Leyes Paraguayas

Ley N¬ļ 2614 / APRUEBA EL CONVENIO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL TRANSPORTE MARITIMO DE MERCANCIAS

Descargar Archivo: Ley N¬į 2614 (1.29 MB)

Descripción

Ley N¬į 2614 | Aprueba convenio de las Naciones Unidas sobre el transporte mar√≠timo de mercanc√≠as


LEY N¬į 2614
QUE APRUEBA EL CONVENIO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL TRANSPORTE MARITIMO DE MERCANCIAS 
EL CONGRESO DE LA NACION PARAGUAYA SANCIONA CON FUERZA DE
LEY
Art√≠culo 1¬į.- Apru√©base el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Mar√≠timo de Mercanc√≠as, que quedo abierto a la firma de todos los Estados hasta el 30 de abril de 1979, en la sede de las Naciones Unidas, cuyo texto es como sigue:
CONVENIO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL 
TRANSPORTE MARITIMO DE MERCANCIAS, 1978
Pre√°mbulo
LOS ESTADOS PARTES EN EL PRESENTE CONVENIO,
HABIENDO RECONOCIDO la conveniencia de fijar de com√ļn acuerdo ciertas reglas relativas al transporte mar√≠timo de mercanc√≠as,
HAN DECIDIDO celebrar un convenio a esos efectos y han acordado lo siguiente:
PARTE I. DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1. Definiciones
En el presente Convenio:
1. Por ‚Äúporteador‚ÄĚ se entiende toda persona que por s√≠ o por medio de otra que act√ļe en su nombre ha celebrado un contrato de transporte mar√≠timo de mercanc√≠as con un cargador.
2. Por ‚Äúporteador efectivo‚ÄĚ se entiende toda persona a quien el porteador ha encomendado la ejecuci√≥n del transporte de las mercanc√≠as, o de una parte del transporte, as√≠ como cualquier otra persona a quien se ha encomendado esa ejecuci√≥n.
3. Por ‚Äúcargador‚ÄĚ se entiende toda persona que por s√≠ o por medio de otra que act√ļe en su nombre o por su cuenta ha celebrado un contrato de transporte mar√≠timo de mercanc√≠as con un porteador, o toda persona que por s√≠ o por medio de otra act√ļe en su nombre o por su cuenta entrega efectivamente  las mercanc√≠as al porteador en relaci√≥n con el contrato de transporte mar√≠timo.
4. Por ‚Äúconsignatario‚ÄĚ se entiende la persona autorizada para recibir las mercanc√≠as.
5. El t√©rmino ‚Äúmercanc√≠as‚ÄĚ comprende los animales vivos; cuando las mercanc√≠as se agrupen en un contenedor, una paleta u otro elemento de transporte an√°logo, o cuando est√©n embaladas, el t√©rmino ‚Äúmercanc√≠as‚ÄĚ comprender√° ese elemento de transporte o ese embalaje si ha sido suministrado por el cargador.
6. Por ‚Äúcontrato de transporte mar√≠timo‚ÄĚ se entiende todo contrato en virtud del cual el porteador se compromete, contra el pago de un flete, a transportar mercanc√≠as por mar de un puerto a otro; no obstante, el contrato que comprenda transporte mar√≠timo y tambi√©n transporte por cualquier otro medio se considerar√° contrato de transporte mar√≠timo a los efectos del presente Convenio s√≥lo por lo que respecta al transporte mar√≠timo.
7. Por ‚Äúconocimiento de embarque‚ÄĚ se entiende un documento que hace prueba de un contrato de transporte mar√≠timo y acredita que el porteador ha tomado a su cargo o ha cargado las mercanc√≠as, y en virtud del cual √©ste se compromete a entregarlas contra la presentaci√≥n del documento. Constituye tal compromiso la disposici√≥n incluida en el documento seg√ļn la cual las mercanc√≠as han de entregarse a la orden de una persona determinada, a la orden o al portador.
8. La expresi√≥n ‚Äúpor escrito‚ÄĚ comprende, entre otras cosas, el telegrama y el t√©lex.
Artículo 2. Ambito de aplicación
1. Las disposiciones del presente Convenio se aplicarán a todos los contratos de transporte marítimo entre dos Estados diferentes, siempre que :
a) el puerto de carga previsto en el contrato de transporte marítimo esté situado en un Estado Contratante, o
b) el puerto de descarga previsto en el contrato de transporte mar√≠timo est√© situado en un Estado Contratante, o 
c) uno de los puertos facultativos de descarga previstos en el contrato de transporte marítimo sea el puerto efectivo de descarga y ese puerto esté situado en un Estado Contratante, o
d) el conocimiento de embarque u otro documento que haga prueba del contrato de transporte marítimo se emita en un Estado Contratante, o
e) el conocimiento de embarque u otro documento que haga prueba del contrato de transporte marítimo estipule que el contrato se regirá por las disposiciones del presente Convenio o por la legislación de un Estado que dé efecto a esas disposiciones.
2. Las disposiciones del presente Convenio se aplicar√°n sea cual fuere la nacionalidad del buque, del porteador, del porteador efectivo, del cargador, del consignatario o de cualquier otra persona interesada.
3. Las disposiciones del presente Convenio no se aplicarán a los contratos de fletamento. No obstante, cuando se emita un conocimiento de embarque en cumplimiento de un contrato de fletamento, las disposiciones del Convenio se aplicarán a ese conocimiento de embarque si éste regula la relación entre el porteador y el tenedor del conocimiento que no sea el fletador.
4. Si en un contrato se prev√© el transporte de mercanc√≠as en embarques sucesivos durante un plazo acordado, las disposiciones del presente Convenio se aplicar√°n a cada uno de esos embarques. No obstante, cuando un embarque se efect√ļe en virtud de un contrato de fletamento, se aplicar√°n las disposiciones del p√°rrafo 3 de este art√≠culo.
Artículo 3. Interpretación del Convenio
En la interpretación y aplicación de las disposiciones del presente Convenio se tendrán en cuenta su carácter internacional y la necesidad de promover la uniformidad.
PARTE II. RESPONSABILIDAD DEL PORTEADOR
Artículo 4. Período de responsabilidad
1. La responsabilidad del porteador por las mercanc√≠as en virtud del presente Convenio abarca el per√≠odo durante el cual las mercanc√≠as est√°n bajo la custodia del porteador en el puerto de carga, durante el transporte y en el puerto de descarga. 
2. A los efectos del párrafo 1 de este artículo, se considerará que las mercancías están bajo la custodia del porteador.
a) Desde el momento de que éste la haya tomado a su cargo al recibirlas:
i) del cargador o de la persona que act√ļe en su nombre; o
ii) de una autoridad u otro tercero en poder de los cuales, seg√ļn las leyes o los reglamentos aplicable en el puerto de carga, se hayan de poner la mercanc√≠as para ser embarcadas;
b) Hasta el momento en que la haya entregado:
i) poni√©ndole en el poder del consignatario; o 
ii) en los casos en que el consignatario no reciba las mercancías del porteador, poniéndolas a disposición del consignatario de conformidad con el contrato, las leyes o los usos del comercio de que se trate aplicables en el puerto de descarga; o
iii) poni√©ndolas en poder de una autoridad u otro tercero a quienes, seg√ļn las leyes o los reglamentos aplicables en el puerto de descarga, hayan de entregarse las mercanc√≠as.
