Leyes Paraguayas

Ley N¬ļ 4564 / APRUEBA LA CONVENCION PARA REDUCIR LOS CASOS DE APATRIDIA

Descargar Archivo: Ley N¬į 4564 (555.11 KB)

Descripción

Ley N¬į 4564 | Aprueba Convenci√≥n para Reducir los Casos de Apatridia


LEY N¬į 4564
QUE APRUEBA LA CONVENCION PARA REDUCIR LOS CASOS DE APATRIDIA
EL CONGRESO DE LA NACION PARAGUAYA SANCIONA CON FUERZA DE
LEY
Art√≠culo 1¬į.- Apru√©base la ‚ÄúConvenci√≥n para Reducir los Casos de Apatridia‚ÄĚ, adoptada en la ciudad de Nueva Yord, Estados Unidos de Am√©rica, el 30 de agosto de 1961, cuyo texto es como sigue:
CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNICAS SOBRE LA SUPRESION O LA REDUCCION DE LA APATRIDIA EN LO PORVENIR
CONVENCION
PARA
REDUCIR LOS CASOS DE APATRIDIA
NACIONES UNIDAS
1961
Los Estados Contratantes, 
Actuando en cumplimiento de la Resoluci√≥n 896 (IX), adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 4 de diciembre de 1954, y 
Considerando conveniente reducir la apatridia mediante un Acuerdo Internacional, 
Han convenido en lo siguiente: 
Artículo 1
1. Todo Estado contratante conceder√° su nacionalidad a la persona nacida en su territorio que de otro modo ser√≠a ap√°trida. Esta nacionalidad se conceder√°: 
a) De pleno derecho en el momento del nacimiento, o 
b) Mediante solicitud presentada ante la autoridad competente por el interesado o en su nombre, en la forma prescrita por la legislaci√≥n del Estado de que se trate. Salvo lo dispuesto en el p√°rrafo 2 del presente art√≠culo, la solicitud no podr√° ser rechazada. 
Todo Estado contratante cuya legislaci√≥n prevea la concesi√≥n de su nacionalidad mediante solicitud, seg√ļn el apartado b) del presente p√°rrafo, podr√° asimismo conceder su nacionalidad de pleno derecho a la edad y en las condiciones que prescriba su legislaci√≥n nacional. 
2. Todo Estado contratante podr√° subordinar la concesi√≥n de su nacionalidad seg√ļn el apartado b) del p√°rrafo 1 del presente art√≠culo a una o m√°s de las condiciones siguientes: 
a) Que la solicitud se presente dentro de un per√≠odo fijado por el Estado contratante, que deber√° comenzar a m√°s tardar a la edad de 18 (dieciocho) a√Īos y que no podr√° terminar antes de la edad de 21 (veinti√ļn) a√Īos, entendi√©ndose que el interesado deber√° disponer de un plazo de un a√Īo, por los menos, para suscribir la solicitud personalmente y sin habilitaci√≥n; 
b) Que el interesado haya residido habitualmente en el territorio nacional por un per√≠odo fijado por el Estado contratante, sin que pueda exigirse una residencia de m√°s de 10 (diez) a√Īos en total ni que el per√≠odo inmediatamente anterior a la presentaci√≥n de la solicitud exceda de 5 (cinco) a√Īos; 
c) Que el interesado no haya sido condenado por un delito contra la seguridad nacional ni a una pena de 5 (cinco) o m√°s a√Īos de prisi√≥n por un hecho criminal; 
d) Que el interesado no haya adquirido una nacionalidad al nacer o posteriormente. 
3. No obstante lo dispuesto en el apartado b) del p√°rrafo 1 y en el p√°rrafo 2 del presente art√≠culo, todo hijo nacido dentro del matrimonio en el territorio de un Estado contratante cuya madre sea nacional de ese Estado, adquirir√° en el momento del nacimiento la nacionalidad de dicho Estado si de otro modo ser√≠a ap√°trida. 
