deber谩 hacer todo lo posible por tomar una decisi贸n por consenso. Si a pesar de todos los esfuerzos realizados no se llega a ning煤n acuerdo, se tomar谩 la decisi贸n por mayor铆a de los Estados Parte presentes y votantes.
7. Todos los Estados Parte cooperar谩n plenamente con la Reuni贸n de los Estados Parte o con la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte para que se lleve a cabo esta revisi贸n del asunto, incluyendo las misiones de determinaci贸n de hechos autorizadas de conformidad con el p谩rrafo 8.
8. Si se requiere mayor aclaraci贸n, la Reuni贸n de los Estados Parte o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte autorizar谩 una misi贸n de determinaci贸n de hechos y decidir谩 su mandato por mayor铆a de los Estados Parte presentes y votantes. En cualquier momento el Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n podr谩 invitar a su territorio a una misi贸n de determinaci贸n de hechos. Dicha misi贸n se llevar谩 a cabo sin que sea necesaria una decisi贸n de la Reuni贸n de los Estados Parte o de la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte. La misi贸n, compuesta de hasta nueve expertos, designados y aceptados de conformidad con los p谩rrafos 9 y 10, podr谩 recopilar informaci贸n adicional relativa al asunto del cumplimiento cuestionado, in situ o en otros lugares directamente relacionados con el asunto del cumplimiento cuestionado bajo la jurisdicci贸n o control del Estado Parte del que se solicite la aclaraci贸n.
9. El Secretario General de las Naciones Unidas preparar谩 una lista, que mantendr谩 actualizada, de nombres, nacionalidades y otros datos pertinentes de expertos cualificados recibida de los Estados Parte y la comunicar谩 a todos los Estados Parte. Todo experto incluido en esta lista se considerar谩 como designado para todas las misiones de determinaci贸n de hechos a menos que un Estado Parte lo rechace por escrito. En caso de ser rechazado, el experto no participar谩 en misiones de determinaci贸n de hechos en el territorio o en cualquier otro lugar bajo la jurisdicci贸n o control del Estado Parte que lo rechaz贸, si el rechazo fue declarado antes del nombramiento del experto para dicha misi贸n.
10. Cuando reciba una solicitud procedente de la Reuni贸n de los Estados Parte o de una Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, despu茅s de consultas con el Estado Parte del  que se solicita la aclaraci贸n, nombrar谩 a los miembros de la misi贸n, incluido su jefe. Los nacionales de los Estados Parte que soliciten la realizaci贸n de misiones de determinaci贸n de hechos o los de aquellos Estados Parte que est茅n directamente afectados por ellas, no ser谩n nombrados para la misi贸n. Los miembros de la misi贸n de determinaci贸n de hechos disfrutar谩n de los privilegios e inmunidades estipulados en el Art铆culo VI de la Convenci贸n sobre los Privilegios e Inmunidades de las Naciones Unidas, adoptada el 13 de febrero de 1946.
11. Previo aviso de al menos setenta y dos horas, los miembros de la misi贸n de determinaci贸n de hechos llegar谩n tan pronto como sea posible al territorio del Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n. El Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n deber谩 tomar las medidas administrativas necesarias para recibir, transportar y alojar a la misi贸n, y ser谩 responsable de asegurar la seguridad de la misi贸n al m谩ximo nivel posible mientras est茅 en territorio bajo su control.
12. Sin perjuicio de la soberan铆a del Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n, la misi贸n de determinaci贸n de hechos podr谩 introducir en el territorio de dicho Estado Parte el equipo necesario, que se emplear谩 exclusivamente para recopilar informaci贸n sobre el asunto del cumplimiento cuestionado. Antes de la llegada, la misi贸n informar谩 al Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n sobre el equipo que pretende utilizar en el curso de su misi贸n de determinaci贸n de hechos.
13. El Estado del que se solicita la aclaraci贸n har谩 todos los esfuerzos posibles para asegurar que se d茅 a la misi贸n de determinaci贸n de hechos la oportunidad de hablar con todas aquellas personas que puedan proporcionar informaci贸n relativa al asunto del cumplimiento cuestionado.
14. El Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n dar谩 acceso a la misi贸n de determinaci贸n de hechos a todas las 谩reas e instalaciones bajo su control donde es previsible que se puedan recopilar hechos pertinentes relativos al asunto del cumplimiento cuestionado. Lo anterior estar谩 sujeto a cualquier medida que el Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n considere necesario adoptar para:
    a) La protecci贸n de equipo, informaci贸n y  谩reas sensibles;
    b) La observancia de cualquier obligaci贸n constitucional que el Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n pueda tener con respecto a derechos de propiedad, registros, incautaciones u otros derechos constitucionales; o,
    c) La protecci贸n y seguridad f铆sicas de los miembros de la misi贸n de determinaci贸n de hechos.