3. En los p√°rrafos 1 y 2 de este art√≠culo, los t√©rminos ‚Äúporteador‚ÄĚ o ‚Äúconsignatario‚ÄĚ designan tambi√©n a los empleados o agentes del porteador o del consignatario, respectivamente.
Artículo 5. Fundamento de la responsabilidad
1. El porteador ser√° responsable de los perjuicios resultantes de la p√©rdida o el da√Īo de las mercanc√≠as, as√≠ como del retraso en la entrega, si el hecho que ha causado la p√©rdida, el da√Īo o el retraso se produjo cuando las mercanc√≠as estaban bajo su custodia en el sentido del Art√≠culo 4, a menos que pruebe que √©l, sus empleados o agentes adoptaron todas las medidas que razonablemente pod√≠an exigirse para evitar el hecho y sus consecuencias.
2. Hay retraso en la entrega cuando las mercancías no han sido entregadas en el puerto de descarga previsto en el contrato de transporte marítimo dentro del plazo expresamente acordado o, a falta de tal acuerdo, dentro del plazo que, atendidas las circunstancias del caso, sería razonable exigir de un porteador diligente.
3. El titular de una acción por pérdida de las mercancías podrá considerarlas perdidas si no han sido entregadas conforme a lo dispuesto en el Artículo 4 dentro de un plazo de 60 días consecutivos siguientes a la expiración del plazo de entrega determinado con arreglo al párrafo 2 de este artículo.
4. a) El porteador ser√° responsable
i) de la p√©rdida o el da√Īo de las mercanc√≠as, o del retraso en la entrega, causados por incendio si el demandante prueba que el incendio se produjo por culpa o negligencia del porteador, sus empleados o agentes;
ii) de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega respecto de los cuales el demandante pruebe que han sobrevenido por culpa o negligencia del porteador, sus empleados o agentes en la adopci√≥n de todas las medidas que razonablemente pod√≠an exigirse para apagar el incendio y evitar o mitigar sus consecuencias.
b) En caso de incendio a bordo que afecte a las mercancías, se realizará, si el reclamante o el porteador lo desean, una investigación de la causa y las circunstancias del incendio de conformidad con las prácticas del transporte marítimo y se proporcionará un ejemplar del informe sobre la investigación al porteador y al reclamante que lo soliciten.
5. En el transporte de animales vivos, el porteador no ser√° responsable de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega resultantes de los riesgos especiales inherentes a ese tipo de transporte. Cuando el porteador pruebe que ha cumplido las instrucciones especiales que con respecto a los animales le dio el cargador y que, atendidas las circunstancias del caso, la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega pueden atribuirse a tales riesgos, se presumir√° que √©stos han sido la causa de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega, a menos que existan pruebas de que la totalidad o parte de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega proven√≠an de culpa o negligencia del porteador, sus empleados o agentes.
6. El porteador no ser√° responsable, salvo por aver√≠a gruesa, cuando la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega hayan provenido de medidas adoptadas para el salvamento de vidas humanas o de medidas razonables adoptadas para el salvamento de mercanc√≠as en el mar.
7. Cuando la culpa o negligencia del porteador, sus empleados o agentes concurra con otra causa para ocasionar la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega, el porteador ser√° responsable s√≥lo en la medida en que la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega puedan atribuirse a esa culpa o negligencia, a condici√≥n de que pruebe el importe de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega que no pueda atribuirse a culpa o negligencia.
Artículo 6. Limitación de la responsabilidad
1. a) La responsabilidad del porteador por los perjuicios resultantes de la p√©rdida o el da√Īo de las mercanc√≠as, con arreglo a lo dispuesto en el Art√≠culo 5, estar√° limitada a una suma equivalente a 835 unidades de cuenta por bulto u otra unidad de carga transportada, o a 2,5 unidades de cuenta por kilogramo de peso bruto de las mercanc√≠as perdidas o da√Īadas, si esta cantidad es mayor.
b) La responsabilidad del porteador por el retraso en la entrega, con arreglo a lo dispuesto en el Artículo 5, estará limitada a una suma equivalente a dos veces y media el flete que deba pagarse por las mercancías que hayan sufrido retraso, pero no excederá de la cuantía total del flete que deba pagarse en virtud del contrato de transporte marítimo de mercancías.
c) En ning√ļn caso la responsabilidad acumulada del porteador por los conceptos enunciados en los apartados a) y b) de este p√°rrafo exceder√° del l√≠mite determinado en virtud del apartado a) por la p√©rdida total de las mercanc√≠as respecto de las cuales se haya incurrido en esa responsabilidad.
2. Para determinar, a los efectos del apartado a) del párrafo 1 de este artículo, qué cantidad es mayor, se aplicarán las normas siguientes:
a) Cuando se utilicen para agrupar mercanc√≠as un contenedor, una paleta o un elemento de transporte an√°logo, todo bulto o unidad de carga transportada que, seg√ļn el conocimiento de embarque, si se emite, o seg√ļn cualquier otro documento que haga prueba del contrato de transporte mar√≠timo, est√©n contenidos en ese elemento de transporte se considerar√°n como un bulto o una unidad de carga transportada. Salvo en este caso, las mercanc√≠as contenidas en ese elemento de transporte se considerar√°n como una unidad de carga transportada.
b) En los casos en que se haya perdido o da√Īado el propio elemento de transporte, ese elemento ser√° considerado, si no es propiedad del porteador o no ha sido suministrado por √©ste, como una unidad independiente de cargas transportada.
3. Por unidad de cuenta se entiende la unidad de cuenta mencionada en el Artículo 26.
4. El porteador y el cargador podr√°n pactar l√≠mites de responsabilidad superiores a lo establecido en el p√°rrafo 1.  
Artículo 7. Aplicación a reclamaciones extracontractuales
1. Las exoneraciones y l√≠mites de responsabilidad establecidos en el presente Convenio ser√°n aplicables a toda acci√≥n contra el porteador respecto de la p√©rdida o el da√Īo de las mercanc√≠as a que se refiera el contrato de transporte mar√≠timo, as√≠ como respecto del retraso en la entrega, independientemente de que la acci√≥n se funde en la responsabilidad contractual, la responsabilidad extracontractual  o en otra causa.
2. Si es ejercitada tal acción contra un empleado o agente del porteador, ese empleado o agente, si prueba que ha actuado en el ejercicio de sus funciones, podrá acogerse a las exoneraciones y límites de responsabilidad que el porteador pueda invocar en virtud del presente Convenio.
3. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 8, la cuantía total de las sumas exigibles del porteador o de cualquiera de las personas a que se refiere el párrafo 2 de este artículo no excederá de los límites de responsabilidad establecidos en el presente Convenio.