4. Todo Estado contratante conceder√° su nacionalidad a la persona que de otro modo ser√≠a ap√°trida y que no ha podido adquirir la nacionalidad del Estado contratante en cuyo territorio ha nacido por haber pasado la edad fijada para la presentaci√≥n de su solicitud o por no reunir los requisitos de residencia exigidos, si en el momento del nacimiento del interesado uno de los padres ten√≠a la nacionalidad del Estado contratante mencionado en primer t√©rmino. Si los padres no ten√≠an la misma nacionalidad en el momento del nacimiento de la persona, la legislaci√≥n del Estado contratante cuya nacionalidad se solicita determinar√° si esa persona sigue la condici√≥n del padre o la de la madre. Si la nacionalidad as√≠ determinada se concede mediante la presentaci√≥n de una solicitud, tal solicitud deber√° ser presentada por la persona interesada o en su nombre ante la autoridad competente y en la forma prescrita por la legislaci√≥n del Estado contratante. 
5. Todo Estado contratante podr√° subordinar la concesi√≥n de su nacionalidad seg√ļn el p√°rrafo 4 del presente art√≠culo a una o varias de las condiciones siguientes: 
a) Que la solicitud se presente antes de que el interesado alcance la edad determinada por el Estado contratante, la que no podr√° ser inferior a 23 (veintitr√©s) a√Īos; 
b) Que el interesado haya residido habitualmente en el territorio del Estado contratante durante un per√≠odo inmediatamente anterior a la presentaci√≥n de la solicitud determinado por ese Estado, sin que pueda exigirse que dicho per√≠odo exceda de 3 (tres) a√Īos; 
c) Que el interesado no haya adquirido una nacionalidad al nacer o posteriormente. 
Artículo 2
Salvo prueba en contrario, se presume que un exp√≥sito que ha sido hallado en el territorio de un Estado contratante ha nacido en ese territorio, de padres que poseen la nacionalidad de dicho Estado. 
Artículo 3
A los efectos de determinar las obligaciones de los Estados contratantes en la presente Convenci√≥n, el nacimiento a bordo de un buque o en una aeronave se considerar√°, seg√ļn sea el caso, como ocurrido en el territorio del Estado cuyo pabell√≥n enarbole el buque o en el territorio del Estado en que est√© matriculada la aeronave. 
Artículo 4
1. Todo Estado contratante conceder√° su nacionalidad a una persona que no haya nacido en el territorio de un Estado contratante y que de otro modo ser√≠a ap√°trida si en el momento del nacimiento del interesado uno de los padres ten√≠a la nacionalidad del primero de esos Estados. Si los padres no ten√≠an la misma nacionalidad en el momento del nacimiento de la persona, la legislaci√≥n de dicho Estado contratante determinar√° si el interesado sigue la condici√≥n del padre o la de la madre. La nacionalidad a que se refiere este p√°rrafo se conceder√°: 
a) De pleno derecho en el momento del nacimiento, o 
b) Mediante solicitud presentada ante la autoridad competente por el interesado o en su nombre, en la forma prescrita por la legislaci√≥n del Estado de que se trate. Salvo lo dispuesto en el p√°rrafo 2 del presente art√≠culo, la solicitud no podr√° ser rechazada. 
2. Todo Estado contratante podr√° subordinar la concesi√≥n de la nacionalidad, seg√ļn el p√°rrafo 1 del presente art√≠culo, a una o varias de las condiciones siguientes: 
a) Que la solicitud se presente antes de que el interesado alcance la edad determinada por el Estado contratante, la que no podr√° ser inferior a 23 (veintitr√©s) a√Īos; 
b) Que el interesado haya residido habitualmente en el territorio del Estado contratante durante un per√≠odo inmediatamente anterior a la presentaci√≥n de la solicitud determinado por ese Estado, sin que pueda exigirse que dicho per√≠odo exceda de 3 (tres) a√Īos; 
c) Que el interesado no haya sido condenado por un delito contra la seguridad nacional; 
d) Que el interesado no haya adquirido una nacionalidad al nacer o posteriormente. 