En caso de que el Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n adopte tales medidas, deber谩 hacer todos los esfuerzos razonables para demostrar, a trav茅s de medios alternativos, que cumple con esta Convenci贸n.
15. La misi贸n de determinaci贸n de hechos permanecer谩 en el territorio del Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n por un m谩ximo de catorce d铆as, y en cualquier sitio determinado no m谩s de siete d铆as, a menos que se acuerde otra cosa.
16. Toda la informaci贸n proporcionada con car谩cter confidencial y no relacionada con el asunto que ocupa a la misi贸n de determinaci贸n de hechos se tratar谩 de manera confidencial.
17. La misi贸n de determinaci贸n de hechos informar谩, por conducto del Secretario General de las Naciones Unidas, a la Reuni贸n de los Estados Parte o a la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, sobre los resultados de sus pesquisas.
18. La Reuni贸n de los Estados Parte o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte evaluar谩 toda la informaci贸n, incluido el informe presentado por la misi贸n de determinaci贸n de hechos, y podr谩 solicitar al Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n que tome medidas para resolver el asunto del cumplimiento cuestionado dentro de un per铆odo de tiempo especificado. El Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n informar谩 sobre las medidas tomadas en respuesta a esta solicitud.
19. La Reuni贸n de los Estados Parte, o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, podr谩 sugerir a los Estados Parte afectados modos y maneras de aclarar a煤n m谩s o resolver el asunto bajo consideraci贸n, incluido el inicio de procedimientos apropiados de conformidad con el Derecho Internacional. En los casos en que se determine que el asunto en cuesti贸n se debe a circunstancias fuera del control del Estado Parte del que se solicita la aclaraci贸n, la Reuni贸n de los Estados Parte o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte podr谩 recomendar medidas apropiadas incluido el uso de las medidas de cooperaci贸n recogidas en el Art铆culo 6.
20. La Reuni贸n de los Estados Parte, o la Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte, har谩 todo lo posible por adoptar las decisiones a las que se hace referencia en los p谩rrafos 18 y 19 por consenso, y de no ser posible, las decisiones se tomar谩n por mayor铆a de dos tercios de los Estados Parte presentes y votantes.
Art铆culo 9
Medidas de aplicaci贸n a nivel nacional
Cada uno de los Estados Parte adoptar谩 todas las medidas legales, administrativas y de otra 铆ndole que procedan, incluyendo la imposici贸n de sanciones penales, para prevenir y reprimir cualquiera actividad prohibida a los Estados Parte conforme a esta Convenci贸n, cometida por personas o en territorio bajo su jurisdicci贸n o control.
Art铆culo 10
Soluci贸n de controversias
1. Los Estados Parte se consultar谩n y cooperar谩n entre s铆 para resolver cualquier controversia que pueda surgir en relaci贸n con la aplicaci贸n e interpretaci贸n de esta Convenci贸n. Cada Estado Parte puede presentar el problema a la Reuni贸n de los Estados Parte.
2. La Reuni贸n de los Estados Parte podr谩 contribuir a la soluci贸n de las controversias por cualesquiera medios que considere apropiados, incluyendo el ofrecimiento de sus buenos oficios, instando a los Estados Parte en una controversia a que comiencen los procedimientos de soluci贸n de su elecci贸n y recomendando un plazo para cualquier procedimiento acordado.
3. Este Art铆culo es sin perjuicio de las disposiciones de esta Convenci贸n relativas a la facilitaci贸n y aclaraci贸n del cumplimiento.
Art铆culo 11
Reuniones de los Estados Parte
1. Los Estados Parte se reunir谩n regularmente para considerar cualquier asunto en relaci贸n con la aplicaci贸n o la puesta en pr谩ctica de esta Convenci贸n, incluyendo:
a) El funcionamiento y el status de esta Convenci贸n;
b) Los asuntos relacionados con los informes presentados, conforme a las disposiciones de esta Convenci贸n;
c) La cooperaci贸n y la asistencia internacionales seg煤n lo previsto en el Art铆culo 6;
d) El desarrollo de tecnolog铆as para la remoci贸n de minas antipersonal;
e) Las solicitudes de los Estados Parte a las que se refiere el Art铆culo 8; y,
f) Decisiones relativas a la presentaci贸n de solicitudes de los Estados Parte, de conformidad con el Art铆culo 5.