Artículo 8. Pérdida del derecho a las limitación de la responsabilidades
1. El porteador no podr√° acogerse a la limitaci√≥n de la responsabilidad establecida en el Art√≠culo 6 si se prueba que la perdida, el da√Īo o el retraso en la entrega provinieron de una acci√≥n o una omisi√≥n del porteador realizadas con intenci√≥n de causar tal p√©rdida, da√Īo o retraso, o temerariamente y a sabiendas de que probablemente sobrevendr√≠an la p√©rdida, el da√Īo o el retraso.
2. No obstante lo dispuesto en el p√°rrafo 2 del Art√≠culo 7, el empleado o agente del porteador no podr√° acogerse a la limitaci√≥n de la responsabilidad establecida en el Articulo 6 si se prueba que la perdida, el da√Īo o el retraso en la entrega provinieron de una acci√≥n o una omisi√≥n de ese empleado o agentes realizadas con intenci√≥n de causar tal p√©rdida,  da√Īo o retraso, o temerariamente y a sabiendas de que probablemente sobrevendr√≠an la p√©rdida, el da√Īo o el retraso.
Artículo 9. Carga sobre cubierta
1.     El porteador podr√° trasportar mercanc√≠as sobre cubierta s√≥lo si ello est√° en conformidad con un acuerdo celebrado con el cargador  o con los usos del comercio de que se trate, o si  lo exigen las disposiciones legales y vigentes.
2. Si el porteador y cargador han convenido en que la mercancías se trasportarán o podrán transportarse sobre cubierta, el porteador incluirá una declaración a tal efecto en el conocimiento de embarque u otro documento que haga prueba del contrato de transporte marítimo. A falta de esas declaración, el porteador deberá probar que se ha celebrado un acuerdo para el transporte sobre cubierta; no obstante, el porteador no podrá invocar tal acuerdo contra un tercero, incluido un consignatario, que haya adquirido el conocimiento de embarque de buena fe.
3. Cuando las mercanc√≠as hayan sido transportadas sobre cubierta en contravenci√≥n de lo dispuesto en el p√°rrafo 1 de este art√≠culo o cuando el porteador no pueda invocar, en virtud del p√°rrafo 2 de este art√≠culo, un acuerdo para el transporte sobre cubierta, el porteador, no obstante lo dispuesto en el p√°rrafo 1 del Art√≠culo 5, ser√° responsable de la p√©rdida o el da√Īo de las mercanc√≠as, as√≠ como del retraso en la entrega, que provengan √ļnicamente del transporte sobre cubierta, y el alcance de su responsabilidad se determinar√° de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 6 o el Art√≠culo 8 del presente Convenio, seg√ļn el caso. 
4. El transporte de mercancías sobre cubierta en contravención del acuerdo expreso de transportarlas bajo cubiertas se considerará una acción u omisión del porteador en el sentido del Artículo 8 .
Artículo 10. Responsabilidad del porteador y del porteador efectivo
1. Cuando la ejecuci√≥n del transporte o de una parte del transporte haya sido encomendada a un porteador efectivo, independientemente de que el contrato de transporte mar√≠timo la autorice o no, el porteador seguir√° siendo responsable de la totalidad del transporte con arreglo a lo dispuesto en el presente Convenio. Respecto del transporte que sea ejecutado por el porteador efectivo, el porteador ser√° responsable de la acciones y omisiones que el porteador efectivo y sus empleados y agentes realicen en el ejercicio de sus funciones.  
2. Todas las disposiciones del presente Convenio por las que se rige la responsabilidad del porteador se aplicar√°n tambi√©n a la responsabilidad del porteador efectivo respecto del transporte que √©ste haya ejecutado. Se aplicar√°n las disposiciones de los p√°rrafo 2 y 3 del Art√≠culo 7 y del p√°rrafo 2 del Art√≠culo 8 si se ejercita una acci√≥n contra  un empleado o agente del porteador efectivo. 
3. Todo acuerdo especial en virtud del cual el porteador asuma obligaciones no impuestas por el presente Convenio o renuncie a derechos conferidos por el presente Convenio surtir√° efecto respecto del porteador efectivo s√≥lo si √©ste lo acepta expresamente y por escrito. El porteador seguir√° sujeto a las obligaciones o renuncias resultantes de ese acuerdo especial, independientemente de que hayan sido aceptadas o no por el porteador efectivo. 
4. En los casos y en la medida en que el porteador y el porteador efectivo sean ambos responsable, su responsabilidad ser√° solidaria. 
5. La cuant√≠a total de las sumas exigible del porteador, del porteador efectivo y de sus empleados y agentes no exceder√° de los l√≠mites de responsabilidad establecidos en el presente Convenio. 
6. Las disposiciones de este artículo se aplicarán si perjuicio del derecho de repetición que pueda existir entre el porteador y el porteador efectivo.
Artículo 11. Transporte directo
1. No obstante lo dispuesto en el p√°rrafo 1 del Art√≠culo 10, cuando un contrato de transporte mar√≠timo estipule expl√≠citamente que una parte especificada del transporte a que se refiere ese contrato ser√° ejecutada por una persona determinada distinta del porteador, el contrato podr√° estipular asimismo que el porteador no ser√° responsable del la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega que hayan sido causados por un hecho ocurrido cuando la mercanc√≠as estaban bajo la custodia del 7orteador efectivo durante esa parte del transporte. No obstante, la estipulaci√≥n que limite o excluya tal responsabilidad no surtir√° efecto si no puede incoarse ning√ļn procedimiento judicial contra el porteador efectivo ante un tribunal competente con arreglo al p√°rrafo 1 o al p√°rrafo 2 del Art√≠culo 21. La prueba de que la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega fueron causados por ese hecho corresponder√° al porteador.
2. El porteador efectivo ser√° responsable, de conformidad con lo dispuesto en el p√°rrafo 2 del Art√≠culo 10, de la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega que hayan sido causados por un hecho ocurrido mientras las mercanc√≠as estaban bajo su custodia.  
PARTE III. RESPONSABILIDAD DEL CARGADOR
Artículo 12. Norma general
El cargador no ser√° responsable de la p√©rdida sufrida por el porteador o por el porteador efectivo, ni del da√Īo sufrido por el buque, a no ser que tal p√©rdida o da√Īo hayan sido causado por culpa o negligencia del cargador, sus empleados o agentes. Los empleados o agentes del cargador tampoco ser√°n responsables de tal p√©rdida o da√Īo, a no ser que hayan sido causados por culpa o negligencia de su parte.