Artículo 5
1. Si la legislaci√≥n de un Estado contratante prev√© la p√©rdida de la nacionalidad como consecuencia de un cambio de estado tal como el matrimonio, la disoluci√≥n del matrimonio, la legitimaci√≥n, el reconocimiento o la adopci√≥n, dicha p√©rdida estar√° subordinada a la posesi√≥n o la adquisici√≥n de la nacionalidad de otro Estado. 
2. Si, de conformidad con la legislaci√≥n de un Estado contratante, un hijo natural pierde la nacionalidad de dicho Estado como consecuencia de un reconocimiento de filiaci√≥n, se le ofrecer√° la posibilidad de recobrarla mediante una solicitud presentada ante la autoridad competente, solicitud que no podr√° ser objeto de condiciones m√°s estrictas que las determinadas en el p√°rrafo 2 del Art√≠culo 1 de la presente Convenci√≥n. 
Artículo 6
Si la legislaci√≥n de un Estado contratante prev√© que el hecho de que una persona pierda su nacionalidad o se vea privada de ella entra√Īa la p√©rdida de esa nacionalidad por el c√≥nyuge o los hijos, la p√©rdida de la nacionalidad por estos √ļltimos estar√° subordinada a la posesi√≥n o a la adquisici√≥n de otra nacionalidad. 
Artículo 7
1. a) Si la legislaci√≥n de un Estado contratante prev√© la renuncia a la nacionalidad, dicha renuncia s√≥lo ser√° efectiva si el interesado tiene o adquiere otra nacionalidad; 
b) La disposici√≥n del apartado a) del presente p√°rrafo no se aplicar√° cuando su aplicaci√≥n sea incompatible con los principios enunciados en los Art√≠culos 13 y 14 de la Declaraci√≥n Universal de Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. 
2. El nacional de un Estado contratante que solicite la naturalizaci√≥n en un pa√≠s extranjero no perder√° su nacionalidad a menos que adquiera o se le haya dado la seguridad de que adquirir√° la nacionalidad de dicho pa√≠s. 
3. Salvo lo dispuesto en los p√°rrafos 4 y 5 del presente art√≠culo, el nacional de un Estado contratante no podr√° perder su nacionalidad, si al perderla ha de convertirse en ap√°trida, por el hecho de abandonar el pa√≠s cuya nacionalidad tiene, residir en el extranjero, dejar de inscribirse en el registro correspondiente o cualquier otra raz√≥n an√°loga. 
4. Los naturalizados pueden perder la nacionalidad por residir en el extranjero durante un per√≠odo fijado por la legislaci√≥n del Estado contratante, que no podr√° ser menor de 7 (siete) a√Īos consecutivos, si no declaran ante las autoridades competentes su intenci√≥n de conservar su nacionalidad. 
5. En el caso de los nacionales de un Estado contratante nacidos fuera de su territorio, la legislaci√≥n de ese Estado podr√° subordinar la conservaci√≥n de la nacionalidad, a partir del a√Īo siguiente a la fecha en que el interesado alcance la mayor√≠a de edad, al cumplimiento del requisito de residencia en aquel momento en el territorio del Estado o de inscripci√≥n en el registro correspondiente. 
6. Salvo en los casos a que se refiere el presente art√≠culo, una persona no perder√° la nacionalidad de un Estado contratante, si dicha p√©rdida puede convertirla en ap√°trida, aunque dicha p√©rdida no est√© expresamente prohibida por ninguna otra disposici√≥n de la presente Convenci√≥n. 
Artículo 8
1. Los Estados contratantes no privar√°n de su nacionalidad a una persona si esa privaci√≥n ha de convertirla en ap√°trida. 
2. No obstante lo dispuesto en el p√°rrafo 1 del presente art√≠culo, una persona podr√° ser privada de la nacionalidad de un Estado contratante: 
a) En los casos en que, con arreglo a los p√°rrafos 4 y 5 del Art√≠culo 7, cabe prescribir que pierda su nacionalidad; 
b) Cuando esa nacionalidad haya sido obtenida por declaraci√≥n falsa o por fraude. 