2. La primera Reuni贸n de los Estados Parte ser谩 convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas en el plazo de un a帽o a partir de la entrada en vigor de esta Convenci贸n. Las reuniones subsiguientes ser谩n convocadas anualmente por el Secretario General de las Naciones Unidas hasta la primera Conferencia de Examen.
3. Al amparo de las condiciones contenidas en el Art铆culo 8, el Secretario General de las Naciones Unidas convocar谩 a una Reuni贸n Extraordinaria de los Estados Parte.
4. Los Estados no Parte en esta Convenci贸n, as铆 como las Naciones Unidas, otros organismos internacionales o institucionales pertinentes, organizaciones regionales, el Comit茅 Internacional de la Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales pertinentes, pueden ser invitados a asistir a estas reuniones como observadores, de acuerdo con las Reglas de Procedimiento acordadas.
Art铆culo 12
Conferencias de Examen
1. Una Conferencia de Examen ser谩 convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas transcurridos cinco a帽os desde la entrada en vigor de esta Convenci贸n. El Secretario General de las Naciones Unidas convocar谩 otras Conferencias de Examen si as铆 lo solicitan uno o m谩s de los Estados Parte, siempre y cuando el intervalo entre ellas no sea menor de cinco a帽os.
Todos los Estados Parte de esta Convenci贸n ser谩n invitados a cada Conferencia de Examen.
2. La finalidad de la Conferencia de Examen ser谩:
a) Evaluar el funcionamiento y el status de esta Convenci贸n;
b) Considerar la necesidad y el intervalo de posteriores Reuniones de los Estados Parte a las que se refiere el p谩rrafo 2 del Art铆culo 11;
c) Tomar decisiones sobre la presentaci贸n de solicitudes de los Estados Parte, de conformidad con el Art铆culo 5; y,
d) Adoptar, si fuera necesario, en su informe final conclusiones relativas a la puesta en pr谩ctica de esta Convenci贸n.
3. Los Estados no Parte de esta Convenci贸n, as铆 como las Naciones Unidas, otros organismos internacionales o instituciones pertinentes, organizaciones regionales, el Comit茅 Internacional de la Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales pertinentes, pueden ser invitados a asistir a cada Conferencia de Examen como observadores, de acuerdo con las Reglas de Procedimiento acordadas.
Art铆culo 13
Enmiendas
1. Todo Estado Parte podr谩, en cualquier momento despu茅s de la entrada en vigor de esta Convenci贸n, proponer enmiendas a la misma. Toda propuesta de enmienda se comunicar谩 al Depositario, quien la circular谩 entre todos los Estados Parte y pedir谩 su opini贸n sobre si se debe convocar una Conferencia de Enmienda para considerar la propuesta. Si una mayor铆a de los Estados Parte notifica al Depositario, a m谩s tardar treinta d铆as despu茅s de su circulaci贸n, que est谩 a favor de proseguir en la consideraci贸n de la propuesta, el Depositario convocar谩 una Conferencia de Enmienda a la cual se invitar谩 a todos los Estados Parte.
2. Los Estados no Parte de esta Convenci贸n, as铆 como las Naciones Unidas, otras organizaciones o instituciones internacionales pertinentes, organizaciones regionales, el Comit茅 Internacional de la Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales pertinentes pueden ser invitados a asistir a cada Conferencia de Enmienda como observadores de conformidad con las Reglas de Procedimiento acordadas.
3. La Conferencia de Enmienda se celebrar谩 inmediatamente despu茅s de una Reuni贸n de los Estados Parte o una Conferencia de Examen, a menos que una mayor铆a de los Estados Parte solicite que se celebre antes.
4. Toda enmienda a esta Convenci贸n ser谩 adoptada por una mayor铆a de dos tercios de los Estados Parte presentes y votantes en la Conferencia de Enmienda. El Depositario comunicar谩 toda enmienda as铆 adoptada a los Estados Parte.
5. Cualquier enmienda a esta Convenci贸n entrar谩 en vigor para todos los Estados Parte de esta Convenci贸n que la haya aceptado, cuando una mayor铆a de los Estados Parte deposite ante el  Depositario los instrumentos de aceptaci贸n. Posteriormente entrar谩 en vigor para los dem谩s Estados Parte en la fecha en que depositen su instrumento de aceptaci贸n.
Art铆culo 14
Costes
1. Los costes de la Reuni贸n de los Estados Parte, Reuniones Extraordinarias de los Estados Parte, Conferencias de Examen y Conferencias de Enmienda ser谩n sufragados por los Estados Parte y por los Estados no Parte de esta Convenci贸n que participen en ellas, de acuerdo con la escala de cuotas de las Naciones Unidas ajustada adecuadamente.