Artículo 13. Normas especiales relativas a la mercancías peligrosas
1. El cargador se√Īalar√° de manera adecuada las mercanc√≠as peligrosas como tales mediante marcas o etiquetas.
2. El cargador, cuando ponga mercanc√≠as peligrosas en poder del porteador o de un porteador efectivo, seg√ļn el caso, le informar√° del car√°cter peligroso de aqu√©llas y, a ser necesario, de la precauciones que deban adoptarse. Si el cargador no lo hace y el porteador o el porteador efectivo no tienen conocimiento del car√°cter peligroso de  la mercanc√≠a por otro conducto:
a) el cargador ser√° responsable respecto del porteador y de todo porteador efectivo de los perjuicios resultantes del embarque de tales mercanc√≠as, y 
b) las mercanc√≠as podr√°n en cualquier momento ser descargadas, destruidas o transformadas en inofensivas, seg√ļn requieran las circunstancias, sin que haya lugar a indemnizaci√≥n.   
3. Las disposiciones del párrafo 2 de este artículo no podrán ser invocadas por una persona que durante el transporte se haya hecho cargo de las mercancías a sabiendas de su carácter peligroso.
4. En los casos en que las disposiciones del apartado b) del p√°rrafo 2 de este art√≠culo no se apliquen o no puedan ser invocadas, las mercanc√≠as peligrosas, si llegan a constituir un peligro real para la vida humana o los bienes, podr√°n ser descargadas, destruidas o transformadas en inofensivas, seg√ļn requieran las circunstancias, sin que haya lugar a indemnizaci√≥n, salvo cuando exista la obligaci√≥n de contribuir a la aver√≠a gruesa o cuando el porteador sea responsable de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 5.
PARTE IV. DOCUMENTOS DE TRANSPORTE
Artículo 14. Emisión del conocimiento de embarque
1. Cuando el porteador o el porteador efectivo se haga cargo de las mercancías, el porteador deberá emitir un conocimiento de embarque al cargador, si éste lo solicita.
2. El conocimiento de embarque podrá ser firmado por una persona autorizada al efecto por el porteador. Se considerará que un conocimiento de embarque firmado por el capitán del buque que transporte las mercancías ha sido firmado en nombre del porteador.
3. La firma en el conocimiento de embarque podrá ser manuscrita, impresa en facsímil, perforada, estampada, en símbolos o registrada cualquier otro medio mecánico o electrónico, si ello no es incompatible con las leyes del país en que se emita el conocimiento de embarque.
Artículo 15. Contenido del documento de embarque
1. En el conocimiento de embarque deber√°n constar, entre otros, los datos siguientes:
a) la naturaleza general de las mercanc√≠as, las marcas principales necesarias para su identificaci√≥n, una declaraci√≥n expresa, si procede, sobre su car√°cter peligroso, el n√ļmero de bultos o de piezas y el peso de las mercanc√≠as o su cantidad expresada de otro modo, datos que se har√°n constar tal como los haya proporcionado el cargador;
b) el estado aparente de las mercancías;
c) el nombre y el establecimiento principal del porteador;
d) el nombre del cargador;
e) el nombre del consignatario, si ha sido comunicado por el cargador;
f) el puerto de carga seg√ļn el contrato de transporte mar√≠timo y la fecha en que el porteador se ha hecho cargo de las mercanc√≠as en ese puerto;
g) el puerto de descarga seg√ļn el contrato de transporte mar√≠timo;
h) el n√ļmero de originales del conocimiento de embarque, si hubiere m√°s de uno;
i) el lugar de la emisión del conocimiento de embarque ;
j) la firma del porteador o de la persona que actué en su nombre;
k) el flete, en la medida que deba ser pagado por el consignatario, o cualquier otra indicaci√≥n de que el flete ha de ser pagado por el consignatario;  
l) la declaración mencionada en el párrafo 3 del Artículo 23;
m) la declaración, si procede, de que las mercancías se trasportarán o podrán transportarse sobre cubierta;
n) la fecha o el plazo de entrega de las mercancías en el puerto de descarga, si en ello han convenido expresamente las partes; y
o) todo límite o límites superiores de responsabilidad que se hayan pactado de conformidad con el párrafo 4 del Artículo 6.
2. Una vez cargadas las mercanc√≠as a bordo, el porteador emitir√° un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ al cargador, si √©ste lo solicita, en el cual, adem√°s de los datos requeridos en virtud del p√°rrafo 1 de este art√≠culo, se consignar√° que las mercanc√≠as se encuentran a bordo de un buque o de unos buques determinados y se indicar√° la fecha o las fechas en que se haya efectuado la carga. Si el porteador ha emitido anteriormente un conocimiento de embarque u otro t√≠tulo representativo de cualquiera de esas mercanc√≠as al cargador, √©ste, si el porteador lo solicita, devolver√° dicho documento a cambio de un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ. Cuando el cargador solicite un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ, el porteador podr√°, para atender a esa solicitud, modificar cualquier documento emitido anteriormente si, con las modificaciones introducidas, dicho documento contiene toda la informaci√≥n que debe constar en un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ.
3. La omisión en el conocimiento de embarque de uno o varios de los datos a que se refiere este artículo no afectará a la naturaleza jurídica del documento como conocimiento de embarque, a condición, no obstante, de que se ajuste a los requisitos enunciados en el párrafo 7 del Artículo 1.
Artículo 16. Conocimientos de embarque: reservas y valor probatorio
1. Si el conocimiento de embarque contiene datos relativos a la naturaleza general, las marcas principales, el n√ļmero de bultos o piezas, el peso o la cantidad de las mercanc√≠as y el porteador o la persona que emite el conocimiento de embarque en su nombre sabe o tiene motivos razonables para sospechar que esos datos no representan con exactitud las mercanc√≠as que efectivamente ha tomado a su cargo o, en caso de haberse emitido un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ, las mercanc√≠as que efectivamente ha cargado, o si no ha tenido medios razonables para verificar esos datos, el porteador o esa persona incluir√° en el conocimiento de embarque una reserva en la que se especifiquen esas inexactitudes, los motivos de sospecha o la falta de medios razonables para verificar los datos.
2. Si el porteador o la persona que emite el conocimiento de embarque en su nombre no hace constar en ese conocimiento el estado aparente de las mercancías, se considerará que ha indicado en el conocimiento de embarque que las mercancías estaban en buen estado aparente.
3. Salvo en lo concerniente a los datos acerca de los cuales se haya hecho una reserva autorizada en virtud del párrafo 1 de este artículo y en la medida de tal reserva:
a) el conocimiento de embarque establecer√° la presunci√≥n, salvo prueba en contrario, de que el porteador ha tomado a su cargo, en caso de haberse emitido un conocimiento de embarque ‚Äúembarcado‚ÄĚ, ha cargado las mercanc√≠as tal como aparecen descritas en el conocimiento de embarque; y
b) no se admitirá al porteador la prueba en contrario si el conocimiento de embarque ha sido transferido a un tercero, incluido un consignatario, que ha procedido de buena fe basándose en la descripción de las mercancías que figuraba en ese conocimiento.
4. El conocimiento de embarque en el que no se especifique el flete o no se indique de otro modo de que el flete ha de ser pagado por el consignatario, conforme a lo dispuesto en el apartado k) del p√°rrafo 1 del Art√≠culo 15, o en el que no se especifiquen los pagos por demoras en el puerto de carga que deba hacer el consignatario, establecer√° la presunci√≥n, salvo prueba en contrario, de que el consignatario no ha de pagar ning√ļn flete ni demoras. Sin embargo, no se admitir√° al porteador la prueba en contrario cuando el conocimiento de embarque haya sido transferido a un tercero, incluido un consignatario, que haya procedido de buena fe bas√°ndose en la falta de tal indicaci√≥n en el conocimiento de embarque.