3. No obstante lo dispuesto en el p√°rrafo 1 del presente art√≠culo, los Estados contratantes podr√°n conservar la facultad para privar a una persona de su nacionalidad si en el momento de la firma, ratificaci√≥n o adhesi√≥n especifican que se reservar√°n tal facultad por uno o varios de los siguientes motivos, siempre que √©stos est√©n previstos en su legislaci√≥n nacional en ese momento: 
a) Cuando, en condiciones incompatibles con el deber de lealtad al Estado contratante, la persona, 
i) A pesar de una prohibici√≥n expresa del Estado contratante, haya prestado o seguido prestando servicios a otro Estado, haya recibido o seguido recibiendo dinero de otro Estado, o 
ii) Se haya conducido de una manera gravemente perjudicial para los intereses esenciales del Estado. 
b) Cuando la persona haya prestado juramento de lealtad o hecho una declaraci√≥n formal de lealtad a otro Estado, o dado pruebas decisivas de su determinaci√≥n de repudiar la lealtad que debe al Estado contratante. 
4. Los Estados contratantes solamente ejercer√°n la facultad de privar a una persona de su nacionalidad, en las condiciones definidas en los p√°rrafos 2 √≥ 3 del presente art√≠culo, en conformidad con la ley, la cual proporcionar√° al interesado la posibilidad de servirse de todos sus medios de defensa ante un tribunal o cualquier otro √≥rgano independiente. 
Artículo 9
Los Estados contratantes no privar√°n de su nacionalidad a ninguna persona o a ning√ļn grupo de personas, por motivos raciales, √©tnicos, religiosos o pol√≠ticos. 
Artículo 10
1. Todo tratado entre los Estados contratantes que disponga la transferencia de un territorio incluir√° disposiciones para asegurar que ninguna persona se convertir√° en ap√°trida como resultado de dicha transferencia. Los Estados contratantes pondr√°n el mayor empe√Īo en asegurar que dichas disposiciones figuren en todo tratado de esa √≠ndole que concierten con un Estado que no sea parte en la presente Convenci√≥n. 
2. A falta de tales disposiciones, el Estado contratante al que se haya cedido un territorio o que de otra manera haya adquirido un territorio conceder√° su nacionalidad a las personas que de otro modo se convertir√≠an en ap√°tridas como resultado de la transferencia o adquisici√≥n de dicho territorio. 
Artículo 11
Los Estados contratantes se comprometen a promover la creaci√≥n dentro de la √≥rbita de las Naciones Unidas, tan pronto como sea posible despu√©s del dep√≥sito del sexto instrumento de ratificaci√≥n o de adhesi√≥n, de un organismo al que podr√°n acudir las personas que se crean con derecho a acogerse a la presente Convenci√≥n, para que examine su pretensi√≥n y las asista en la presentaci√≥n de la misma ante la autoridad competente. 
Artículo 12
1. En relaci√≥n con un Estado contratante que no conceda su nacionalidad de pleno derecho, seg√ļn el p√°rrafo 1 del Art√≠culo 1 o el Art√≠culo 4 de la presente Convenci√≥n, en el momento del nacimiento de la persona, una u otra disposici√≥n, seg√ļn sea el caso, ser√° de aplicaci√≥n a las personas nacidas tanto antes como despu√©s de la fecha de entrada en vigor de la presente Convenci√≥n. 
2. El p√°rrafo 4 del Art√≠culo 1 de la presente Convenci√≥n ser√° de aplicaci√≥n a las personas nacidas tanto antes como despu√©s de la fecha de entrada en vigor de la presente Convenci√≥n. 
3. El Art√≠culo 2 de la presente Convenci√≥n se aplicar√° solamente a los exp√≥sitos hallados en el territorio de un Estado contratante despu√©s de la fecha de entrada en vigor de la presente Convenci√≥n para ese Estado. 