2. Los costes en que incurra el Secretario General de las Naciones Unidas con arreglo a los Art铆culos 7 y 8, y los costes de cualquier misi贸n de determinaci贸n de hechos, ser谩n sufragados por los Estados Parte de conformidad con la escala de cuotas de las Naciones Unidas adecuadamente ajustada.
Art铆culo 15
Firma
Esta Convenci贸n, hecha en Oslo, Noruega, el 18 de septiembre de 1997, estar谩 abierta a todos los Estados para su firma en Ottawa, Canad谩, del 3 al 4 de diciembre de 1997, y en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, a partir del 5 de diciembre de 1997 hasta su entrada en vigor.
Art铆culo 16
Ratificaci贸n, aceptaci贸n, aprobaci贸n o adhesi贸n
1. Esta Convenci贸n est谩 sujeta a la ratificaci贸n, la aceptaci贸n o a la aprobaci贸n de los Signatarios.
2. La Convenci贸n estar谩 abierta a la adhesi贸n de cualquier Estado que no la haya firmado.
3. Los instrumentos de ratificaci贸n, aceptaci贸n, aprobaci贸n y adhesi贸n se depositar谩n ante el Depositario.
Art铆culo 17
Entrada en vigor
1. Esta Convenci贸n entrar谩 en vigor el primer d铆a del sexto mes a partir de la fecha de dep贸sito del cuadrag茅simo instrumento de ratificaci贸n, de aceptaci贸n, de aprobaci贸n o de adhesi贸n.
2. Para cualquier Estado que deposite su instrumento de ratificaci贸n, de aceptaci贸n, de aprobaci贸n o de adhesi贸n a partir de la fecha de dep贸sito del cuadrag茅simo instrumento de ratificaci贸n, de aceptaci贸n, de aprobaci贸n o de adhesi贸n, esta Convenci贸n entrar谩 en vigor el primer d铆a del sexto mes a partir de la fecha de dep贸sito por ese Estado de su instrumento de ratificaci贸n, de aceptaci贸n, de aprobaci贸n o de adhesi贸n.
Art铆culo 18
Aplicaci贸n provisional
Cada Estado Parte, en el momento de depositar su instrumento de ratificaci贸n, aceptaci贸n, aprobaci贸n o adhesi贸n, podr谩 declarar que aplicar谩 provisionalmente el p谩rrafo 1 del Art铆culo 1 de esta Convenci贸n.
Art铆culo 19
Reservas
Los Art铆culos de esta Convenci贸n no estar谩n sujetos a reservas.
Art铆culo 20
Duraci贸n y denuncia
1. Esta Convenci贸n tendr谩 una duraci贸n ilimitada.
2. Cada Estado Parte tendr谩, en ejercicio de su soberan铆a nacional, el derecho de denunciar esta Convenci贸n. Comunicar谩 dicha denuncia a todos los Estados Parte, al Depositario y al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Tal instrumento de denuncia deber谩 incluir una explicaci贸n completa de las razones que motivan su denuncia.
3. Tal denuncia s贸lo surtir谩 efecto seis meses despu茅s de la recepci贸n del instrumento de denuncia por el Depositario. Sin embargo, si al t茅rmino de ese per铆odo de seis meses, el Estado Parte denunciante est谩 involucrado en un conflicto armado, la denuncia no surtir谩 efecto antes del final del conflicto armado.
4. La denuncia de un Estado Parte de esta Convenci贸n no afectar谩 de ninguna manera el deber de los Estados de seguir cumpliendo con obligaciones contra铆das de acuerdo con cualquier norma pertinente del Derecho Internacional.
Art铆culo 21
Depositario
El Secretario General de las Naciones Unidas es designado Depositario de esta Convenci贸n.
Art铆culo 22
Textos aut茅nticos
El texto original de esta Convenci贸n, cuyos textos en 谩rabe, chino, espa帽ol, franc茅s, ingl茅s y ruso son igualmente aut茅nticos, se depositar谩 con el Secretario General de las Naciones Unidas.
Art铆culo 2潞.- Comun铆quese al Poder Ejecutivo.
Aprobado el Proyecto de Ley por la Honorable C谩mara de Senadores el nueve de julio del a帽o un mil novecientos noventa y ocho y por la Honorable C谩mara de Diputados, el quince de setiembre del a帽o un mil novecientos noventa y ocho, quedando sancionado el mismo, de conformidad con lo dispuesto en el art铆culo 204 de la Constituci贸n Nacional.

Antecedente de la Ley N潞 1339






De interes