Artículo 17. Garantías proporcionadas por el cargador
1. Se considerar√° que el cargador garantiza al porteador la exactitud de los datos relativos a la naturaleza general de las mercanc√≠as, sus marcas, n√ļmero, peso y cantidad que haya proporcionado para su inclusi√≥n en el conocimiento de embarque. El cargador indemnizar√° al porteador de los perjuicios resultantes de la inexactitud de esos datos. El cargador seguir√° siendo responsable aun cuando haya transferido el conocimiento de embarque. El derecho del porteador a tal indemnizaci√≥n no limitar√° en modo alguno su responsabilidad en virtud del contrato de transporte mar√≠timo respecto de cualquier persona distinta del cargador.
2. La carta de garant√≠a o el pacto en virtud de los cuales el cargador se comprometa a indemnizar al porteador de los perjuicios resultantes de la emisi√≥n del conocimiento de embarque por el porteador o por una persona que act√ļe en su nombre, sin hacer ninguna reserva acerca de los datos proporcionados por el cargador para su inclusi√≥n en el conocimiento de embarque o acerca del estado aparente de las mercanc√≠as, no surtir√°n efecto respecto de un tercero, incluido un consignatario, al que se haya transferido el conocimiento de embarque.
3. Esa carta de garant√≠a o el pacto ser√°n v√°lidos respecto del cargador, a menos que el porteador o la persona que act√ļe en su nombre, al omitir la reserva a que se refiere el p√°rrafo 2 de este art√≠culo, tenga la intenci√≥n de perjudicar a un tercero, incluido un consignatario, que act√ļe bas√°ndose en la descripci√≥n de las mercanc√≠as que figura en el conocimiento de embarque. En ese caso, si la reserva omitida se refiere a datos proporcionados por el cargador para su inclusi√≥n en el conocimiento de embarque, el porteador no tendr√° derecho a ser indemnizado por el cargador en virtud del p√°rrafo 1 de este art√≠culo.
4. En caso de fraude intencional, a que se refiere el párrafo 3 de este artículo, el porteador será responsable, sin poder acogerse a la limitación de responsabilidad establecida en el presente Convenio, de los perjuicios que haya sufrido un tercero, incluido un consignatario, por haber actuado basándose en la descripción de las mercancías que figuraba en el conocimiento de embarque.
Artículo 18. Documentos distintos del conocimiento del embarque.
1. Cuando el porteador emita un documento distinto del conocimiento de embarque para que haga prueba del recibo de las mercancías que hayan de transportarse, ese documento establecerá la presunción, salvo prueba en contrario, de que se ha celebrado el contrato de transporte marítimo y de que el porteador se ha hecho cargo de las mercancías tal como aparecen descritas en ese documento.
PARTE V. RECLAMACIONES Y ACCIONES
Art√≠culo 19. Aviso de p√©rdida, da√Īo  retraso
1. A menos que el consignatario d√© por escrito al porteador aviso de p√©rdida o da√Īo, especificando la naturaleza de la p√©rdida o el da√Īo, a m√°s tardar el primer d√≠a laborable siguiente al de la fecha en que las mercanc√≠as hayan sido puestas en su poder, el hecho de haberlas puesto en poder del consignatario establecer√° la presunci√≥n, salvo prueba en contrario, de que el porteador ha entregado las mercanc√≠as tal como aparecen descritas en el documento de transporte o, si no se hubiere emitido ese documento, en buen estado.
2. Cuando la p√©rdida o el da√Īo no sean aparentes, las disposiciones del p√°rrafo 1 de este art√≠culo se aplicar√°n igualmente si no se da aviso por escrito dentro de un plazo de 15 d√≠as consecutivos contados desde la fecha en que las mercanc√≠as hayan sido puestas en poder del consignatario.
3. Si el estado de las mercanc√≠as ha sido objeto, en el momento en que se han puesto en poder del consignatario, de un examen o inspecci√≥n conjuntos por las partes, no se requerir√° aviso por escrito de la p√©rdida o el da√Īo que se hayan comprobado con ocasi√≥n de tal examen o inspecci√≥n.
4. En caso de p√©rdida o da√Īo, ciertos o presuntos, el porteador y el consignatario se dar√°n todas las facilidades razonables para la inspecci√≥n de las mercanc√≠as y la comprobaci√≥n del n√ļmero de bultos.
5. No se pagar√° ninguna indemnizaci√≥n por los perjuicios resultantes del retraso en la entrega, a menos que se haya dado aviso por escrito al porteador dentro de un plazo de 60 d√≠as consecutivos contados desde la fecha en que las mercanc√≠as hayan sido puestas en poder del consignatario.      
6. Si las mercancías han sido entregadas por un porteador efectivo, todo aviso que se dé al porteador efectivo en virtud de este artículo tendrá el mismo efecto que si se hubiera dado al porteador, y todo aviso que se dé al porteador tendrá el mismo efecto que si se hubiera dado al porteador efectivo.
7. Si el porteador o el porteador efectivo no dan por escrito al cargador aviso de p√©rdida o da√Īo, especificando la naturaleza  general de la p√©rdida o el da√Īo, dentro de un plazo de 90 d√≠as consecutivos contados desde la fecha en que se produjo tal p√©rdida o da√Īo o desde la fecha de entrega de las mercanc√≠as de conformidad con el p√°rrafo 2 del Art√≠culo 4, si esta fecha es posterior, se presumir√°, salvo prueba en contrario, que el porteador o el porteador efectivo no ha sufrido p√©rdida o da√Īo causados por culpa o negligencia del cargador, sus empleados o agentes.
8. A los efectos de este art√≠culo, se considerar√° que el aviso dado a una persona que act√ļe en nombre del porteador o del porteador efectivo, incluido el capit√°n o el oficial que est√© al mando del buque, o a una persona que act√ļe en nombre del cargador ha sido dado al porteador, al porteador efectivo o al cargador, respectivamente.
Artículo 20. Prescripción de las acciones
1. Toda acci√≥n relativa al transporte de mercanc√≠as en virtud del presente Convenio prescribir√° si no se ha incoado un procedimiento judicial o arbitral dentro de un plazo de dos a√Īos.
2. El plazo de prescripci√≥n comenzar√° el d√≠a en que el porteador haya entregado las mercanc√≠as o parte de ellas o, en caso de que no se hayan entregado las mercanc√≠as, el √ļltimo d√≠a en que debieran haberse entregado.
3. El día en que comienza el plazo de prescripción no estará comprendido en el plazo.
4. La persona contra la cual se dirija una reclamación podrá, en cualquier momento durante el plazo de prescripción, prorrogar ese plazo mediante declaración por escrito hecha al reclamante. Ese período podrá ser prorrogado nuevamente mediante otra declaración u otras declaraciones.