Artículo 13
Nada de lo establecido en la presente Convenci√≥n se opondr√° a la aplicaci√≥n de las disposiciones m√°s favorables para la reducci√≥n de los casos de apatridia que figuren en la legislaci√≥n nacional en vigor o que se ponga en vigor en los Estados contratantes, o en cualquier otro tratado, convenci√≥n o acuerdo que est√© en vigor o que entre en vigor entre dos o m√°s Estados contratantes. 
Artículo 14
Toda controversia que surja entre Estados contratantes referente a la interpretaci√≥n o la aplicaci√≥n de la presente Convenci√≥n, que no pueda ser solucionada por otros medios, podr√° ser sometida a la Corte Internacional de Justicia por cualquiera de las partes en la controversia. 
Artículo 15
1. La presente Convenci√≥n se aplicar√° a todos los territorios no aut√≥nomos, en fideicomiso, coloniales y otros territorios no metropolitanos de cuyas relaciones internacionales est√© encargado cualquier Estado contratante; el Estado contratante interesado deber√°, sin perjuicio de las disposiciones del p√°rrafo 2 del presente art√≠culo, declarar en el momento de la firma, ratificaci√≥n o adhesi√≥n a qu√© territorio o territorios no metropolitanos se aplicar√° ipso facto la Convenci√≥n en raz√≥n de tal firma, ratificaci√≥n o adhesi√≥n. 
2. En los casos en que, para los efectos de la nacionalidad, un territorio no metropolitano no sea considerado parte integrante del territorio metropolitano, o en los casos en que se requiera el previo consentimiento de un territorio no metropolitano en virtud de las leyes o pr√°cticas constitucionales del Estado contratante o del territorio no metropolitano para que la Convenci√≥n se aplique a dicho territorio, el Estado contratante tratar√° de lograr el consentimiento necesario del territorio no metropolitano dentro del t√©rmino de 12 (doce) meses a partir de la fecha de la firma de la Convenci√≥n por ese Estado contratante, y cuando se haya logrado tal consentimiento el Estado contratante lo notificar√° al Secretario General de las Naciones Unidas. La presente Convenci√≥n se aplicar√° al territorio o territorios mencionados en tal notificaci√≥n desde la fecha en que la reciba el Secretario General. 
3. Despu√©s de la expiraci√≥n del t√©rmino de 12 (doce) meses mencionado en el p√°rrafo 2 del presente art√≠culo, los Estados contratantes interesados informar√°n al Secretario General de los resultados de las consultas celebradas con aquellos territorios no metropolitanos de cuyas relaciones internacionales est√°n encargados y cuyo consentimiento para la aplicaci√≥n de la presente Convenci√≥n haya quedado pendiente. 
Artículo 16
1. La presente Convenci√≥n quedar√° abierta a la firma en la Sede de las Naciones Unidas del 30 de agosto de 1961 al 31 de mayo de 1962. 
2. La presente Convenci√≥n quedar√° abierta a la firma: 
a) De todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas; 
b) De cualquier otro Estado invitado a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la supresi√≥n o la reducci√≥n de la apatridia en lo porvenir; 
c) De todo Estado al cual la Asamblea General de las Naciones Unidas dirigiere una invitaci√≥n al efecto de la firma o de la adhesi√≥n. 
3. La presente Convenci√≥n ser√° ratificada y los instrumentos de ratificaci√≥n se depositar√°n en poder del Secretario General de las Naciones Unidas. 
4. Los Estados a que se refiere el p√°rrafo 2 del presente art√≠culo podr√°n adherirse a esta Convenci√≥n. La adhesi√≥n se efectuar√° mediante el dep√≥sito de un instrumento de adhesi√≥n en poder del Secretario General de las Naciones Unidas. 
Artículo 17
1. En el momento de la firma, la ratificaci√≥n o la adhesi√≥n, todo Estado puede formular reservas a los Art√≠culos 11, 14 y 15. 