5. La acción de repetición que corresponda a la persona declarada responsable podrá ejercitarse incluso después de expirado el plazo de prescripción establecido en los párrafos anteriores, siempre que se ejercite dentro del plazo fijado por la ley del Estado en que se incoe el procedimiento. No obstante, ese plazo no podrá ser inferior a 90 días contados desde la fecha en que la persona que ejercite la acción de repetición haya satisfecho la reclamación o haya sido emplazada con respecto a la acción ejercitada contra ella.
Artículo 21. Jurisdicción
1. En todo procedimiento judicial relativo al transporte de mercancías con arreglo al presente Convenio, el demandante podrá, a su elección, ejercitar la acción ante un tribunal que sea competente de conformidad con la ley del Estado en que el tribunal esté situado y dentro de cuya jurisdicción se encuentre uno de los lugares siguientes:
a) el establecimiento principal o, a falta de éste, la residencia habitual del demandado; o
b) el lugar de celebración del contrato, siempre que el demandado tenga en él un establecimiento, sucursal o agencia por medio de los cuales se haya celebrado el contrato; o
c) el puerto de carga o el puerto de descarga; o
d) cualquier otro lugar designado al efecto en el contrato de transporte marítimo.
2. a) No obstante lo dispuesto en el p√°rrafo anterior, la acci√≥n podr√° ejercitarse ante los tribunales de cualquier puerto o lugar de un Estado Contratante en el que el buque que efect√ļe el transporte o cualquier otro buque del mismo propietario haya sido embargado de conformidad con las normas aplicables de la legislaci√≥n de ese Estado y del derecho internacional. Sin embargo, en tal caso, el demandante deber√°, si lo solicita el demandado, trasladar la acci√≥n, a su elecci√≥n, ante el tribunal de una de las jurisdicciones a que se refiere el p√°rrafo 1 de este art√≠culo para que se pronuncie sobre la reclamaci√≥n, pero, antes de ese traslado, el demandado deber√° prestar fianza bastante para responder de las sumas que pudieran adjudicarse al demandante en virtud de la decisi√≥n que recaiga en el procedimiento.
b) El tribunal del puerto o lugar del embargo resolverá toda cuestión relativa a la prestación de la fianza.
3. No podr√° incoarse ning√ļn procedimiento judicial en relaci√≥n con el transporte de mercanc√≠as en virtud del presente Convenio en un lugar distinto de los especificados en los p√°rrafos 1 o 2 de este art√≠culo. Las disposiciones de este p√°rrafo no constituir√°n obst√°culo a la jurisdicci√≥n de los Estados Contratantes en relaci√≥n con medidas provisionales o cautelares.
4. a) Cuando se haya ejercitado una acción ante un tribunal competente en virtud de los párrafos 1 o 2 de este artículo, o cuando ese tribunal haya dictado fallo, no podrá iniciarse ninguna nueva acción entre las mismas partes y por las mismas causas, a menos que el fallo dictado por el tribunal ante el que se ejercitó la primera acción no sea ejecutable en el país en que se incoe el nuevo procedimiento;
b) a los efectos de este artículo, las medidas encaminadas a obtener la ejecución de un fallo no se considerarán como inicio de una nueva acción;
c) a los efectos de este artículo, el traslado de una acción a otro tribunal del mismo país o al tribunal de otro país, de conformidad con el apartado a) del párrafo 2 de este artículo, no se considerará como inicio de una nueva acción.
5. No obstante lo dispuesto en los párrafos anteriores, surtirá efecto todo acuerdo celebrado por las partes después de presentada una reclamación basada en el contrato de transporte marítimo en el que se designe el lugar en el que el demandante podrá ejercitar una acción.
Artículo 22. Arbitraje
1. Con sujeción a lo dispuesto en este artículo, las partes podrán pactar por escrito que toda controversia relativa al transporte de mercancías en virtud del presente Convenio sea sometida a arbitraje.
2. Cuando el contrato de fletamento comprenda una estipulaci√≥n seg√ļn la cual las controversias que surjan en relaci√≥n con ese contrato ser√°n sometidas a arbitraje y un conocimiento de embarque emitido en cumplimiento del contrato de fletamento no contenga cl√°usula expresa por la que se establezca que esa estipulaci√≥n ser√° obligatoria para el tenedor del conocimiento, el porteador no podr√° invocar la estipulaci√≥n contra el tenedor que haya adquirido el conocimiento de embarque de buena fe. 
3. El procedimiento arbitral se incoará, a elección del demandante, en uno de los lugares siguientes:
a) un lugar situado en un Estado en cuyo territorio se encuentre:
i) el establecimiento principal o, a falta de √©ste, la residencia habitual del demandado; o 
ii) el lugar de celebración del contrato, siempre que el demandado tenga en él un establecimiento, sucursal o agencia por medio de los cuales se haya celebrado el contrato; o
iii) el puerto de carga o el puerto de descarga; o
b) cualquier lugar designado al efecto en la cl√°usula compromisoria o el compromiso de arbitraje.
4. El √°rbitro o el tribunal arbitral aplicar√° las normas del presente Convenio.
5. Las disposiciones de los párrafos 3 y 4 de este artículo se considerarán incluidas en toda cláusula compromisoria o compromiso de arbitraje y cualquier estipulación de tal cláusula o compromiso que sea incompatible con ellas será nula y sin efecto.
6. Ninguna de las disposiciones del presente artículo afectará a la validez del compromiso de arbitraje celebrado por las partes después de presentada la reclamación basada en el contrato de transporte marítimo.
PARTE VI. DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS
Artículo 23. Estipulaciones contractuales
1. Toda estipulación del contrato de transporte marítimo, del conocimiento de embarque o de cualquier otro documento que haga prueba del contrato de transporte marítimo será nula y sin efecto en la medida en que se aparte directa o indirectamente de las disposiciones del presente Convenio. La nulidad de esa estipulación no afectará a la validez de las demás disposiciones del contrato o documento que la incluya. Será nula y sin efecto la cláusula por la que se ceda el beneficio del seguro de las mercancías al porteador o cualquier cláusula análoga.
2. No obstante lo dispuesto en el párrafo 1 de este artículo, el porteador podrá aumentar la responsabilidad y las obligaciones que le incumben en virtud del presente Convenio.
3. Cuando se emita un conocimiento de embarque o cualquier otro documento que haga prueba del contrato de transporte marítimo, deberá incluirse en él una declaración en el sentido de que el transporte está sujeto a las disposiciones del presente Convenio que anulan toda estipulación que se aparte de ellas en perjuicio del cargador o del consignatario.
4. Cuando el titular de las mercanc√≠as haya sufrido perjuicios como consecuencia de una estipulaci√≥n que sea nula y sin efecto en virtud de este art√≠culo, o como consecuencia de la omisi√≥n de la declaraci√≥n mencionada en el p√°rrafo 3 de este art√≠culo, el porteador pagar√° una indemnizaci√≥n de la cuant√≠a necesaria para resarcir al titular, de conformidad con las disposiciones del presente Convenio, de toda p√©rdida o todo da√Īo de las mercanc√≠as o del retraso en la entrega. Adem√°s, el porteador pagar√° una indemnizaci√≥n por los gastos que haya efectuado el titular para hacer valer su derecho; sin embargo, los gastos efectuados para ejercitar la acci√≥n a que da derecho la disposici√≥n anterior se determinar√°n de conformidad con la ley del Estado en que se incoe el procedimiento.
Artículo 24. Avería gruesa
1. Ninguna disposición del presente Convenio impedirá la aplicación de las disposiciones relativas a la liquidación de la avería gruesa contenidas en el contrato de transporte marítimo o en la legislación nacional.
2. Con excepci√≥n del Art√≠culo 20, las disposiciones del presente Convenio relativas a la responsabilidad del porteador por p√©rdida o da√Īo de las mercanc√≠as determinar√°n tambi√©n si el consignatario puede negarse a contribuir a la aver√≠a gruesa y si el porteador est√° obligado a resarcir al consignatario de su contribuci√≥n a la aver√≠a gruesa o al salvamento.
Artículo 25. Otros convenios
1. El presente Convenio no modificará los derechos ni las obligaciones del porteador, del porteador efectivo y de sus empleados y agentes establecidos en los convenios internacionales o en las leyes nacionales que se refieran a la limitación de la responsabilidad de los propietarios de buques destinados a la navegación marítima.
2. Las disposiciones de los Art√≠culos 21 y 22 del presente Convenio no impedir√°n la aplicaci√≥n de las disposiciones imperativas de cualquier otro convenio multilateral que est√© en vigor en la fecha del presente Convenio, relativas a las cuestiones tratadas en dichos art√≠culos, siempre que el litigio surja √ļnicamente entre partes que tengan sus establecimientos principales en Estados partes en ese otro convenio. No obstante, este p√°rrafo no afectar√° a la aplicaci√≥n del p√°rrafo 4 del Art√≠culo 22 del presente Convenio.
3. No se incurrir√° en responsabilidad en virtud de las disposiciones del presente Convenio por el da√Īo ocasionado por un incidente nuclear si el explotador de una instalaci√≥n nuclear es responsable de ese da√Īo:
a) en virtud de la Convenci√≥n de Par√≠s de 29 de julio de 1960 sobre responsabilidad de terceros en materia de energ√≠a nuclear, enmendado por el Protocolo Adicional de 28 de enero de 1964, o de la Convenci√≥n de Viena sobre responsabilidad civil por da√Īos nucleares, de 21 de mayo de 1963, o
b) en virtud de las leyes nacionales que regulen la responsabilidad por da√Īos de esta naturaleza, a condici√≥n de que esas leyes sean tan favorables en todos sus aspectos a las personas que puedan sufrir tales da√Īos como la Convenci√≥n de Par√≠s o la Convenci√≥n de Viena.
4. No se incurrir√° en responsabilidad en virtud de las disposiciones del presente Convenio por la p√©rdida, el da√Īo o el retraso en la entrega del equipaje de que sea responsable el porteador en virtud de un convenio internacional o de una ley nacional relativos al transporte mar√≠timo de pasajeros y su equipaje.
5. Las disposiciones del presente Convenio no impedir√°n la aplicaci√≥n por los Estados Contratantes de cualquier otro convenio internacional que est√© vigente en la fecha del presente Convenio y que se aplique con car√°cter obligatorio a los contratos de transporte de mercanc√≠as ejecutados principalmente por un modo de transporte distinto del mar√≠timo. Esta disposici√≥n se aplicar√° tambi√©n a  las revisiones o enmiendas ulteriores de ese convenio internacional.
Artículo 26. Unidad de cuenta
1. La unidad de cuenta a que se refiere el Art√≠culo 6 del presente Convenio es el derecho especial de giro tal como ha sido definido por el Fondo Monetario Internacional. Las cantidades mencionadas en el Art√≠culo 6 se convertir√°n en la moneda nacional de un Estado seg√ļn el valor de esa moneda en la fecha del fallo o en la fecha acordada por las partes. El valor, en derechos especiales de giro, de la moneda nacional de un Estado Contratante que sea miembro del Fondo Monetario Internacional se calcular√° seg√ļn el m√©todo de evaluaci√≥n aplicado en la fecha de que se trate por el Fondo Monetario Internacional en sus operaciones y transacciones. El valor, en derechos especiales de giro, de la moneda nacional de un Estado Contratante que no sea miembro del Fondo Monetario Internacional se calcular√° de la manera que determine ese Estado.
2. No obstante, los Estados que no sean miembros del Fondo Monetario Internacional y cuya legislación no permita aplicar las disposiciones del párrafo 1 de este artículo podrán, en el momento de la firma o en el momento de la ratificación, la aceptación, la aprobación o la adhesión, o en cualquier momento posterior, declarar que los límites de responsabilidad establecidos en el presente Convenio que serán aplicables en sus territorios se fijarán en: 12.500 unidades monetarias por bulto u otra unidad de carga transportada o 37,5 unidades monetarias por kilogramo de peso bruto de las mercancías.
3. La unidad monetaria a que se refiere el párrafo 2 de este artículo corresponde a sesenta y cinco miligramos y medio de oro de novecientas milésimas. La conversión en moneda nacional de las cantidades indicadas en el párrafo 2 se efectuará de conformidad con la legislación del Estado interesado.
4. El c√°lculo mencionado en la √ļltima frase del p√°rrafo 1 y la conversi√≥n mencionada en el expresen en la moneda nacional del Estado Contratante el mismo valor real que el Art√≠culo 6 se expresa en unidades de cuenta. Los Estados Contratantes comunicar√°n al depositario su m√©todo de c√°lculo de conformidad con el p√°rrafo 1 de este art√≠culo o el resultado de la conversi√≥n mencionada en el p√°rrafo 3 de este art√≠culo, seg√ļn el caso, en el momento de la firma o al depositar sus instrumentos de ratificaci√≥n, aceptaci√≥n, aprobaci√≥n o adhesi√≥n, o a ejercer la opci√≥n establecida en el p√°rrafo 2 de este art√≠culo y cada vez que se produzca un cambio en el m√©todo de ese c√°lculo o en el resultado de esa conversi√≥n.
PARTE VII. CLAUSULAS FINALES
Artículo 27. Depositario
El Secretario General de las Naciones Unidas queda designado depositario del presente Convenio.
Artículo 28. Firma, ratificación, aceptación, aprobación y adhesión
1. El presente Convenio estar√° abierto a la firma de todos los Estados hasta el 30 de abril de 1979 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York.
2. El presente Convenio estará sujeto a ratificación, aceptación o aprobación por los Estados signatarios.
3. Después del 30 de abril de 1979, el presente Convenio estará abierto a la adhesión de todos los Estados que no sean Estados signatarios.
4. Los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación y adhesión se depositarán en poder del Secretario General de las Naciones Unidas.