2. No podr√° hacerse ninguna otra reserva a la presente Convenci√≥n. 
Artículo 18
1. La presente Convenci√≥n entrar√° en vigor 2 (dos) a√Īos despu√©s de la fecha de dep√≥sito del sexto instrumento de ratificaci√≥n o de adhesi√≥n. 
2. Para todo Estado que ratifique o se adhiera a la presente Convenci√≥n despu√©s del dep√≥sito del sexto instrumento de ratificaci√≥n o de adhesi√≥n, la Convenci√≥n entrar√° en vigor el nonag√©simo d√≠a siguiente a la fecha del dep√≥sito por dicho Estado de su instrumento de ratificaci√≥n o de adhesi√≥n o en la fecha de entrada en vigor de la Convenci√≥n de acuerdo con el p√°rrafo 1 del presente art√≠culo si esta √ļltima fecha es posterior. 
Artículo 19
1. Todo Estado contratante podr√° denunciar la presente Convenci√≥n en cualquier momento, mediante notificaci√≥n escrita dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas. La denuncia surtir√° efecto respecto de dicho Estado 1 (un) a√Īo despu√©s de la fecha en que el Secretario General la haya recibido. 
2. En los casos en que, de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 15, la presente Convenci√≥n se haya hecho aplicable a un territorio no metropolitano de un Estado contratante, √©ste, con el consentimiento del territorio de que se trate, podr√°, desde entonces, notificar en cualquier momento al Secretario General de las Naciones Unidas que denuncia la Convenci√≥n por lo que respecta a dicho territorio, La denuncia surtir√° efecto 1 (un) a√Īo despu√©s de la fecha en que haya sido recibida la notificaci√≥n por el Secretario General, quien informar√° de dicha notificaci√≥n y de la fecha en que la haya recibido a todos los dem√°s Estados contratantes. 
Artículo 20
1. El Secretario General de las Naciones Unidas notificar√° a todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas y a los Estados no miembros mencionados en el Art√≠culo 16: 
a) Las firmas, ratificaciones y adhesiones previstas en el Art√≠culo 16; 
b) Las reservas formuladas con arreglo a lo previsto en el Art√≠culo 17; 
c) La fecha en que la presente Convenci√≥n entrar√° en vigor en aplicaci√≥n de lo dispuesto en el Art√≠culo 18; 
d) Las denuncias previstas en el Art√≠culo 19. 
2. El Secretario General de las Naciones Unidas se√Īalar√° a la atenci√≥n de la Asamblea General, a m√°s tardar despu√©s del dep√≥sito del sexto instrumento de ratificaci√≥n o de adhesi√≥n, la cuesti√≥n de la creaci√≥n, de conformidad con lo dispuesto en el Art√≠culo 11, del organismo mencionado en ese art√≠culo. 
Artículo 21
La presente Convenci√≥n ser√° registrada por el Secretario General de las Naciones Unidas en la fecha de su entrada en vigor. 
EN FE DE LO CUAL, los plenipotenciarios infrascritos han firmado la presente Convenci√≥n. 
HECHA en Nueva York, el treinta de agosto de un mil novecientos sesenta y uno, en un solo ejemplar, cuyos textos en chino, espa√Īol, franc√©s, ingl√©s y ruso hacen fe por igual, que ser√° depositado en los archivos de las Naciones Unidas y del cual el Secretario General de las Naciones Unidas entregar√° copias debidamente certificadas a todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas y a todos los Estados no miembros a que se hace referencia en el Art√≠culo 16 de la presente Convenci√≥n.‚ÄĚ 
Art√≠culo 2¬į.- Comun√≠quese al Poder Ejecutivo.
Aprobado el Proyecto de Ley por la Honorable C√°mara de Senadores, a veintisiete d√≠as del mes de octubre del a√Īo dos mil once, quedando sancionado el mismo, por la Honorable C√°mara de Diputados, a seis d√≠as del mes de diciembre del a√Īo dos mil once, de conformidad a lo dispuesto en el Art√≠culo 204 de la Constituci√≥n Nacional.

De interes

¬ŅTienes alguna duda? ponte en contacto con nosotros