Artículo 29. Reservas
No se podr√°n hacer reservas al presente Convenio.
Artículo 30. Entrada en vigor
1. El presente Convenio entrar√° en vigor el primer d√≠a del mes siguiente a la expiraci√≥n del plazo de un a√Īo contado desde la fecha en que haya sido depositado el vig√©simo instrumento de ratificaci√≥n, aceptaci√≥n, aprobaci√≥n o adhesi√≥n.
2. Para cada Estado que llegue a ser Estado Contratante en el presente Convenio despu√©s de la fecha en que se haya depositado el vig√©simo instrumento de ratificaci√≥n, aceptaci√≥n, aprobaci√≥n o adhesi√≥n, el Convenio entrar√° en vigor el primer d√≠a del mes siguiente a la expiraci√≥n del plazo de un a√Īo contado desde la fecha en que haya sido depositado el instrumento pertinente en nombre de ese Estado.
3. Cada Estado Contratante aplicará las disposiciones del presente Convenio a los contratos de transporte marítimo que se celebren en la fecha de entrada en vigor del Convenio respecto de ese Estado o después de esa fecha.
Artículo 31. Denuncia de otros convenios
1. Al pasar a ser Estado Contratante en el presente Convenio, todo Estado parte en el Convenio internacional para la unificación de ciertas reglas en materia de conocimientos de embarque, firmado en Bruselas el 25 de agosto de 1924 (Convenio de 1924), notificará al Gobierno de Bélgica, en calidad de depositario del Convenio de 1924, su denuncia de dicho Convenio declarando que ésta surtirá efecto a partir de la fecha en que el presente Convenio entre en vigor respecto de ese Estado.
2. Cuando el presente Convenio haya entrado en vigor de conformidad con el párrafo 1 del Artículo 30, el depositario del presente Convenio notificará al Gobierno de Bélgica, en calidad de depositario del Convenio de 1924, la fecha de esa entrada en vigor y los nombres de los Estados Contratantes respecto de los cuales el Convenio haya entrado en vigor.
3. Las disposiciones de los p√°rrafos 1 y 2 de este art√≠culo se aplicar√°n, seg√ļn corresponda, a los Estados partes en el Protocolo firmado el 23 de febrero de 1968 por el que se modifica el Convenio internacional para la unificaci√≥n de ciertas reglas en materia de conocimientos de embarque, firmado en Bruselas el 25 de agosto de 1924.
4. No obstante lo dispuesto en el Art√≠culo 2 del presente Convenio, a los efectos del p√°rrafo 1 de este art√≠culo todo Estado Contratante podr√°, si lo considera conveniente, retrasar la denuncia del Convenio de 1924 y del Convenio de 1924 modificado por el Protocolo de 1968 durante un plazo m√°ximo de cinco a√Īos contados desde la fecha de entrada en vigor del presente Convenio. En tal caso, notificar√° su intenci√≥n al Gobierno de B√©lgica. Durante ese periodo de transici√≥n, aplicar√° el presente Convenio, con exclusi√≥n de cualquier otro, respecto de los Estados Contratantes.
Artículo 32. Revisión y enmienda
1. El depositario convocar√° una conferencia de los Estados Contratantes en el presente Convenio para revisarlo o enmendarlo si lo solicita un tercio, por lo menos, de los Estados Contratantes.
2. Se entender√° que todo instrumento de ratificaci√≥n, aceptaci√≥n, aprobaci√≥n o adhesi√≥n depositado despu√©s de la entrada en vigor de una enmienda al presente Convenio se aplica al Convenio enmendado. 
Artículo 33. Revisión de las cuantías de limitación y
de la unidad de cuenta o de la unidad monetaria
1. No obstante lo dispuesto en el Art√≠culo 32, el depositario convocar√° una conferencia, de conformidad con el p√°rrafo 2 de este art√≠culo, con el √ļnico fin de modificar las cuant√≠as especificadas en el Art√≠culo 6 y en el p√°rrafo 2 del Art√≠culo 26 o de sustituir una de las unidades definidas en los p√°rrafos 1 y 3 del Art√≠culo 26, o ambas, por otras unidades. S√≥lo si se produce un cambio importante en su valor real se modificar√°n esas cuant√≠as.
2. El depositario convocará una conferencia de revisión cuando lo solicite una cuarta parte, por lo menos, de los Estados Contratantes.
3. Toda decisión de la Conferencia será adoptada por mayoría de dos tercios de los Estados participantes. El depositario comunicará la enmienda a todos los Estados Contratantes para la aceptación y a todos los Estados signatarios del Convenio para su información.
4. Toda enmienda adoptada entrar√° en vigor el primer d√≠a del mes siguiente a la expiraci√≥n del plazo de un a√Īo contado desde su aceptaci√≥n por dos tercios de los Estados Contratantes. La aceptaci√≥n se efectuar√° mediante el dep√≥sito de un instrumento formal a tal efecto en poder del depositario.
5. Después de la entrada en vigor de una enmienda, todo Estado Contratante que la haya aceptado tendrá derecho a aplicar el Convenio enmendado en sus relaciones con los Estados Contratantes que no hayan notificado al depositario, en el plazo de seis meses contados desde la adopción de la enmienda, que no se consideran obligados por esa enmienda.
6. Se entenderá que todo instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión depositado después de la entrada en vigor de una enmienda al presente Convenio se aplica al Convenio enmendado.
Artículo 34. Denuncia
1. Todo Estado Contratante podrá denunciar el presente Convenio en cualquier momento mediante notificación hecha por escrito al depositario.
2. La denuncia surtir√° efecto el primer d√≠a del mes siguiente a la expiraci√≥n del plazo de un a√Īo contado desde la fecha en que la notificaci√≥n haya sido recibida por el depositario. Cuando en la notificaci√≥n se establezca un plazo mas largo, la denuncia surtir√° efecto a la expiraci√≥n de ese plazo, contado desde la fecha en que la notificaci√≥n haya asido recibida por el depositario.
Hecho en Hamburgo, el d√≠a treinta y uno de marzo de mil novecientos sesenta y ocho, en un solo original, cuyos textos en √°rabe, chino, espa√Īol, franc√©s, ingl√©s y ruso son igualmente aut√©nticos.
En testimonio de lo cual, los plenipotenciarios infrascritos, debidamente autorizados por sus respectivos Gobiernos, han firmado el presente Convenio.‚ÄĚ
Art√≠culo 2¬į.- Comun√≠quese al Poder Ejecutivo.
Aprobado el Proyecto de Ley por la Honorable C√°mara de Senadores, a tres d√≠as del mes de marzo del a√Īo dos mil cinco, quedando sancionado el mismo por la Honorable C√°mara de Diputados, a treintai√ļn d√≠as del mes de mayo del a√Īo dos mil cinco, de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 204 de la Constituci√≥n Nacional.

Archivos adjuntos Antecedente

Antecedente de la Ley N¬ļ 2614






De interes

¬ŅTienes alguna duda? ponte en contacto con nosotros